jueves, 28 de enero de 2016

Reaviva el gobierno la 'fuerza' del SME: Inversión para rehabilitar las hidroeléctricas.

27 de enero de 2016
El sueño del Sindicato Mexicano de Electricistas prendió con este Gobierno.
A poco más de 6 años de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), el SME volverá por la puerta grande al negocio de la electricidad al convertirse en el primer generador privado del mercado eléctrico mayorista que entra en operación el viernes. "Generadora Fénix", empresa formada por el Sindicato y la portuguesa Mota-Engil, venderá electricidad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
"Generadora Fénix son los primeros que van a aportar. Van a generar para el Sistema Interconectado Nacional", informó César Hernández, subsecretario de Electricidad de la Secretaría de Energía (Sener).
En agosto de 2015, el gobierno de Peña Nieto negoció con el SME 15 plantas hidroeléctricas que pertenecían a LyFC y facilitaron su asociación con Mota-Engil para invertir en esta empresa 5 mil millones de pesos para rehabilitar las hidroeléctricas en un plazo de 3 años.
Posteriormente, la portuguesa planea la construcción de una central de ciclo combinado en el Estado de México por 800 millones de dólares en asociación con el Sindicato.
Los ex trabajadores de LyFC recibieron la concesión del Gobierno por 30 años de las 15 plantas.
Sin embargo, de la mano de su socio portugués se espera aumentar a 2 mil megawatts de capacidad en los próximos 5 años.
La reforma eléctrica permitirá que el SME venda su electricidad a los suministradores y usuarios calificados, estos últimos son las empresas intensivas en consumo de electricidad.
Pero, en esta primera fase de implementación sólo la CFE es la entidad autorizada para comprar electricidad a terceros. Es decir, el SME sólo podrá venderle en este momento a la Comisión.
Luis Miguel Labardini, especialista en energía del despacho Marcos y Asociados, explicó que hasta que no se lleve a cabo la división de la CFE en subsidiarias y filiales, será un actor con poder sustancial de mercado.
Eduardo Reyes, analista de PWC, consideró que será hasta febrero cuando exista mayor visibilidad sobre el precio y volúmenes de transacción del mercado eléctrico.
La Sener reconoció que la apertura eléctrica implicará un periodo de maduración de por lo menos un año.
Los precios de electricidad serán públicos y los consumidores podrán conocer el comportamiento del mercado todos los días a través del Cenace.