martes, 16 de febrero de 2016

DEFENSORAS DE MESOAMÉRICA CONDENAN EL ASESINATO DE LA REPORTERA ANABEL FLORES

Rocío Méndez Robles
Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos
15 febrero 2016
691 mujeres defensoras humanitarias de El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua que integran la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) expresaron su condena del feminicidio de la periodista Anabel Flores Salazar, cuyo cuerpo  fue hallado con posibles actos de tortura en el estado de Puebla, tras haber sido sustraída de su domicilio en Veracruz por un contingente de hombres armados el pasado 8 de febrero de 2016.
"El asesinato de Anabel Flores Salazar es el 14º perpetrado en México contra una mujer periodista desde 2002, y junto con los todavía impunes de Yolanda Ordaz (2011) y Regina Martínez (2012), es el 3º acaecido en el Estado de Veracruz desde 2011, bajo el mandato del Gobernador Javier Duarte, periodo en que el total de periodistas asesinados en dicho Estado asciende a 17, reclaman en un posicionamiento público.
Las defensoras de Mesoamérica resaltan que "este último crimen se produce después de que en noviembre de 2015 el Gobernador firmara el 'Convenio de Colaboración Interinstitucional para instrumentar el Programa de Políticas a favor de las y los periodistas que desarrollan el ejercicio de la Libertad de Expresión en el Estado de Veracruz'. Sin embargo, el 22 de ese mismo mes, la reportera Melissa Díaz fue agredida por agentes de la seguridad pública mientras realizaba una cobertura informativa en Xalapa".
Asimismo, alertan que la situación en Veracruz no es un hecho aislado. México ocupa el primer lugar en asesinatos de periodistas en América Latina y el séptimo del mundo según en el Balance de periodistas asesinados en el mundo, 2015 realizado por la organización internacional Reporteros Sin Fronteras.
Por su parte, Comunicación e Información de la Mujer AC (CIMAC) desde 2002 ha registrado 252 agresiones contra mujeres periodistas en México.
Este panorama, lejos de cesar, tiende a agravarse. En los últimos meses constatamos un incremento significativo en los ataques contra mujeres periodistas, como son los recientes allanamientos de los hogares de Flor Goché (Desinformémonos) y Elva Mendoza (Contralínea), en septiembre de 2015; de Gloria Muñoz (Desinformémonos), con sustracción de información sensible, en noviembre de 2015; o de Anabel Hernández, hechos denunciados también en noviembre de 2015.
La Iniciativa Mesoamérica de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos, defensoras de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y México, demandan al Gobierno Federal y a las autoridades estatales que se investigue debidamente el feminicidio de la periodista Anabel Flores Salazar, así como el del resto de mujeres y defensoras asesinadas en México y cuyos crímenes permanecen en la impunidad.
Que se garantice y se implementen las condiciones para que, desde una perspectiva de género, todas las mujeres periodistas y defensoras de derechos humanos puedan ejercer de manera libre y segura su labor.
Que cumplan e implementen todas las recomendaciones dictadas por los mecanismos internacionales de derechos humanos a favor de las mujeres defensoras y periodistas para que sea garantizada su labor en condiciones de seguridad y sin temor a represalias.
Finalmente piden que se promueva y reconozca públicamente la importancia y el valor fundamental de la labor de las mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas de cara a la trasformación social, por la paz, el respeto, la tolerancia y una convivencia digna e igualitaria de las personas.
El clima de riesgo que enfrentan las mujeres periodistas en el país responde a un contexto generalizado de violencia e impunidad que afecta en igual medida a las mujeres defensoras de derechos humanos, concluyen.