sábado, 25 de febrero de 2017

PADRES DE LOS 43 LLAMAN A CONSTRUIR UN PROGRAMA DE LUCHA durante la V Convención Nacional Popular

Diseño de un programa de lucha, plan de acción y construcción de un referente nacional
Redacción Desinformémonos
Foto: @simonhdezleon
Periodismo de abajo
24 febrero, 2017
Ciudad de México/Desinformémonos. Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa llamaron a “unir todas las luchas contra la impunidad” en un único movimiento social y convocaron a la V Convención Nacional Popular (CNP) ante “la proliferación de desapariciones forzadas, además del uso de la tortura y la persecución de líderes sociales y opositores régimen”.
Mario González Contreras, uno de los padres de los normalistas desaparecidos, explicó que durante la Caravana Tejiendo 43 Esperanzas que se llevó a cabo hace unas semanas, los familiares de los 43 encontraron “a otros padres y madres con hijos desaparecidos o familiares de personas que fueron asesinadas por autoridades federales y que no han tenido justicia”, y que recogieron las preocupaciones, inconformidades y exigencias “contra el Estado represor”.
El propósito “no sólo es mantener viva la exigencia para encontrar con vida a los muchachos, sino para cambiar el rumbo del país, junto con otros que como nosotros sufren y que juntos tenemos que encontrar la salida”, agregó González Contreras, también vocero de las familias de los 43.
Especificó que la Convención Nacional es un evento independiente a la reunión que mantendrán el próximo 9 de marzo los padres de los normalistas con el procurador general de la República (PGR), Raúl Cervantes.
El aumento de las desapariciones forzadas, la persecución a defensores y líderes sociales y el uso de la tortura en las detenciones “ratifica la vigencia de la lucha por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y por la libertad de todos los presos por razones de conciencia”, añadió.

Indicó que la razón de constituir un mismo movimiento es que las organizaciones buscan soluciones a problemas comunes, entre los que destacó la “pérdida creciente de la soberanía alimentaria y energética”, la profundización de “la crisis de derechos humanos a causa de la militarización de regiones cada vez más amplias”, las secuelas que traerá para los mexicanos “el advenimiento de un gobierno racista, beligerante y ultraconservador en los Estados Unidos”, y el incremento al precio de los combustibles que detonaron “una ola de protestas que dan cuenta de la notoria irritación social que tiene como antecedente conflictos no resueltos”.
A lo largo del 25 y 26 de febrero, las organizaciones sociales participantes presentarán un panorama de la situación actual e se instalarán mesas de trabajo para el diseño de un programa de lucha y construcción de un referente nacional, así como un plan de acción.
La Convención Nacional se realizará en la sede de la sección IX de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y contará con la participación de más de 50 organizaciones sociales que debatirán el régimen económico, político y social que sufren el país para modificarlo.