viernes, 30 de octubre de 2015

Alto a la salvaje represión contra el magisterio en lucha. ¡Basta de criminalizar la lucha social!

difusion_01
29 octubre, 2015
Centro de Medios Libres
Libertad inmediata e incondicional de los maestros de la Sección 22 detenidos por oponerse a la Reforma Educativa! Repudio al desalojo del plantón del magisterio oaxaqueño!
La madrugada del jueves 29 de octubre la Policía Federal, la Gendarmería y el Ejército desalojaron violentamente el plantón que sostenían los maestros de la Sección 22 a las afueras del Instituto de Educación del Estado de Oaxaca (IEEPO). Detuvieron selectivamente a 4 dirigentes de la Sección 22 allanando sus hogares, golpeándolos y finalmente llevándolos al DF para un juicio federal.
La Procuraduría General de la República detalló que giró varias órdenes de aprehensión a dirigentes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Los detenidos son: Juan Carlos Orozco, del Sector Salina Cruz, Othón Nazariega Segura, del Sector Periferia, Efraín Picazo, del Sector Ciudad, y Roberto Jiménez, del Sector Costa. Los 4 detenidos fueron brutalmente golpeados y sacados de sus hogares.
Las detenciones selectivas, operadas por la Policía Federal, a los maestros combativos de la Sección 22, son un ataque a todos los luchadores sociales del país. El régimen político quiere quebrar a los maestros, imponerles la Reforma Educativa que destruye la educación pública y gratuita y además destruye las conquistas laborales logradas por años de lucha. Esto es una continuidad del ataque perpetrado contra el magisterio oaxaqueño con la desaparición del IEEPO, y de las amenazas realizadas por parte del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño y el gobierno federal. Un golpe contra uno, es un golpe contra todos.
Los detenidos fueron presentados por la madrugada de hoy en la PGR. Los cargos que les imputan son una clara medida de represión política. Podrían pasar de 3 a 40 años de prisión y serán puestos a disposición de jueces federales. Les acusan de toma violenta de instalaciones de la Junta Distrital en Tehuantepec, la toma de PEMEX en Oaxaca, así como la refinería en Salina Cruz, y hasta de quemar libros de educación básica.
Después de la detención de los maestros un millar de elementos de la PF desalojó brutalmente el plantón que sostenía la Sección 22 a las afueras de las instalaciones del IEEPO. Esta represión intenta amedrentar a todos los maestros que se oponen a la Reforma Educativa.
Esta represión se suma al reciente ataque que recibió la Sección 7 de la CNTE en Chiapas, la brutal represión a los maestros de Colima y Tamaulipas y es parte de una política del régimen político mexicano, PRI, PAN, PRD, que el 26 y 27 de septiembre del año pasado realizó la masacre de Iguala en la que perdieron la vida Julio César Mondragón, Daniel Solís Gallardo, Julio César Ramírez Nava y tres inocentes más.
Este régimen responsable de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ha declarado la guerra a los maestros imponiendo represiones administrativas como el no pago de salario a quienes participan de las movilizaciones contra la Reforma Educativa,, cierra turnos enteros, despide a cientos de maestros y expulsa a los estudiantes conscientes que defienden la educación pública como el caso de Aldo Santos, estudiante de la Escuela Normal Superior de México.
Desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas y la agrupación magisterial Nuestra Clase (conformada por maestras y maestros integrantes del MTS e independientes) nos pronunciamos por la liberación inmediata e incondicional de los maestros detenidos en la jornada represiva del miércoles 28, repudiamos el desalojo del plantón de la Sección 22 a las afueras del IEEPO. Llamamos a la más amplia unidad de todo el magisterio que se opone a la Reforma Educativa, la cual se debe expresar en acciones coordinadas de lucha y movilización, dejando atrás acciones divididas que sólo debilitan al movimiento de los trabajadores ante los embates del gobierno. Las centrales sindicales que se reclaman democráticas y opositoras, no pueden limitarse a declaraciones: la solidaridad elemental de clase requiere que se convoque a acciones concretas de solidaridad en las calles, y a preparar un urgente paro nacional contra la reforma educativa y en apoyo al magisterio.
Llamamos a levantar una gran campaña unitaria de solidaridad, nacional e internacional, contra la represión del gobierno de Peña Nieto y por la liberación de los presos del magisterio y todos los presos políticos del país.
Movimiento de los Trabajadores Socialistas y la Agrupación Magisterial Nuestra Clase