viernes, 17 de junio de 2016

CARTA A LOS POBRES DEL PERÚ: ANTE LA MENTIRA NEOLIBERAL: NUESTRA POSICIÓN FAR-EPT

Red latina sin fronteras
Publicado: 16 junio, 2016
FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS
EJERCITO POPULAR TUPACAMARISTA
FAR-EPT
CARTA A LOS POBRES DEL PERÚ
ANTE LA MENTIRA NEOLIBERAL:
NUESTRA POSICIÓN
A los trabajadores del  Perú
A los revolucionarios de la Patria Grande
No podía ser de otra manera, la orilla burguesa y capitalista ha marcado desde tiempo atrás, la agenda política y el ritmo electoral, jugando con las esperanzas populares dejó avanzar a la medida de su cálculo e intereses, la ilusión del Frente Amplio liderado por Verónica Mendoza, que propugnaba una propuesta reformista, que lejos de tocar la estructura de dominación capitalista ofertaba una plataforma de consolidación de la hegemonía burguesa y de contubernio con la derecha conservadora, como mostró sin atisbo de vergüenza al rematar el porcentaje de votación de los peruanos dignos a favor de PPK.
Junto al nacionalismo mediocre de Ollanta Humala, terminaron por asegurar por cinco (5) años más, los intereses del capital transnacional, profundizando nuestra dependencia mientras el nivel de pobreza crece cada día de manera alarmante.
Con una mentirosa frase, que los aduladores de los “becerros de oro” crearon para justificar su traición a las esperanzas populares, se lanzaron tras las migajas del poder, su mal llamado “apoyo crítico” tendrá en la historia más temprano que tarde su gigantesco traspié.
Ante este hecho, los revolucionarios del Perú, no dejamos de recordar que la historia como la guerra, o absuelve o condena y los acólitos de VM desde ya están condenados al desprecio.
Junto a los estrategas neoliberales, siguiendo a pie juntillas los dictados del Departamento de Estado Norteamericano, se dedicaron junto a los expertos de atenciones capitalistas, a maquillar las carcomidas bases de la democracia burguesa, mostraron para tal fin la vitrina económica del saqueo que colocaba al Perú en un envidiable “ritmo de crecimiento económico” sostenido en la región, se vendía al amparo del ilusionismo y los malabares capitalistas, la necesidad de mantener en el poder a una clase política corrupta que ligada al capital extranjero por casi 200 años, viene profundizando la brecha entre ricos y pobres y, por otro lado, la necesaria permanencia del modelo económico neoliberal, pensada por los estrategas de  las escuelas económicas imperiales como la receta nacional y mundial para garantizar la acumulación de la riqueza y la formación de ejércitos de pobres y humillados.
La ofensiva imperial estaba anunciada, en la “visita” del administrador del imperio más genocida de la historia Barack Obama a la Cuba revolucionaria, éste había señalado que ni la historia ni la ideología eran válidas en la era del pensamiento único, claro para un imperio dedicado al saqueo y la expoliación colonialista, solo tenían lugar sus bombas que junto a sus permanentes agresiones, de la mano de sus transnacionales, dan forma y esencia a la moderna intervención neocolonial. Desde la “democrática” invasión a Irak, el negocio de destruir para adjudicarse la reconstrucción de los escombros, continúa con el beneplácito de sus agencias neocoloniales como Naciones Unidas y la sordomuda OEA.
Los agresores de siempre tienen sus pretensiones, que la memoria histórica se eche al olvido y el acumulado histórico pase a formar parte del prehistórico museo de la lucha de clases, el fin de la historia es y será la ilusión capitalista destinada a seguir manteniendo fraccionado al pueblo y mantenerse como clase dominante al frente del Estado y del país; el uno convertido en su instrumento de dominación y el otro, devenido en su banca personal.
El permanente bombardeo comunicacional ha resultado ser una guerra mediática, no declarada, invisible, que ha llevado al pueblo peruano, a un nivel de casi embrutecimiento ideológico y embarcado en los laberintos de la democracia burguesa y la mentira electoral.
La victoria de PPK, es la victoria del modelo fujimorista de estado, es la victoria de la antipatria, donde el “apoyo crítico” validará las atrocidades del capital y su salvaje voracidad.
La nueva ola contrarrevolucionaria, inspirada en la Doctrina de la Seguridad Democrática, que no es otra que la política externa norteamericana para apropiarse de recursos estratégicos, recursos naturales y del control de los gobiernos en Latinoamérica y el mundo; y esta orientación estratégica de la geopolítica gringa se muestra violenta y agresiva contra el bloque progresista de Nuestra América. Así, la victoria electoral de PPK, es en realidad la victoria del imperialismo en un enclave colonial importante para su reposicionamiento en que antaño definió como su “patio trasero”.
¿Cómo entender la victoria imperial en un país sumido en la pobreza?
Los revolucionarios tupacamaristas tomamos tres elementos fundamentales para una comprensión marxista:
PRIMERO, la cuestión colonial que ha convertido a Lima, como el epicentro del conservadurismo donde se genera lo más reaccionario del pensamiento político peruano que junto a los medios de desinformación masiva, actúan sobre la conciencia de las mayorías nacionales, desmoronando su condición de nación y clase,
SEGUNDO, la cuestión económica, cuyo desarrollismo al amparo de un estado rentista-clientelar genera la ilusión de progreso y desarrollo, y
TERCERO, la no recuperación política-orgánica del campo popular que a la fecha no resuelve la cuestión de su organización y dirección revolucionaria.
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias-Ejército Popular Tupacamarista (FAR-EPT), fiel a su compromiso de luchar por la Patria Grande y el Socialismo, condena la actitud de Verónica Mendoza y del eserismo peruano que de manera irresponsable con la historia y los intereses populares orientaron y manipularon el voto de los humillados y ofendidos, ocultaron con sus cánticos democráticos sobre la presencia gringa en el bastión de la resistencia latinoamericana, cuya táctica injerencista y de reposicionamiento en la región viene utilizando por un lado, una política de diplomacia de primer mundo para el caso de Cuba y una política de agresión para pueblos del tercer mundo, como se ve en la Venezuela del Comandante Chávez cuyo objetivo es la derrota del proceso bolivariano, la revocatoria del Presidente Maduro y el derrumbe del ALBA, esta misma orientación capitalista, se extiende a Bolivia donde busca reeditar la experiencia Argentina en el mejor de los casos, señalamos que para estos fines, no es ajena la agudización y profundidad de la guerra mediática desatada para el “caso León” que tiene como base la crisis del sistema judicial, descartando la cuestión del desprestigio que el “caso Zapata” pretendió constituir como base de un período de ingobernabilidad y desestabilización política.
El imperialismo y la derecha local, intenta colocar en el imaginario colectivo que la crisis en el Proceso de Cambio Boliviano, del Estado Plurinacional, no es consecuencia de su base capitalista, sino que ella es consecuencia de la crisis de la dictadura de los movimientos sociales principalmente el movimiento cocalero; se pretende así, evitar la fase socialista.
El ascenso al gobierno de PPK, la norma extraterritorial norteamericana contra los productores de la hoja de coca, la destitución de la Presidente Dilma, forma parte de un paquete intervencionista en la Patria Grande.
La pugna interimperial por la posesión del mercado latinoamericano ha dado una inicial victoria a los EEUU en la región.
RECORDAMOS:
Que la victoria de PPK es la reedición de la orientación de la izquierda eserista de los años 80 que bajo la tesis del “mal menor” definió el nacimiento de la dictadura y se constituyó en cómplice de la ofensiva contrarrevolucionaria; por tanto no puede ser vista como un giro estratégico revolucionario por generar las condiciones para una nueva ofensiva revolucionaria, para una nueva gran ola de la lucha de clases, sino que constituye la capitulación  estratégica del reformismo ante sus pares, por ello decimos que la presencia de Verónica Mendoza no es casual en la tragedia peruana, a todas luces es el retorno del papel de Ravines contra el proyecto transformador del Amauta Mariátegui.
Bajo el auspicio de los traidores, PPK encabezan la ofensiva imperial en la región, profundizando el desmonte de las fronteras nacionales a la cabeza del Acuerdo del Pacífico, constituido en centro del conservadurismo, por tanto en plataforma de la reacción regional.
En este nuevo mapa político, quien pierde es el pueblo y con el aval electoral la derecha colonial mantiene su propuesta de hacer del Perú, el Israel norteamericano.
NUESTRA PROPUESTA Y NUESTRA POSICIÓN:
Desde nuestras trincheras de lucha proponemos:
-La construcción de una propuesta política propia que junto a los pobres del campo y la ciudad marche a la conquista de la justicia social.
-Articular al pueblo para organizar la resistencia política.
-Defensa bajo los lineamientos del internacionalismo revolucionario, a los países que forman el bloque progresista en la región, ante la amenaza imperial.
Algún lugar de la Amazonia Peruana,
junio de 2016
¡Porque sin luchas, no hay victorias!
¡Túpac Amaru Vive, vuelve y vencerá!
¡Comandante de la Dignidad Tupacamarista Néstor Cerpa, Presente!
¡Con las masas y las armas, Patria o Muerte… Venceremos!
Camilo Reyes
Fuerzas Armadas Revolucionarias
Ejército Popular Tupacamarista
FAR-EPT