jueves, 23 de febrero de 2017

PUEBLOS INDÍGENAS DE OAXACA REPUDIAN PROYECTOS DE MUERTE Y DESPOJO

¡Ríos para la vida, no para la muerte!
¡No a la presa Paso de la Reina!
Redacción Desinformémonos
Foto: La minuta
22 febrero, 2017
Ciudad de México/Desinformémonos. Mixtecos, chatinos y negros de la costa de Oaxaca repudiaron los proyectos de muerte y despojo que se pretenden imponer en sus territorios, por lo que ratificaron su compromiso de defenderlos, informó el Consejo de Pueblos Unidos en la Defensa del Río Verde (Copudever).
Durante una congregación de los pueblos indígenas en la entidad, los asistentes gritaron consignas como: “¡Ríos para la vida, no para la muerte!” y “¡No a la presa Paso de la Reina!” para recordar su propósito con su tierras, principalmente el de proteger el río Verde, uno de los pocos ríos vivos en México.
Once comunidades indígenas y ocho organizaciones también se pronunciaron contra los megaproyectos en sus tierras, y “por que no sigamos pagando el costo del gasolinazo, fruto de las reformas energéticas”. Además, condenaron todas las formas de violencia y discriminación en la frontera norte y sur, así como la violencia que la ausencia de justicia y de la desigualdad económica genera en favor de sólo “unos pocos -que- tienen mucho”.
Los pueblos de la Sierra Sur y Costa de Oaxaca se reunieron en la comunidad de Santa Rosa de Lima en Tututepec para reflexionar sobre las problemáticas y amenazas que enfrentan en sus territorios, la grave situación económica del país y la violencia de la que son víctimas por el simple hecho de ser indígenas.
Los habitantes de las comunidades han establecido alianzas para continuar con acciones a favor de la prosperidad y protección de la vida que ahí habita y los territorios en los que se desarrolla. Por ello, consideraron “es tiempo de renovar, de transmitir a las nuevas generaciones por qué queremos ríos libres, sin presas, por qué queremos que nuestros maíces sigan siendo nuestro alimento físico y espiritual, por qué queremos que sigan siendo las tres raíces que nos alimentan, por qué queremos que nuestros valles y montañas estén libres de la minería, por qué tenemos el derecho histórico a gobernarnos, por qué tenemos derecho a ser tomados en cuenta, decidir sobre nuestro futuro”.

“Como herederos de la sabiduría ancestral de nuestros antepasados, tenemos la oportunidad de volver a ofrecer esperanza y alternativas que nos conduzcan a mejores condiciones de vida”, aseguraron, por lo que no se detendrán hasta conseguir la tranquilidad en sus pueblos frente a la violencia y la imposición de proyectos extractivos.

No hay comentarios: