jueves, 30 de junio de 2016

MULT-PUP, organización que nace de lucha del pueblo triqui degenera en banda criminal

MULT-PUP: criminales incluso contra sí mismos
La Voz del Anáhuac
Recibimos de compañeros triquis, integrantes del proyecto autonómico que resiste desde algunas comunidades de la región, una nota periodística de 2014 que da cuenta de la expulsión de Rufino Merino Zaragoza por asamblea de coordinadores del MULT-PUP, por estar implicado en el asesinato de Heriberto Pazos Ortiz.
Nos parece interesante publicarla porque dicha nota muestra que la vocación criminal de esa organización no ha sido sólo en contra de quienes se oponen a su política corrupta, traidora y criminal, sino también al interior de la misma, en pugnas por el control político y ambición por detentar las canonjías económicas que recibe del poder en pago por sus servicios de esquirolaje y represión a la lucha del pueblo triqui.
Pero también hemos considerado importante anteceder la publicación de la nota periodística recibida por un breve resumen del proceso de descomposición de dicha organización, sobre todo porque a pesar del tiempo transcurrido y de las evidencias de los crímenes que ha cometido el MULT-PUP, aún ahora hay compañeros (quizá bienintencionados, pero poco informados) que los siguen llamando “compañeros”.
Sabemos que esta publicación nos traerá críticas, para algunos será “políticamente incorrecta”, y no sabemos qué otras condenas nos caerán encima, pero lo que nos interesa es estar del lado de la verdad, contra la simulación, contra la impunidad, contra la traición, contra la manipulación. Nos importa seguir siendo solidarios con quienes, con todo en contra, iniciaron en 2007 el primer proyecto de autonomía en la región triqui en Oaxaca, que pese al asesinato de decenas de compañeros por parte de los paramilitares de Ubisort y MULT-PUP, aún resisten desde las comunidades donde, a pesar de todo, sigue construyéndose la autonomía.
El poder corrompe, caso: MULT-PUP
La Voz del Anáhuac
Junio de 2016
Nacido en los años 80 del siglo 20, como una organización de lucha del pueblo triqui, el MULT-PUP ha degenerado en una organización criminal, grupo paramilitar al servicio del mejor postor y dispuesta a hacer todo tipo de alianzas con partidos políticos y gobiernos.
Durante el gobierno de José Murat en Oaxaca, el MULT, cuya trayectoria había sido, hasta entonces, de oponerse a los cacicazgos priístas, a la militarización de la región triqui y a la represión, da un viraje de 180 grados, al constituir un partido político, el Partido de Unidad Popular -PUP-, auspiciado por el gobierno estatal. Tan solo haber saboreado los privilegios que ofrece el estar aliado al poder, con alguna diputación y algunas alcaldías, fue suficiente para que el MULT se corrompiera hasta convertirse en una mafia dispuesta a todo para obtener canonjías y poder político y económico. En las elecciones de 2006 se alió al PRI, colaborando al encumbramiento de Ulises Ruiz. Ese mismo año, durante el levantamiento de la APPO, actuó como parte de los sicarios que hostigaron las movilizaciones y las barricadas de la Comuna de Oaxaca.
Fue entonces cuando una parte del MULT rompió con esta organización, repudiando su abierta traición, constituyó el MULTI, en un intento por recuperar los principios traicionados por los dirigentes del MULT. Pero los más sabios, los abuelos, aconsejaron no formar otra organización, pues esto sólo serviría para profundizar divisiones en las comunidades, opinaron que era mejor retomar los usos y costumbres comunitarios, regresar a las formas tradicionales de gobierno indígena, es decir, a la autonomía. Esta orientación cobró fuerza también por la demostración dada por las comunidades zapatistas de ser un buen camino emancipatorio. 
Esto enfureció a la dirigencia del MULT, pues el proyecto autonómico iniciado en enero de 2007 en San Juan Copala representó una alternativa para diversas comunidades de la región triqui. El MULT no estaba dispuesto a dejar de ser el centro de control político de la región. La autonomía daba a los pueblos la capacidad de autogobernarse y salirse de ese control. Por eso el MULT declaró la guerra a la Autonomía. San Juan Copala, sede y centro ceremonial del proyecto autonómico, se convirtió en bastión que debía ser dominado. Así que desde noviembre de 2009 quedó sitiado por dos grupos paramilitares: el MULT-PUP aliado a la priísta Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort). Desde los cerros aledaños, francotiradores de estos grupos criminales vigilaban que nadie entrara ni saliera, no permitían que llegaran alimentos, agua o medicamentos a la comunidad, cortaron el suministro de agua y electricidad, cortaron el teléfono. En abril de 2010, activistas solidarios organizaron una caravana de ayuda humanitaria a San Juan Copala. Los paramilitares les impidieron llegar. En La Sabana, emboscaron a la caravana, la ametrallaron. Ahí cayeron asesinados Bety Cariño Trujillo y Jyri Jaakkola Antero, ambos activistas defensores de los derechos humanos y adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Estos crímenes se sumaron a decenas más que antes y después del 27 de abril de 2010 se perpetraron en la región triqui. 
El 20 de mayo de 2010 Timoteo Alejandro Ramírez, uno de los principales impulsores de la autonomía, fue asesinado por sicarios del MULT-PUP en Yosoyoxi, junto con su compañera Cleriberta Castro.  
En septiembre de 2010, más de 10 meses después de tener sitiado a San Juan Copala, paramilitares de Ubisort y MULT-PUP lo tomaron a sangre y fuego, desplazando a las decenas de familias que ahí resistían.

Es 23 de octubre de 2010 fue asesinado el, hasta entonces, líder máximo del MULT-PUP: Heriberto Pazos Ortiz. Mucho se especuló sobre este hecho. Se pretendió culpar al MULTI, como una reacción en venganza por tantos asesinatos perpetrados contra el proyecto de autonomía. Hubo cínicos que calificaron el asesinato de Pazos como un crimen de Estado, soslayando el papel de esquirol que este desempeñó desde la dirección del MULT-PUP. Tuvieron que pasar casi cuatro años para que, desde el mismo MULT-PUP, se señalase como partícipe del asesinato a Rufino Merino Zaragoza, otro dirigente de la misma organización. Esta persona, que como candidato de Morena fue diputado federal en las elecciones de 2012, fue expulsada por una asamblea de coordinadores del MULT-PUP.
En las elecciones de 2012, el MULT-PUP, aliado al PRD, PT, Movimiento Ciudadano y PAN, apoyó a Gabino Cué. Así ha continuado esa organización aliándose no importa a qué partido, con tal de seguir ocupando diputaciones, alcaldías y otros cargos gubernamentales. El MULT-PUP sigue vanagloriándose de las luchas del pasado, de sus antecedentes como organización de izquierda, simulando ser algo que hace mucho dejó de ser. Sin embargo, a pesar de tantos crímenes cometidos contra el pueblo triqui, hoy sigue ostentándose como organización adherente a la Sexta e integrante del Congreso Nacional Indígena.
A continuación la nota periodística recibida de compas triquis:

Expulsa MULT a Rufino Merino por crimen de Pazos
Lo señala de encubrir a una mujer que participó en el asesinato de su dirigente histórico
Octavio Vélez Ascencio
Foto: Carlos Hernández
Jueves, 12/18/2014
El ex diputado local Rufino Merino Zaragoza no renunció sino que fue expulsado del Partido Unidad Popular (PUP), por incurrir en actos de corrupción y proteger a una mujer presunta participante en el crimen de su fundador y líder histórico del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pazos Ortiz, aseguró el presidente del Comité Ejecutivo de ese instituto político, Uriel Díaz Caballero.
"Él ya no puede caminar con nosotros, por estas razones", asentó.
El también secretario del Consejo Político Comunitario del MULT, sostuvo que Merino Zaragoza fue echado en asamblea general por 241 de un total de 281 coordinadores y de representantes ante las denuncias de corrupción llegadas al Comité Ejecutivo de autoridades municipales de Santiago Juxtlahuaca, Constancia del Rosario y Putla de Guerrero.
"Se pusieron en la mesa todas esas denuncias y la asamblea general, como máxima autoridad, determinó su expulsión", indicó.
El ex diputado local -asentó-, había presionado a las autoridades municipales para que entregaran recursos financieros a él y sus allegados en nóminas extraordinarias.
"Él compañero recibía 400 mil pesos mensuales en Juxtlahuaca, otro tanto en Constancia del Rosario. En Putla, pedía una nómina para 40 personas", añadió.
Sin embargo, subrayó que la conducta más reprochable de Merino Zaragoza es la protección brindada a la ex asistente personal de Pazos Ortiz, llamada Julia Hernández Santiago, quien es investigada por la Procuraduría General de Justicia del Estado, por su presunta participación en el crimen.
"Esa mujer, se encontraba en la casa del compañero y según las indagatorias, cuando salió tuvo contacto telefónico con 'El Dragón' (Jesús Rubén Maldonado Marmolejo)", agregó.
Destacó que Merino Zaragoza ha impedido las indagatorias quizá para evitar el encarcelamiento de la mujer porque de acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado, existen evidencias sobre su participación.
"Esta actitud que asumió, es una clara traición al compañero Heriberto", remarcó.
De este modo, resaltó que la asamblea general, como máxima autoridad, determinó la expulsión del ex diputado local por la corrupción y esencialmente, la deslealtad.
"Es una persona no grata, que perdió el rumbo y ya no podía estar con nosotros", reiteró.
Reprobó que Merino Zaragoza está presionando e imponiendo decisiones en comunidades del pueblo triqui para abandonar el PUP a través de un lenguaje falso y de simulación.
"Es una mala decisión, si lo hace tendrá una responsabilidad histórica", refirió.
Díaz Caballero dijo que la salida del ex diputado local no provocará una ruptura ni el MULT ni el PUP porque solamente él fue expulsado.
"El MULT sigue firme, al igual que el PUP", terminó.