lunes, 26 de octubre de 2015

Carta de Luis Fernando Sotelo al Encuentro por los Presos de la Red vs la Represión

Martes, 27 de octubre de 2015
(Vía telefónica desde el Reclusorio Sur, compartición para el  Encuentro Nacional por nuestros presos políticos, Tlanixco, 24 de octubre 2015)
RvsR
Noticias Anticarcelarias
¡Buen día o Buena Tarde!
Según sea allá, les envío un cordial saludo a todos y todas y solo compartirles lo que vía telefónica Luis Fernando Sotelo  compartió desde el Reclusorio Sur para el Encuentro Nacional de la RvsR por nuestros presos políticos.
Un abrazo y saludo de la Familia de Luis Fernando Sotelo.
Tlanixco, Estado de México D.F.. 
24 de octubre 2015
¡Hola!  Antes que nada, muchos saludos y muchos abrazos para todos y todas  (para sus luchas).
Soy un preso del D.F., a consecuencia de las leyes ambiguas amañadas, bueno, de las leyes capitalistas como específicamente lo son las tipificaciones de los delitos: ataque a las vías, daños a propiedad privada y ataques a la paz pública.
Se dice que a todas luces, por los de arriba y los gobiernos que ¡se combate la inseguridad y el crimen!, está claro ese es su discurso y en realidad solo combaten la inseguridad en sus ganancias  y el crimen se fomenta en cualquier parcela capitalista.
Soy un individuo reprimido por la burocracia y las instituciones penitenciarias y de “justicia”. Ya esta situación le procede el plan de la lógica neoliberal, al que se suman las políticas de arriba sin distinción de colores.
Se vuelven capitalistas por  comisión u omisión cuando legislan el castigo para los que dañan la propiedad (como dañas algo muerto); por comisión cuando imparten “justicia”; cuando la mayoría de los presos solo se convierten en fianza, en reparación económica, en fin: en botín de guerra para los jueces, los MPs, los policías, los custodios de la cárcel…; por omisión cuando se ignoran leyes que supuestamente le hacen contrapeso a la corrupción de los funcionarios públicos. Y es que en realidad no se necesita estar organizados a luchar para vivir la represión en carne propia. A todos los presos (o sea gente que “cae” a la cárcel por diversas tipificaciones. robo, lesiones, etc., etc…) los reprimen e implantan las reglas de explotación y el desprecio.
Acá se escucha más o menos seguido, acaban sentenciando, -desde su autoritarismo- “yo no te traje acá”, o “yo no te mande a traer”. Claro quien lo dice (custodios o “llavero”), lo dice para lavarse las manos y la cara de vergüenza. Para mí  solo significa que ellos no son la totalidad de la estructura del estado, si acaso una de las piedras angulares. Pero son todo o una parte su versión actual es represiva (policíaco) y autoritaria (radical), por lo que su objeto máximo es crear una sociedad a modo carcelaria.
Todo lo que se sale de los límites de la democracia oficial (electoral), y de las leyes de explotación por los poderosos debe ser despreciado -criminalizado y reprimido- procesado…
Los de arriba también siguieron utilizando el discurso de transición de cambio  y sí, en efecto, todo va cambiando, aunque no en beneficio de la mayoría, ni en beneficio de los que necesitan tomarse el cambio en sus manos. Pero lo que surge es Rebeldía, porque este mundo es tan estrecho para la vida, fueron cambiando los colores, tanto que hay “nuevas ilusiones”, pero para mí mientras se siga queriendo transformar el mundo (por uno mejor) y para las mayorías con los mismos medios y corporaciones que se utilizan para matar, desaparecer, callar, encarcelar y desunir a los pueblos pienso que se da un paso atrás. Cuando mucho con esa lógica se fomenta el olvido del daño hecho desde esos espacios partidistas contra los de abajo. Y  la historia (no la academia) cotidiana nos enseña que “olvidando” se vive en otro tiempo que no es el presente para ACCIONAR, vaya ni siquiera en el futuro para SOÑAR.
A todos y todas que me oyen (y leen) no olviden el dolor y la tristeza de ver y vivir en el mundo globalizado por el capital. Muchxs son herederxs de la resistencia al despojo, para los de arriba, los poderosos no había botín del despojo mientras no olvidemos…porque a veces es bueno preguntarse ¿de dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Qué hago aquí?
Yo trato de retroalimentar sus ánimos y su crítica, no porque asuma el único papel de opinólogo, sino porque pienso que mis palabras se encuentran con ustedes, para que florezca el diálogo. Un diálogo entre los que contra la realidad van caminando.
Varios herederos de la resistencia al desprecio, algunos hasta han sido criminalizados (como yo) no olvidemos que entre nuestros sueños queremos dejar de aparentar una “normalidad” que nos segregó, nos excluye y nos aísla. Con espacios como estos siento la ruptura con ese orden sobrevalorizado por la gente enajenada al dinero y la explotación, a veces hasta pudieran invitarnos a la explotación, porque ahora es relativamente más agradable, porque con menos trabajo tal vez hoy tengo acceso a más productos comprables que ayer. Pero no nos engañemos no sería para y por nuestra vida plena, sería para y por el capital.
Agradezco enormemente el tiempo para desarrollar este chorote o paréntesis de mi “ver” (ya lo decidirán ustedes) ya que lo hago por compartirles por último que aun teniendo la represión de cara, o sea la cárcel, quiero seguir analizando y ejerciendo la resistencia a la misma. Por ello a medida de lo posible y de sus respuestas me gustaría saber más de cómo resisten, de cómo ven el resistir y el atacar a los que sostienen con el poder la época neoliberal: saber más de sus luchas, de sus presxs, de sus reflexiones.
Es todo en cuanto a mi palabra en este espacio, les deseo buena tarde y mejor aún frutos de sus esfuerzos individuales y colectivos, por estar presentes y por organizarse.
¡Rabia y odio vs la Cárcel (la social y la jaula)!
¡Vida y Libertad para todos y todas!
Con cariño; hasta la próxima
Luis Fernando Sotelo Zambrano
24 de Octubre de 2015

No hay comentarios: