martes, 26 de enero de 2016

PADRES DE AYOTZINAPA VAN A LA CORTE, A 16 MESES DE LA DESAPARICIÓN DE SUS HIJOS

Redacción Animal Político
Enero 26, 2016
Padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa marcharon la tarde de este martes 26 de enero del Ángel de la Independencia hacia la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a 16 meses de la desaparición de sus hijos.
Durante la manifestación, los familiares de los normalistas insisten en su demanda de que el Poder Judicial de la Federación se conduzca conforme a derecho, con imparcialidad e independencia en el caso de los amparos que han promovido policías de Iguala en contra de las órdenes de aprehensión por homicidio, indica un reporte del diario Reforma.
Antes de la marcha, una comisión de padres de los estudiantes desaparecidos acudió a la Suprema Corte y exigió una reunión con el ministro presidente de la Corte, Luis María Aguilar.
El abogado de los padres, Vidulfo Rosales, explicó que su objetivo es que el ministro presidente de la Corte “tramite y gestione una reunión con los juzgados de Iguala para que nos puedan informar a cabalidad cuáles son los procesos que se tramitan, cuál es el estado que guardan los amparos” y que pida al Poder Judicial que “sus resoluciones tomen en cuenta la gravedad de los hechos”.
Acusan retraso en peritajes de la PGR
Luego de tres meses de que los restos fueron exhumados, familiares del normalista Julio César Mondragón, asesinado y desollado la noche del 26 de septiembre de 2014, acusaron el retraso de la Procuraduría General de la República (PGR) para tomar el ADN del joven y entregar el cuerpo a la familia.
(El retraso se debe a un) último documento que se extiende para que se pueda realizar esta prueba, que habilita la intervención de un juez más en el DF, para que dé fe de la toma de muestra”, dijo Sayuri Herrera, abogada de la viuda de Mondragón.
Durante la marcha de este martes, familiares y normalistas realizaron un funeral simbólico frente a las oficinas de la PGR, en Paseo de la Reforma, donde colocaron un ataúd vacío.