miércoles, 3 de febrero de 2016

Marchan y se plantan en San Cristóbal de las Casas desplazados de Shulvó, adherentes a La Sexta

Centro de Medios Libres
03 febrero, 2016
AUDIOS:
Por qué salimos a marchar [3:50] Hide Player | Play in Popup | Download
Comunicado declarando el plantón en la Plaza de la Resistencia [12:13] Hide Player | Play in Popup | Download
 
San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 3 de febrero de 2016.- Al filo de las 9 de la mañana indígenas tzotziles desplazados de la comunidad de Shulvó, Zinacantán, organizados en el Municipio Autónomo Vicente Guerrero, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, marcharon desde el Puente Blanco en esta ciudad hasta la Plaza de la Resistencia, aledaña a la catedral. Ahí se declararon en plantón indefinido hasta que se logre el retorno de 46 personas de 9 familias, desplazadas el 9 de diciembre pasado en un operativo conjunto de la CFE y paramilitares priístas de la zona. El plantón quedó instalado en el norte de la plaza, mientras los priístas autores del desplazamiento exigen a cada familia una multa de 100 mil pesos para que las familias adherentes puedan retornar a su comunidad.
La marcha estuvo conformada por las familias desplazadas, así como de miembros del Municipio Autónomo y colectivos estudiantiles solidarios. Muy visiblemente había mantas con la demanda de retorno inmediato, como en movilizaciones previas del Municipio Autónomo y de los desplazados de Shulvó también había mantas exigiendo la presentación inmediata de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.
 
En un comunicado de prensa leído esta mañana, las autoridades del Municipio Autónomo adherente a La Sexta exigen:
1.- Retorno inmediato a nuestros hogares, comunidad de Shulvó.
2.- Reparación de los daños ocasionados por los caciques del PRI.
3.- Castigo para los responsables materiales e intelectuales del desplazamiento forzado.
4.- Reinstalación inmediata de los servicios de agua, electricidad y teléfono.
5.- Alto a las amenazas y hostigamiento a los adherentes de La Sexta de la comunidad de Shulvó, municipio de Zinacantán.
Tras leer el comunicado de prensa, las familias desplazadas y las autoridades del Municipio Autónomo Vicente Guerrero adherente a La Sexta se declararon en plantón indefinido en la Plaza de la Resistencia, procediendo a instalar lonas y mantas informativas donde se mantendrán hasta que sus demandas sean resueltas. Mientras, la catedral sigue cerrada debido a las labores de remozamiento previas al arribo del Papa el 15 de febrero próximo a esta ciudad, evento para el cual está diseñado un estado de excepción que se proclama por los medios de comunicación comerciales estos días.
Comunicado íntegro del Municipio Autónomo Vicente Guerrero leído esta mañana:
San Cristóbal de las Casas, Chiapas a 3 de febrero de 2016.
A los medios de comunicación alternativos:
A los centros de derechos humanos oficiales e independientes:
A las organizaciones populares y democráticas:
A los adherentes de La Sexta nacional e internacional:
Al pueblo en general:
El reposicionamiento del priísmo tal como se venía denunciando desde la llegada de Enrique Peña Nieto al frente del ejecutivo federal, se ha traducido en múltiples crímenes como las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, encarcelamientos de luchadores sociales como presos políticos, desalojos y desplazamientos forzados ejecutados por las fuerzas castrenses y sus paramilitares cobijados por los distintos partidos políticos electoreros que defienden intereses de caciques locales, de la oligarquía nacional e internacional.
 
El gobierno de Manuel Velasco Coello al servicio de los intereses empresariales, caciquiles, crea grupos paramilitares y de choque afiliados a los partidos electoreros en el poder para golpear, intimidar, hostigar y desarticular a las organizaciones del pueblo indígena y campesino.
Una y otra vez el gobierno de los distintos niveles con viejos y nuevos rostros pretenden mantener el dominio en cada una de las regiones de Chiapas, como es el caso de la comunicad de Shulvó, municipio de Zinacantán, Chiapas, donde a través de grupos de choque de corte paramilitar hostigan, intimidan y han desalojado a 9 familias con un total de 47 integrantes desde el pasado 9 de diciembre de 2015, todos ellos compañeros adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, del Municipio Autónomo Vicente Guerrero.
Por esta razón como autoridades del Municipio Autónomo Vicente Guerrero venimos denunciando el hostigamiento, intimidación y agresiones hacia nuestros compañeros el día martes 3 de noviembre derivando en el desplazamiento forzado de 9 familias el 9 de diciembre de 2015 en la localidad de Shulvó por personas pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes también pertenecen a distintas religiones protestantes, junto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), acudieron a las casas de 4 familias, amenazando a compañeras mujeres y niños, cortaron el suministro del agua, energía eléctrica y el teléfono, dejándonos sin los servicios básicos, en la incomunicación con los demás compañeros y bajo amenazas a las familias organizadas en la Sexta Declaración.
Es claro que la política del gobierno de Velasco Coello no responde a los intereses de los indígenas y campesinos, su gobierno es represor y como política fortalece y da cobertura total a los grupos paramilitares o caciques a su servicio, quienes en Chiapas cometen crímenes de lesa humanidad contra los integrantes de las organizaciones del pueblo trabajador del campo y la ciudad como lo ocurrido contra nuestros compañeros de Shulvó, en condiciones de desplazamiento forzado.
Desde el día 9 de diciembre de 2015 en un acto de represión dirigido por autoridades oficialistas afiliados al PRI, nuestros compañeros fueron desalojados con lujo de violencia por alrededor de 60 personas lideradas por el señor Mariano Pérez Pérez, agente auxiliar municipal de Shulvó y Mariano Ruíz Vázquez, suplente, quienes causaron daños y destrozos, dañando vehículos de los compañeros, con palos y piedras fuimos desalojados de nuestras casas y hasta la fecha en nuestra condición de desplazados las amenazas no cesan.
La tarde del desalojo, luego de haber sido desalojados nuestros compañeros, las autoridades del Municipio Autónomo Vicente Guerrero hicimos acto de presencia para constatar los destrozos de las casas de nuestros compañeros, los priístas al percatarse de nuestra presencia comenzaron a agredirnos física y verbalmente. Sin embargo, nos retiramos del lugar para evitar un enfrentamiento, pero este grupo ya se encontraba en la salida de la comunidad, esperándonos con piedras y cohetes, agrediendo a los carros en los que nos transportábamos, hecho que dejó a varios compañeros heridos a cauisa de las piedras lanzadas.
Entre amenazas y agresiones verbales de las autoridades, hemos denunciado nuestra situación de desplazados forzados por motivos políticos y, a casi 3 meses en esta condición la respuesta a nuestras demandas ha sido la indiferencia, ninguna instancia ha dado respuesta a nuestro retorno inmediato y al casito a los autores materiales e intelectuales de nuestro desplazamiento forzado, actitud gubernamental que confirma su omisión y comisión respecto a la violación sistemática de los derechos humanos desde el Estado mexicano.
La situación política y social que prevalece en Chiapas y en la comunidad de Shulvó en Zinacantán, es reflejo de la política represiva y opresión de este actual gobierno hacia toda expresión organizativa, criminalizando las demandas justas y legítimas como desplazados, el gobierno hace oídos sordos y niega el fenómeno del desplazamiento por motivos políticos y protege a sus grupos de choque, paramilitares de los partidos del PRI y Verde.
