miércoles, 5 de octubre de 2016

ASESINAN A TRES PERSONAS Y HIEREN A CUATRO EN ASALTO A UNA URVAN, NORMALISTAS DOS DE LOS ASESINADOS

Aunque con algunas contradicciones (una versión afirma que los atacantes viajaban en la misma Urvan, y otra refiere que estos viajaban en un automóvil e interceptaron la Urvan), ha quedado confirmado que dos compañeros de la Normal Rural de Ayotzinapa fueron asesinados en el ataque que se suscitó en la carretera Chilpancingo-Tixtla. Aparentemente se trató de un asalto a mano armada, pero la forma en que se perpetraron los asesinatos dejan claro que se trató de un acto criminal para sembrar el terror, cometido pocos días después de que se cumplieron 2 años del asesinato de tres normalistas y tres civiles en Iguala y de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.
        Esto no hace sino confirmar el clima de terrorismo de Estado y de impunidad que se padece en México. Más de 150 mil asesinatos, más de 25 mil desapariciones forzadas, decenas de miles de desplazados se han acumulado desde que en 2006 Felipe Calderón desatara la mal llamada “guerra contra el crimen organizado”, misma que ha continuado en lo que va del “mandato” de Enrique Peña Nieto.
   La abrumadora mayoría de las víctimas no han sido narcotraficantes ni de las fuerzas armadas del Estado, sino civiles (a quienes cínicamente el Estado denomina “daños colaterales”). No es pues una “guerra contra el crimen organizado”, sino una guerra contra el pueblo, una guerra para sembrar el terror, para paralizar a la sociedad y sin resistencia puedan imponerse las llamadas “reformas estructurales”, el despojo y el saqueo de territorios con los megaproyectos extractivistas de destrucción y muerte en todo el territorio, allanando el camino a los capitales transnacionales. Los grupos criminales actúan con total impunidad. En la práctica son grupos paramilitares que sirven a los intereses del gran capital, incluido el que se acumula con los giros negros (narcotráfico, trata de personas, secuestros, tráfico de órganos, trabajo esclavo).
La Voz del Anáhuac,
05 de octubre de 2016
Salvador Bello
Red Noticias
Miércoles, 5 octubre 2016
Sujetos armados que se trasladan a bordo de un automóvil asaltaron una Urvan del transporte público de la ruta Chilpancingo-Chilapa y atacaron a balazos a los pasajeros, lo que dejó un saldo de, al menos, 3 muertos y 4 heridos.
Según los reportes policíacos, minutos antes de las 18:00 horas, les reportaron vía telefónica que sujetos armados atacaron a balazos una Urvan de la ruta Chilpancingo-Chilapa y que había varios heridos y muertos,  por lo que se trasladaron al lugar policías estatales.
Al llegar al kilómetro 4 de la carretera Chilpancingo-Tixtla, los policías encontraron una Urvan abandonada ruta Chilpancingo-Chilapa y dos hombres muertos por los impactos de arma de fuego.
Según testigos, los atacantes se trasladan en un vehículo color azul con seis ocupantes quienes presuntamente asaltaron la Urvan y atacaron a balazos a los pasajeros para después escapar hacia la ciudad de Chilpancingo.
Al lugar también arribaron ambulancias que brindaron los primeros auxilios y trasladaron a tres heridos de bala: uno murió al llegar al hospital en calidad de desconocido, viste camisa manga larga color blanca y pantalón de mezclilla azul marino, de unos 45 años de edad y fue herido en la cabeza; otra se identificó como María Teresa de 42 años de edad y fue herida en el tórax; y Bernardo de 24 años de edad con una herida en la clavícula del hombro derecho.
Por otro lado, llegaron dos lesionados por sus medios a la Cruz Roja, quienes se identificaron como Irving Alexis de 8 años 7 meses, herido en la pelvis, y Ramiro de 41 años de edad, quienes dijeron ser parte de las víctimas del ataque a la Urvan de la ruta Chilpancingo-Chilapa.
Fuentes confirman que normalista de Ayotzinapa, Jonathan Morales Hernández fue ejecutado con otros cinco en Chilpancingo, Guerrero
Fuentes oficiales indicaron que entre las víctimas fueron identificados dos normalistas de Ayotzinapa: Jonathan Hernández Morales, estudiante de cuarto grado y originario de la comunidad de Los Saucitos, municipio de Tecoanapa en la región de la Costa Chica de Guerrero, así como Filemón Tacuba Castro, también de cuarto grado y procedente de Apaxtla, municipio de Ayutla de los Libres, Costa Chica.
Ambos normalistas asesinados realizaban sus prácticas profesionales en el internado Adolfo Cienfuegos y Camus en Tixtla.
Hace unas horas se reportó un asalto a mano armada en la carretera Chilpancingo-Tixtla, resultando varios muertos, entre ellos dos compañeros de la Normal Rural de Ayotzinapa, Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro, quienes habían realizado sus prácticas docentes en la ciudad capital y regresaban a la escuela.
Unos compañeros estudiantes de la Normal han acudido al SEMEFO y acaban de confirmar su identidad.
Estas son las consecuencias de la inseguridad que azota a #Guerrero y al País...
Estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa que acudieron a las instalaciones del Servicio Médico Forense de esta ciudad, identificaron que dos cuerpos de los muertos en el asalto a una Urvan en la carretera Chilpancingo-Tixtla, la tarde de este martes, corresponden a los de sus compañeros estudiantes, de nombre Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro, quienes habían realizado sus prácticas docentes en la ciudad capital y regresaban a la escuela.
Autoridades confirmaron que uno de los muertos en el ataque fue identificado en el Servicio Médico Forense como Jonathan Morales Hernández, estudiante de 4 año grupo A de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, quien era originario de la comunidad de Saucitos, municipio de Tecoanapa, en la región de la Costa Chica de Guerrero.
Cerca de las 12:00 de la noche se confirmó que otro cuerpo había sido identificado como Filemón Tacuba Castro, estudiante de 4 grado grupo B, originario de una comunidad de Ayutla de Los Libres.
 “El ataque a los normalistas se realizó por pasajeros de la misma Urban. La saña empleada deja claro que el objetivo no era el asalto, sino el asesinato. La finalidad es sembrar el terror en las zonas donde florece el narcotráfico y la minería, teniendo al gobierno como brazo político".
En el lugar una combi abandonada ruta Chilpancingo-Chilapa, en el lugar dos masculinos fallecidos por arma de fuego.
La ambulancia trasladó dos pacientes
1.- María Teresa Morlet Soberanis, de 42 años. Domicilio Fraccionamiento Villas el Parador, Valle Juan B Salazar 33, herida en tórax por arma de fuego.
2.- El segundo paciente falleció al llegar al Hospital General, trae un impacto de arma de fuego entrada en el cráneo región temporal izquierdo y de salida lado derecho, en calidad de desconocido viste camisa manga larga color blanca y pantalón de mezclilla azul marino de aproximadamente de 45 años.
3.- La ambulancia trasladó a un herido por arma de fuego en parte media de clavícula de hombro derecho. Nombre Bernardo Meza García, de 24 años, no quiso proporcionar su domicilio.
En el segundo evento llegaron dos lesionados por sus medios a Cruz Roja los siguientes pacientes:
1.- Irving Alexis Anzures Guzmán, de 8 años 7 meses, diagnóstico herida por arma de fuego en miembros pélvicos en fémur, trasladado al Hospital Militar por ambulancia de Cruz Roja, domicilio Calle Principal en Tixtla.
2.- Ramiro Acevedo Ramírez, de 41 años, diagnóstico herida por arma de fuego en escapulario derecha. Domicilio Avenida Oliva, Barrio del Dulce Nombre. Fue trasladado por Cruz Roja al Hospital General de esta capital, estos son del mismo hecho de la combi de la ruta Chilpancingo-Chilapa.