martes, 19 de enero de 2016

Nueva York: Invitación al Encuentro por la Humanidad y en contra del Desplazamiento

Centro de Medios Libres
18 enero, 2016
Invitación del Movimiento por Justicia del Barrio al Encuentro por la Humanidad y en contra del Desplazamiento
A l@s integrantes de organizaciones y sus familiares, a los pueblos de las distintas comunidades, y a toda la gente de buen corazón que está resistiendo en sus comunidades:
A todos aquellos que están luchando por dignidad y en contra del despojo, desplazamiento y la rezonificación:
A quienes luchan por la humanidad:
Quinto Encuentro en Nueva York por la Humanidad y en contra del Desplazamiento
Un Encuentro es un espacio de intercambio humano y de reflexión. Un Encuentro no es una conferencia con discursos o con un panel de oradores, sino un momento de intercambio que los Zapatistas han diseñado como otra forma de hacer política: desde abajo y a la izquierda. Es un lugar donde todos podemos hablar, donde todos vamos a escuchar a los demás, y donde todos podemos aprender. Es un lugar donde podemos compartir las muchas luchas diferentes que hacen de nosotros uno solo.
El Barrio, Nueva York, domingo, 31 de enero a las 3:00 pm
Aquí estamos. Somos una comunidad en resistencia. Sentimos un nuevo momento.
Por toda la ciudad, por todo el país y por todo el planeta, el sistema se está sacudiendo y está tambaleándose. Vemos que muestra delgadas grietas en sus muros de concreto. Aquí en la ciudad, vemos a pueblos dignos uniéndose para oponerse a las políticas racistas que amenazan con desplazarnos a nosotr@s —los inquilinos de bajos ingresos,  la gente sin vivienda, los pequeños negocios— de nuestras viviendas y comunidades.
El alcalde, respaldado por los intereses de las constructoras de bienes raíces y de las empresas corporativas, intenta fortalecer sus riendas de poder al diseñar, promover y aprobar políticas públicas racistas, tales como los planes de rezonificación y de construcción de viviendas de lujo que desplazan a nuestras comunidades.
Los de arriba tratan de vender la vivienda pública mediante la privatización y la anexión de la tierra donde viven los pobres de la ciudad.
Mediante la brutalidad y el hostigamiento, los poderosos criminalizan y tienen como blanco de ataque a nuestras hermanas y hermanos sin vivienda, marginados de la sociedad.
Los políticos al servicio de los intereses empresariales y las constructoras de bienes raíces pertenecen a una cultura que utiliza el poder del dinero para tomar el control de lo que pertenece a nuestras comunidades.
Los poderosos quieren desplazar a las familias pobres para renovar sus edificios y rentar los apartamentos a la gente rica, a la gente blanca con dinero. Quieren construir altos templos de riqueza, enormes cantidades de viviendas de lujo en nuestras comunidades pobres de color, con la excusa de que es por “el desarrollo de la comunidad”.
Quieren desalojar a los vendedores ambulantes que se ganan la vida de manera honorable y digna; a las familias que tienen sus pequeños restaurantes, sus pequeñas tiendas de ropa y sus pequeñas bodegas en las esquinas de nuestros barrios. Quieren desplazarnos para instalar sus restaurantes de lujo, sus grandes tiendas de ropa cara y sus cadenas de supermercados. Quieren cambiar nuestros vecindarios.
Los poderosos quieren cambiar nuestra cultura utilizando sus planes de opresión. Quieren cambiar lo que nos hace ser de América Latina, o de raza negra, o asiática y/o pueblos indígenas.
Quieren destruir todo lo que nos hace ser vibrantes comunidades de color, y quieren reemplazarnos con su cultura del dinero.
Sabemos que estos opresivos planes impuestos no pueden ser reformados ni revisados para que funcionen al servicio de los pueblos.
Los políticos locales utilizan su poder, su influencia y su dinero para tratar de comprar a la resistencia en nuestras comunidades y para pacificar el disentimiento, y esto lo hacen bajo el disfraz de “participación de la comunidad”, para que sus planes racistas de rezonificación sean más apetecibles y aceptables. Hay quienes optan por aceptar el dinero de los poderosos y navegar en las corrientes de su poder. Quieren crear ilusiones como si estuvieran al lado de los de abajo mientras ellos se benefician de los poderosos.
El poder busca dividirnos y marginarnos como pueblos de América Latina, de raza negra, o asiática y/o indígenas, como mujeres, como transgéneros, como lesbianas, como homosexuales, como jóvenes, como ancianos, como trabajadores, como gente sin vivienda, como inmigrantes, como inquilinos. Debemos resistir la división. Debemos buscar la unión.
Y mientras luchamos aquí, no nos olvidamos de nuestras compañeras y compañeros que resisten en los lejanos rincones del mundo. Tampoco nos olvidamos de dónde venimos, y que muchos de nosotros ya hemos sufrido el despojo y desplazamiento de nuestra patria. Nos unimos a la gente sencilla y humilde de todas partes del mundo en su resistencia, al tiempo que nos defendemos y luchamos contra los de arriba que nos han presionado y obligado a tener esta digna rabia.
Así que, una vez más, invitamos a nuestro rincón del mundo a aquellos que están luchando por vivienda, por libertad, por justicia, por amor, por tener una voz, por tener un espacio para existir, por la preservación de nuestras comunidades, por la paz, por respeto, por ellos mismos, por su comunidad, por dignidad… por la humanidad.
Invitamos a quienes construirán algo nuevo y hermoso…
Los grupos que estamos luchando por la humanidad y en contra del desplazamiento por todas partes de Nueva York, del país y del mundo, compartiremos nuestras luchas y buscaremos a través de este encuentro descubrir maneras de apoyarnos mutuamente. Compartiremos mediante cualquier forma de expresión que elijamos, ya sea verbal, mediante canciones, poesía o versos, con un video, mediante artes visuales o como quiera la gente  expresar mejor su lucha.
Posdata: ¡L@s niñ@s están especialmente invitados a asistir y romper la “piñata neoliberal”!
Por favor avisen de su asistencia antes del 20 de enero con la cantidad de adultos y niños que irán, sus nombres y una dirección a la que quisieran recibir sus boletos gratuitos.
Una vez que avise de su asistencia, recibirá usted sus boletos y más detalles sobre el encuentro.
Para obtener más información o avisar de su asistencia, por favor escríbanos a: movementencuentro@gmail.com
¿Quiénes somos?
Movimiento por Justicia del Barrio es una organización de base comunitaria compuesta mayoritariamente por mujeres migrantes en el este de Harlem, la cual lucha por dignidad y en contra del desplazamiento. Durante 11 años, esta agrupación ha creado un movimiento local por dignidad que ha enfrentado y ha derrotado a empresas transnacionales y a políticos corruptos. Movimiento por Justicia del Barrio está comprometido con los principios de autonomía y autodeterminación y practica la democracia participativa y la toma de decisiones horizontal a escala comunitaria. Movimiento lucha por la liberación de las mujeres, de la gente de color (pueblos de América Latina, de raza negra,  asiática y/o indígenas), de la gente transgénero, de las lesbianas y homosexuales, de los inmigrantes y de los pobres.