El Estado, a través de sus agentes policíacos hace los señalamientos criminalizando nuestra lucha como movimiento popular, y nos dicen “Porque son simpatizantes del EZLN y adherentes de la Sexta Declaración”, “los vamos a colgar y desaparecerlos porque el gobierno no quiere gente organizada”, son las expresiones que confirman los móviles políticos de nuestro desplazamiento y que constituye parte del terrorismo de Estado.
Como autoridades del Municipio Autónomo Vicente Guerrero denunciamos enérgicamente estas agresiones y el desplazamiento de 9 familias (hombres, mujeres, niños y ancianos) que se encuentran en condiciones de desplazados forzados luego de que el grupo de choque de carácter paramilitar nos desalojara de manera violenta.
Desde hace más de 2 meses nos encontramos en esta condición en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, bajo condiciones inhumanas, sin empleo y atenciones médicas hemos sobrevivido 36 personas, el resto se ha refugiado en la comunidad con algunos familiares pero bajo constantes amenazas y vigilancia de los priístas, sin la posibilidad de acceder a ningún servicio como los molinos para preparar sus alimentos, sin agua y sin energía eléctrica. Cualquier ayuda desde la misma comunidad es vista como complicidad y motivo de hostigamientos y amenazas.
Por esta condición de indefensión y de insalubridad, de falta de empleo, de amenazas, hostigamiento, de desplazados forzados por motivos políticos, las 9 familias de la comunidad de Shulvó hemos optado por instalarnos en plantón por tiempo indefinido en la Plaza de la Resistencia para exigir el retorno inmediato a nuestras familias a nuestro lugar de origen, la reparación integral de los daños ocasionados y el castigo para los responsables materiales e intelectuales del desplazamiento forzado que vivimos porque de este hecho es responsable el gobierno de Manuel Velasco Coello y Enrique Peña Nieto quienes a través de sus políticas entreguistas han reformado leyes que atentan contra los intereses del pueblo y sus comunidades.
 Como autoridades del Municipio Autónomo Vicente Guerrero, exigimos al gobierno de los tres niveles federal, estatal y municipal:
1.- Retorno inmediato a nuestros hogares, comunidad de Shulvó.
 2.- Reparación de los daños ocasionados por los caciques del PRI.
 3.- Castigo para los responsables materiales e intelectuales del desplazamiento forzado.
 4.- Reinstalación inmediata de los servicios de agua, electricidad y teléfono.
 5.- Alto a las amenazas y hostigamiento a los adherentes de La Sexta de la comunidad de Shulvó, municipio de Zinacantán.
De nuestra integridad física y psicológica de cualquier compañero de Shulvó y del Municipio Autónomo Vicente Guerrero, responsabilizamos al gobierno de Enrique Peña Nieto, al gobernador del estado Manuel Velasco Coello, al presidente municipal de Zinacantán Manuel Martínez Jiménez, a las autoridades oficiales afiliados al PRI: Mariano Pérez Pérez, Mariano Ruíz Vázquez, Juan Pérez López y José Hernández López (ex Agente Rural de Shulvó, Segundo ex Agente Rural, primer representante y líder priísta de Shulvó y segundo líder priísta, respectivamente) y las autoridades actuales de Shulvó: José Pérez Pérez y Domingo Ruiz Vázquez, Primer y Segundo Agente Rural.
Hacemos un llamado extenso a los centros de derechos humanos oficiales e independientes para atender esta situación y aportar con sus oficios a la pronta solución del desplazamiento forzado en que nos encontramos.
Al pueblo creyente, a solidarizarse en la medida de sus condiciones, a las organizaciones populares y a las personas humanamente solidarias a estar pendientes de la marcha de este plantón indefinido que hemos decidido instalar como mecanismo para lograr el retorno a nuestras casas.
A la Diócesis de San Cristóbal de las Casas a pronunciarse contra la política represiva del Estado que sigue dejando cientos de miles de víctimas de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, encarcelamientos de luchadores sociales, despojo y desplazamientos forzados.
COMBATIVAMENTE
¡Retorno inmediato a las familias desplazadas de Shulvó!
¡Castigo para los responsables materiales e intelectuales del desplazamiento forzado!
¡Reparación de los daños ocasionados por los caciques del PRI!
¡Libertad a todos los presos políticos y de conciencia en el país!
¡Presentación con vida de todos los desaparecidos!
¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!
Municipio Autónomo Vicente Guerrero, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona