domingo, 21 de agosto de 2016

Se deslinda Policía comunitaria de Olinalá y Familiares de la “Comandante” Néstora Salgado.

Había desde 2013 diez presos políticos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, además de Néstora Salgado. Siete de ellos lograron, mediante el pago de fianza, también recuperar su libertad poco tiempo después que Néstora Salgado, pero aún siguen en prisión tres integrantes de la CRAC-PC. Ellos son: Gonzalo Molina, Arturo Campos y Samuel Ramírez. No hay que olvidarlos, es necesario seguir la  lucha por su libertad.
         Es de conocimiento público que tras su liberación Néstora Salgado se ha vinculado, paradójicamente, con sus carceleros, el PRD. Ante esto, sus familiares, también integrantes de la CRAC-PC, han considerado necesario hacer público su deslinde al respecto. Aquí reproducimos el comunicado:    
Comunicado de la familia Salgado.
Olinalá, Gro., a 20 de Agosto de 2016.
Al Pueblo de México.
A los Compañeros de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC)
A las organizaciones Sociales Acompañantes.
Al Comité por la Libertad de los Presos Políticos.
A la Opinión Pública en General.
Compañeras y Compañeros:
Antes que nada reciban un abrazo caluroso y combativo desde nuestra trinchera de lucha, Olinalá, Guerrero.
Deseamos comunicarles que después de realizar un análisis consciente, profundo y detenido respecto a los hechos que se han venido suscitando desde hace meses concernientes a la situación que vive actualmente nuestra Institución la CRAC-PC, hermanos, primos, sobrinos, tíos y demás familiares de la Sra. Néstora Salgado nos vemos en la imperiosa necesidad de deslindarnos públicamente de ella y de aquella parte de la Policía Comunitaria de Olinalá que se separó de la familia por indicaciones de la Sra. Salgado.
Nuestras acciones siempre han estado firmemente encaminadas a lograr el respeto absoluto del reglamento de la CRAC-PC, y así mismo obtener el reconocimiento total por parte del Estado de Guerrero de la ley 701, basada en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, bajo los principios consagrados en nuestra Constitución Política y reglamentaria del artículo 10 y tratados internacionales en materia de usos y costumbres indígenas.
Para lograr esta tarea de servicio a la comunidad, requerimos de un comportamiento honrado, congruente, recto, moral, honesto e íntegro. Con la cabeza muy en alto podemos afirmar que nunca la familia Salgado García ha obrado de manera indigna. La corrupción no encaja en nuestros principios.
El apoyo brindado de nuestra parte, siempre ha sido de forma incondicional y desinteresada. Así lo demostramos en la ardua batalla que dimos por lograr la libertad de la Sra. Néstora Salgado a costa incluso de sacrificar nuestro trabajo y patrimonio. En esta contienda fuimos acompañados por activistas defensores de Derechos Humanos y de organizaciones amigas, donde siempre prevaleció y prevalece un clima de agradecimiento y respeto mutuo. Sobre todo deferencia integra a nuestra Institución.
La CRAC –PC representa a una Institución apartidista, y sus miembros tienen que acatar ese precepto en todo momento Nadie puede violentar su reglamento interno y por ello nuestro deslinde público de las acciones y declaraciones de la Sra. Néstora Salgado García.
Sucesos ocurridos:
A) A semanas de lograr su libertad, se acercan a la Sra. Néstora Salgado personas provenientes de la Casa de Justicia San Luis Acatlán. Las personas y organizaciones que siempre estuvimos desde un principio en esa batalla consideramos que su presencia oportunista obedecía a buscar un “botín político” en la figura de Néstora (específicamente el Sr. Jaime Quintana persona afiliada al PRD).
B) Su presencia y la liga con la Casa de Justicia de San Luis Acatlán ocasionó desconfianza, inconformidad y repudio por parte de los familiares de los presos de la CRAC, así como de activistas y de organizaciones. El acercamiento y correspondencia entre Néstora-Quintana era incongruente por muchísimas razones, y así se lo hicimos saber sin que ella tomara en cuenta esos señalamientos a pesar de ser de su total conocimiento. Y nos dio la espalda.
C) La Casa de Justicia de San Luis Acatlán, nunca realizó una sola manifestación de apoyo a los compañeros presos de la CRAC durante su cautiverio, fungió como brazo opresor del Estado al abandonarlos a su suerte.
D) Antes que nuestros compañeros cayeran presos injustamente por delitos que nunca cometieron nuestra policía comunitaria de Olinalá pertenecía a la casa de Justicia del Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres.
E) Al caer nuestros compañeros presos, decidimos en reuniones locales que convocó la Coordinadora y en donde nosotros nos encontrábamos presentes, mantenernos al margen de la Casa del Paraíso. Esto debido a que el Estado a través de personas ajenas a nuestra casa controlaba el trabajo realizado, violentaba nuestro reglamento y desvirtuaba nuestra labor.
F) Resolvimos entonces trabajar sin pertenecer a ninguna casa de justicia por respeto a nuestros compañeros presos y para que cuando ellos salieran decidiéramos juntos cual sería el rumbo y el camino a seguir para el óptimo desarrollo de nuestros pueblos.
G) Hasta este momento no ha habido ninguna reunión o asamblea donde hayamos acordado incorporarnos a la Casa de Justicia.
H) Cualquier declaración que realice la Sra. Néstora Salgado lo hace a título personal y no en representación de la familia o de la Policía Comunitaria de Olinalá. Y mucho menos a nombre de nuestra Institución la CRAC-PC.
Por nuestra parte, manifestamos que seguimos asumiendo el enorme compromiso de continuar el trabajo de servicio social a la comunidad con la Policía Comunitaria -CRAC-PC-, tal y como lo hemos venido realizando hasta ahora.
Reiteramos nuestro apoyo total a los presos políticos de la CRAC y a su familia. Y exigimos la libertad absoluta e incondicional de los compañeros GONZALO MOLINA, ARTURO CAMPOS y SAMUEL RAMÍREZ.
Exigimos el respeto total y absoluto a nuestra Institución la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC) por parte del Estado.
Respaldamos el trabajo del Comité Nacional por la Libertad de los Presos Políticos, avalamos la lucha digna de los padres de los 43 maestros de Ayotzinapa y la presentación con vida.
¡PORQUE VIVOS SE LOS LEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡PRESOS POLITICOS LIBERTAD!
Firmantes:
Giovanni Torres Salgado
Clotilde Salgado García
Roberto Salgado García
Jorge Salgado García
María Salgado García
Minerva Salgado García
María Luisa Salgado García
Daniel González Salgado
Eder González Salgado
Lisandro Salgado Salgado
Jorge Salgado Salgado
Armando Torres Salgado
Fernando González Salgado
Mireya Salgado Franco
Rodolfo García López
Alfonso García
 
GONZALO MOLINA GONZÁLEZ
Promotor en Tixtla de la Policía Comunitaria. Nació en Matialapa, municipio de Tixtla, en 1962, en el seno de una familia alfarera. No le fue posible aspirar a una carrera profesional por falta de recursos económicos; sin embargo, su fuerza y tenacidad le permitieron concluir la educación media superior. Ante el desdén de las autoridades estatales frente a los estragos ocasionados por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid, los comunitarios de Tixtla se organizaron para dar respuesta a la emergencia. Gonzalo fue detenido el 6 de noviembre de 2013. Es acusado de terrorismo, robo agravado, privación de la libertad personal y lesiones. Fue trasladado al penal de Miahuatlán, estado de Oaxaca.
ARTURO CAMPOS HERRERA
Consejero de la Policía Comunitaria. Tiene 43 años de edad y seis hijas e hijos. Nunca pudo alcanzar su sueño de ser abogado por la falta de recursos económicos. Aprendió a hablar castellano fluidamente. Al hacerlo, entendió que él podía ser una herramienta para apoyar a otros integrantes de su comunidad que enfrentaban una insuperable barrera de discriminación por ser monolingües. Es fundador de la Organización Independiente de los Pueblos Mixtecos y Tlapanecos. Con el esfuerzo colectivo logró obtener el reconocimiento oficial para la escuela. Fue elegido Presidente de Padres de Familia de la Escuela Nueva Creación. Fue uno de los promotores más entusiastas la creación de la Policía Comunitaria en la zona de Ayutla en el 2012. La decisión del gobierno de Ángel Aguirre Rivero de enviarlo al penal de Almoloya, donde están los peores delincuentes del país, revela el odio gubernamental contra este policía comunitario.
SAMUEL RAMÍREZ GÁLVEZ
Policía Comunitario de la Casa de Justicia de Zitlaltepec. Tiene apenas dieciocho años de edad. Se dedica a las tareas del campo en la parcela familiar. Como la mayoría de los jóvenes en la Montaña, Samuel no culminó sus estudios básicos. Habla poco español. Fue nombrado policía comunitario el 10 de agosto de 2013. Su compromiso ante el trabajo comunitario se origina en una familiar activamente vinculada con su pueblo. Durante la misma Asamblea en la que fue elegido policía comunitario, Beatriz Gálvez Macario, su madre, fue elegida como Coordinadora de la Casa de Justicia de Zitlaltepec, la primera mujer elegida para este cargo en la historia de esta Casa. Doña Beatriz había desempeñado previamente el rol de Consejera de la Casa de Justicia durante dos años y es una de las mujeres de la CRAC activamente involucrada por más de una década en la promoción de los derechos humanos de las mujeres del ejido de Zitlaltepec. Fue detenido el 6 de octubre del 2013. Se encuentra privado de su libertad en el reclusorio de Chilpancingo acusado del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

No hay comentarios: