martes, 24 de mayo de 2016

CATAMARCA, ARGENTINA: Resistencia Indígena al despojo de sus tierras ancestrales

Red Latina sin fronteras
22 mayo, 2016
Pueblos Originarios denuncian que intentan despojarlos de sus tierras en el norte de Belén
El Consejo de Participación Indígena denunció que comuneros de las Comunidades Indígenas de Corral Blanco y de Aguas Calientes corren peligro de ser despojados de las tierras que habitan desde hace siglos.
Una asamblea de 9 comunidades de pueblos originarios se reunió días pasados en Laguna Blanca, en el norte grande del departamento Belén.
En ese encuentro se debatieron los principales temas que preocupan a estos sectores, particularmente el de la propiedad de las tierras que habitan desde hace siglos y que ahora se ve amenazada por pedidos de desalojo.
Trascendió que las comunidades originarias de Aguas Calientes y Corral Blanco, paraje situado a 15 kilómetros de Laguna Blanca, recibieron días pasados un oficio del Juzgado de Belén en el que se intima a quienes allí habitan a desalojar las tierras.
Cabe acotar que algunas de esas comunidades ya cuentan con Personaría Jurídica, mediante la cual el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas las reconoce como pueblo originario.
En la mencionada asamblea, los representantes de las comunidades elaboraron un documento.
El texto completo del mismo es el siguiente:
“Las autoridades tradicionales, Caciques de la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita de Catamarca, en representación de nuestras respectivas comunidades, reunidos en Asamblea los días 1 y 2 de abril de 2016, comunicamos a la opinión pública y a todos los organismos competentes nacionales, provinciales y municipales, la situación de inseguridad que padecen nuestras comunidades debido al avasallamiento de nuestros derechos ancestrales como comunidades indígenas preexistentes.
“En este sentido, solicitamos la solidaridad de la sociedad en su conjunto debido a la usurpación del territorio comunitario que están sufriendo los comuneros de las Comunidades Indígenas de Corral Blanco y de Aguas Calientes. Repudiamos todos los actos violentos e intimidatorios que sufren los miembros de nuestras comunidades y hacemos responsable a todos los organismos estatales competentes de todos los despojos y abusos, particularmente al Poder Judicial, que puedan sufrir las propiedades de nuestros comuneros. Solicitamos la urgente intervención estatal para que garanticen el cumplimiento de nuestros derechos establecidos en la Constitución Nacional (Art.75, inciso 17).
“Nos declaramos en estado de alerta y movilización, y por la Pachamama, por nosotros, nuestros ancestros y por nuestros hijos, defenderemos hasta las últimas consecuencias los territorios donde convivimos desde tiempos inmemoriales”.
Firman el documento los caciques de las comunidades originarias Diaguita Aconquija, La Hoyada, Cerro Pintao, La Quebrada, La Angostura, Laguna Blanca, Paloma Yaco y el Consejo de Participación Indígena.