jueves, 8 de septiembre de 2016

Facundo Jones Huala: “…que nos devuelvan las tierras productivas y cesen los desalojos”

Red Latina sin fronteras
03/09/2016
“Queremos que nos devuelvan las tierras productivas y cesen los desalojos”, dijo el lonco mapuche Facundo Jones Huala en una conferencia de prensa ofrecida en Esquel en su primer día en libertad.
A horas de recuperar la libertad Facundo Jones Huala hizo votos y renovó el compromiso por avanzar en la unidad del pueblo mapuche, exigiendo tierras productivas al Estado nacional, el cese de los desalojos, bajo la advertencia de extender la resistencia hasta las últimas consecuencias.
La conferencia de prensa brindada ayer en el Centro Cultural Melipal, con el acompañamiento de numerosos integrantes del Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, familiares y amigos, fue una especie de declaración de guerra a “terratenientes y empresas multinacionales”.
El lonco mapuche manifestó, “vamos a intentar por todos los medios de expulsar a los terratenientes que nos han mantenido en la miseria durante tantos años. Ratifico que combatiremos contra todos los terratenientes que nos han dejado en la pobreza y marginalidad. Somos la respuesta de lo que sucedió con Inacayal, de lo que sucedió con Foyel y de lo que sucedió con tantos antiguos guerreros”.
En este sentido aclaró que “solamente vamos a conversar en la medida en que el estado se comprometa a hacerlo de manera seria, y en la solución real de conflictos. No vamos a conformarnos con migajas ni con planes sociales: queremos que nos devuelvan las tierras productivas y que cesen los desalojos. Porque mientras haya desalojos habrá resistencia, que lo sepa la policía y el estado represor. Los grupos de resistencia mapuche dispersos en el territorio vamos a resistir con lo que tengamos en la mano. Si ellos tiran van a tener que aguantar las consecuencias y si es posible los vamos a echar de nuestra tierra. Somos la reencarnación de los awkache, la resistencia ancestral mapuche renace, que es un nivel de conciencia y de compromiso que se va a seguir consolidando hasta levantar la dignidad mapuche”.
LEY HUINCA FUERA DEL TERRITORIO
Jones Huala aclaró que “si bien validamos todas las formas de lucha, vamos a propiciar la reconstrucción directa, integral y real dentro de las comunidades mapuche. Del alambre para adentro solamente habrá justicia mapuche, el estado argentino y el estado chileno no tienen ningún derecho sobre nuestras comunidades. Y si cruzan del alambre para adentro lo vamos a considerar una invasión. Dentro de nuestro territorio no vamos a reconocer la ley Huinca”.
Asimismo, declaró que “nuestro enemigo no es la sociedad, no es el pueblo chileno ni el pueblo argentino, nuestro enemigo son las empresas capitalistas, las mineras, petroleras, hidroeléctricas. Nuestro enemigo son los terratenientes. Es Benetton, Lewis, Yague, Bestene, los que históricamente nos han tratado como a la peor basura. A quienes les hemos cuidado las ovejas, les hemos hecho las casas, nuestras lamién les han limpiado la mugre. Pero ya no más. Soy un combatiente y sé cómo zumban las balas cuando rafaguean. Hemos utilizado bombas molotov, nos hemos defendido espalda con espalda. Y hemos logrado echar a la represión como lo hicieron nuestros grandes guerreros del pasado”.
ESTADOS COLONIALES
Al ser consultado sobre la resolución favorable que tuvo el juicio de extradición, el referente indígena reconoció que hasta esta semana “nunca tuve expectativas positivas de la justicia Huinca porque por más de 130 años hemos sido víctima de la justicia de dos estados coloniales capitalistas como son Argentina y Chile. Justicia que siempre ha estado al servicio de los ricos, poderosos, de los terratenientes, y que hoy en día están al servicio de las empresas multinacionales. Sí de alguna manera también pensaba que podía haber algún atisbo de justicia, y eso fue lo que hubo. Y se pudo ver a todas luces la situación de tortura que se dio en Gualjaina, donde fue torturado un testigo por la policía de investigaciones. Esta trama se vive también en el territorio que ocupa el estado chileno, donde es una constante la represión y la tortura. Esa es una cuestión que vive constantemente”.
MAPUCHES REBELDES
Sobre el importante apoyo recibido desde su detención, “siempre confié en mi pueblo y sabía que ellos también eran concientes. También en la gente solidaria de otros pueblos. Pero por sobre todo en la unidad que estamos forjando los mapuches rebeldes, los mapuches revolucionarios. En ese sentido no fue una sorpresa el apoyo que terminó de confirmar que somos un movimiento nacional mapuche, y dentro de ese movimiento somos el sector más autónomo, conformado por comunidades y distintos individuos que representan una tendencia más libertaria. En esa tendencia desarrollamos ese movimiento que nace y surge desde abajo, que no está comandado por ninguna fuerza extranjera: acá no esta el sionismo ni el imperialismo norteamericano o alguna ONG. Nosotros nos bancamos con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo y sacrificio”.
RENACIMIENTO ORIGINARIO
Agregó Jones Huala que el renacimiento del pueblo mapuche “viene dándose hace varios años y esta es la superación de un proceso de reconstrucción que se está terminando de consolidar con los elementos más concientes de esta lucha territorial y ancestral. Somos una generación que creció con la policía del gatillo fácil, con la represión gratuita, con la policía corrupta y asesina. Somos hijos de la crisis que nos impuso el estado argentino a fines de los 90. Hijos de una guerra histórica. Somos consecuencia de tantos desastres políticos que se nos impuso y hemos tomado conciencia de ello”.
“Evidentemente esta situación ha obligado al pueblo mapuche a llegar a otro nivel de debate y de organización, reivindicando todas las formas de lucha. Explícitamente hemos renacido, y queremos seguir renaciendo de la parte más consecuencia, ancestral del mundo mapuche. Como weichafes, somos combatientes, y como guerreros vamos a seguir defendiendo esta tierra de las empresas mineras, de las hidroeléctricas, de las petroleras”.
Por último, llamó la atención sobre la necesidad de encontrar un espacio para el diálogo con las autoridades políticas.
“Reclamamos un diálogo político serio, el mismo diálogo que fue cortado por las fuerzas represivas de Chile y Argentina. El enemigo del capitalismo internacional es el pueblo mapuche, y con el capitalismo no hay discusión posible”.

No hay comentarios: