domingo, 12 de febrero de 2017

COMUNICADO URGENTE: AGRESIÒN A CUBO-200 de la FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

La Voz del Anáhuac recibió y reproduce solidariamente aquí la siguiente información del Cubo 200 de la FFyL-UNAM
Cubo 200 (FFyL-UNAM)
12 febrero, 2017
Publicado en NVR
12 febrero, 2017.
A la comunidad universitaria
A los colectivos y organizaciones hermanas
Como primer punto, les informamos que quienes trabajamos en el Cubo-200 hemos desarrollado un trabajo que va desde actividades académicas, políticas y culturales hasta brigadas de Salud Alternativa en apoyo a movimientos sociales urbanos como el Plantón de la CNTE que se realizó en Ciudadela y rurales como las que se han realizado en el estado de Guerrero con comunidades campesinas, cabe señalar que el financiamiento para dichas brigadas y todas las demás actividades en las que se implique una inversión lo ha proporcionado el ingreso que se obtiene de la mesa de dulces que se coloca cada 15 días en el Aeropuerto 1 de la Facultad.
El día viernes 10 de febrero de 2017, aparecieron carteles dirigidos a colectivos estudiantiles de la Facultad de Filosofía y Letras (FF y L) y a la comunidad en general, con la intención de difamar a personas quienes hemos desarrollado un trabajo Político-Cultural y demeritar el mismo desarrollo en el Cubo-200, respaldándose con el argumento de “expulsar con actitudes autoritarias y clasistas” a comerciantes de productos de amaranto, “quienes han resguardado el espacio durante un periodo de 7 años”.
Queremos dejar en claro que a estos comerciantes se les invitó a participar de diferentes formas en las actividades que se vienen desarrollando en el Cubo. Es cierto que no se negaron a ellas pero nunca se involucraron (porque entre otras cosas se les invitó a realizar la propuesta de un tríptico con la información Nutritivo-Cultural sobre el amaranto, con la intención de incidir políticamente con su producto, el cual nunca realizaron) dejando en claro que su único interés era utilizar el espacio como bodega.
De acuerdo al principio de que los espacios tomados deben de ser utilizados para la organización en contra del sistema capitalista, no deben de usarse con fines de lucro personal o familiar, sin importar la estancia de tiempo en los espacios.
Aclaramos que la posesión de las llaves de los espacios tomados no hace legítima la estancia en dicho lugar que es uno de los argumentos que los agresores presentan. Además estos comerciantes negaron el ingreso al Cubo-200 a varios compañeros por diferentes razones, entre las que destacan “la apariencia” por su forma de vestir; a dichos comerciantes se les dejó en claro que no hacemos la labor de la autoridad y por lo tanto nunca les mencionaremos que dejen de ejercer su trabajo comercial en el lugar que lo han realizado.
Por otro lado los comerciantes de Amaranto prefirieron acudir a otros Cubos victimizándose y levantaron falsos a nuestro Cubículo en lugar de presentarnos una propuesta de trabajo político-cultural de resistencia en relación con su producto, ya que el Amaranto es el segundo cereal más importante en nuestro país después del maíz desde la época prehispánica. El día sábado 11 de febrero de 2017, uno de nuestros compañeros quien acudió al espacio a recoger materiales de trabajo, se percató de que un grupo de sujetos ingresaron al espacio que utilizamos para el desarrollo de nuestro trabajo político- cultural, en la FF y L.
El grupo de sujetos que ingresó al espacio violentando los accesos de forma porril, quitó las puertas del cubículo estudiantil y lo dejó abierto durante el fin de semana con el argumento de que “no hubo asamblea para sacar la mercancía de los comerciantes de amaranto”. Por lo cual los hacemos responsables de lo que suceda con el equipo de trabajo y los recursos monetarios que se encontraban en el espacio (mismos que son utilizados para la compra de material de las actividades que desarrollamos). Este grupo de sujetos se hacen llamar “Cooperativa Revuelta callejera”, “Colectivo la Minka”, “Brigada Lucio Cabañas” y “Cooperativa Dulce Rebeldía”.
Estos nombres los utilizan con la intención de proteger un conjunto de negocios particulares que mantienen dentro de la UNAM, los cuales van desde la Facultad de Contaduría y Administración hasta la Facultad de Filosofía y Letras, siempre escudándose tras la etiqueta de ser “Activistas-Luchadores sociales”.
No es para nada extraño que grupos “político- estudiantiles”, se asocien con las autoridades, con la intención de servirles de “golpeadores”, buscando generar una coyuntura que desvíe la atención de temas trascendentales y esto enrarece el ambiente político en vísperas del proceso de “elección” del nuevo director o directora de la facultad y en el ámbito nacional en acciones de avanzada en los recursos de represión y su justificación hacia los luchadores sociales por parte del Estado y de la Derecha institucional.
Nosotros preguntamos ¿Quieren que las autoridades tomen el “cubículo estudiantil 200” o por qué lo dejaron abierto? ¿Quieren generar una coyuntura que desgaste el movimiento estudiantil en temas secundarios? ¿Quieren generar condiciones para la represión contra estudiantes? ¿Están haciéndoles el trabajo sucio a las autoridades? ¿Luchadores sociales y activistas hacen acciones que desgastan y provocan la confrontación entre activistas? Es evidente la forma en la que se conducen estos individuos ya que es de carácter contradictorio puesto que argumentan que tuvimos actitudes “unilaterales”, “autoritarias”, “egocentristas”, etc. hacia los comerciantes y es así como ellos actúan.
Nos preguntamos si los comerciantes de Amaranto están de acuerdo con la toma violenta del Cubo-200 y si es así ¿Por qué no estuvieron presentes en la “toma”? No solo hicieron una campaña de desprestigio, sino que también violaron la autonomía de toma de decisiones interna de cada Cubículo en nuestra Facultad. Actuando como juez y parte al interior de los Cubos tomados y del mismo movimiento estudiantil, ¿qué garantiza que no se conduzcan de la misma manera hacia cualquier otro espacio tomado? No sólo en la FF y L sino dentro de las instalaciones de la UNAM en cualquier campus. Por lo tanto hacemos un llamado a la comunidad universitaria, a los colectivos y organizaciones hermanas a que se mantengan al pendiente de lo que acontezca en el espacio y responsabilizamos de nuestras integridades física y psicológica a la “Brigada Lucio Cabañas”, “Colectivo Minka”, “Cooperativa Dulce Rebeldía” de la Facultad de Contaduría y Administración y a la “Cooperativa Revuelta Callejera”.
ATTE: Cubo 200

A 12 de Febrero de 2017