martes, 13 de diciembre de 2016

La Mentada de La Llorona, documental de las presas de Santa Martha Acatitla, con dedicatoria

captura-de-pantalla-de-2016-12-13-140031
LA MENTADA DE LA LLORONA
(Tráiler) - UNAM Global
Publicado el 21 de octubre de 2016
El proceso completo para la confección de La Mentada de La Llorona duró tres meses. En marzo y abril 2016 se realizaron cinco talleres de sensibilización. En mayo y junio fue el taller de guion y realización del corto. La presentación en Santa Martha, ante el subsecretario del sistema penitenciario, y la directora penal, se realizó el pasado 29 de junio.
Este material se reproduce con autorización de UNAM Global. Aquí la publicación original:
Fotos: Damián Mendoza
Desinformémonos
13 diciembre 2016
La Mentada de La Llorona es un documental de 27 minutos realizado por una veintena de presas con penas que van de 5 a 25 años en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Santa Martha Acatitla, quienes hicieron el guion, lo editaron, actuaron y lo presentan este próximo lunes 24 de octubre en la Cineteca Nacional, con entrada libre.
Las mujeres presas (en reclusión acusadas de robo, secuestro, narcomenudeo e inclusive por el asesinato de sus hijos) recibieron el apoyo del Proyecto Mujeres en Espiral, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, encabezado por Marisa Belausteguigoitia, quien se ha distinguido en actuar a favor de los procesos educativos, los derechos humanos y el acceso real a la justicia de las mujeres y los grupos minoritarios.
Profesora titular de tiempo completo en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y licenciada en Pedagogía, Marisa Belausteguigoitia, afirma que la realización de este documental es una forma de dirigirse a la justicia, una justicia que actúa sin averiguaciones previas, sin defender el principio de inocencia y donde la clase social sí importa:
“Si eres pobre, mujer, indígena, y has sufrido violencia, que no tienes educación…, eres, prácticamente culpable. Estás, pues en un gran desamparo… Si eres güerito y rico, estás protegido. Y claro que la justicia es un asunto racial y de género”, dice mientras acompaña sus palabras con enérgicos movimientos de manos, que entrelaza, separa, agita…
Señala que la mayoría de las presas que hicieron el documental están detenidas. Sólo una ya goza de libertad después de haber cumplido condena. Belausteguigoitia, doctora en Estudios Culturales y de Género por la Universidad de California en Berkeley, señala que las imperfecciones del sistema penitenciario en el país han provocado que infinidad de mujeres purguen penas sin que se les haya realizado un proceso justo.
El proceso completo para la confección de La Mentada de La Llorona duró tres meses. En marzo y abril 2016 se realizaron cinco talleres de sensibilización. En mayo y junio fue el taller de guion y realización del corto. La presentación en Santa Martha, ante el subsecretario del sistema penitenciario, y la directora penal, se realizó el pasado 29 de junio.
–¿Qué se busca con este documental?
–Es una manera de dirigirse a la justicia. Es un asunto racial y de género. Queremos que llegue a los jueces, que se sientan incómodos. El guion es de ellas, quienes la mayoría, quizás el 90% tienen entre los 20 y 36 años Y sus condenas, en porcentaje, es de 10 años. Y dos tercios de las acusadas presas están ahí por delitos de robo de celulares y delitos en contra de la salud. Y es una barbaridad –exclama Belausteguigoitia– por robos por menos de mil pesos les dan de 5 a 7 años de cárcel.
Reconoce la ex directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM de 2004 a 2014, que en el trabajo de La Mentada de la Llorona participaron activamente la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y el Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres). Y de este trabajo, además, supimos que un tercio de ellas, las presas, han sido encarceladas sin juicio.
Relata: muchas han sido detenidas acusadas de ser secuestradoras, donde sí, ellas fueron contratadas para ser cuidadoras de los secuestrados, para alimentarlos. Y enfática, la académica agrega:
Ellas no cometieron el plagio. Las redes criminales son, tradicionalmente, manejadas por hombres, quienes seducen a las mujeres en los bailes, en reuniones…. Y ellas, por tratar de darles un bienestar a su familia, que está en la pobreza, se enganchan por 50 pesos al día por fungir como Halcones (halconeo, actividad delictiva que realizan jóvenes en situación vulnerable para el crimen organizado que consiste en vigilar discretamente zonas donde se han establecido cárteles de la droga para poder avisar), como cuidadoras…, su condición es de una fragilidad extrema.
La Mentada de La Llorona (mujer acusada por la eternidad) es una mirada íntima de un cautiverio que transita entre la frontera de la realidad y la actuación. Un lamento que, si no es una mentada, sí es una llamada de atención a los órganos que dicen procurar justicia y donde en un susurro se comenta: “y no alzo la voz porque me tiran más años que confeti”.
–Y ahora, con la puesta en marcha del Nuevo Sistema de Justicia Penal, ¿las condiciones podrán mejorar?
–Ya veremos. Si realmente llegara a funcionar, quizás el 90% de las mujeres presas podría quedar en libertad, concluye Marisa Belausteguigoitia.

No hay comentarios: