viernes, 28 de agosto de 2015

“Se llevaron a las mamás de los normalistas”: manifestantes agredidos por granaderos en el Metro #Video

 Golpean en metro #Zócalo a madres de los normnalistas
Guerrilla Comunicacional México
#Zócalo #MadresNormalistas
Ciudad de México 26/08/15
Esta noche al hacer metro popular los granaderos y trabajadores del metro aparecieron para reprimir a los participantes, se llevaron a varios compañeros a quienes golpearon brutalmente, en el video se ve cómo las madres de los normalistas de Ayotzinapa son encapsuladas y golpeadas por esos bastardos.
Represión en el metro zócalo al hacer metro popular: denunciamos la represión hacia madres de los normalistas de Ayotzinapa, Guerrilla Comunicacional México, Brigada Oriente 2-Caña, Izquierda Socialista, Comité de Lucha Estudiantil del Politécnico y sociedad civil. los policías intentaron desaparecer a los compañeros, pero gracias a la difusión inmediata y a la solidaridad de las personas que se quedaron a acompañarnos, aparecieron en la plancha del zócalo tirados y completamente golpeados.
 Por: Redacción Revolución
26 agosto, 2015
(26 de agosto, 2015).- El siguiente video da muestra del uso de la fuerza policíaca en la estación Zócalo del Metro de la Ciudad de México, en donde decenas de manifestantes pretendían realizar un “metro popular”, por lo que fueron agredidos. En el video se alcanza a escuchar el grito de “se llevaron a las mamás de los normalistas, ya desaparecieron a 43…”
 Repudiamos la brutalidad policíaca y la represión a la protesta social
La Voz del Anáhuac
26 de agosto de 2015
Este 26 de agosto se cumplieron 11 meses del secuestro-desaparición forzado de 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa en un operativo policíaco militar perpetrado la noche del 26 de septiembre de 2014, planeado desde la cúpula del Estado mexicano. Desde entonces, estos hechos, en los que fueron asesinados tres estudiantes normalistas, una profesora de la CETEG, un joven futbolista y el chofer de un autobús, y fueron secuestrados-desaparecidos 43 normalistas, se han denunciado como un crimen de Estado.
         Desde entonces se han movilizado sus madres, padres y compañeros de escuela, con la solidaridad de amplios sectores de la sociedad mexicana e internacional. Se han coordinado, hasta la fecha 15 acciones globales, con manifestaciones, mítines y una diversidad de actos de protesta en varios estados de la república y en diversos países del mundo.
         “Quisieron desaparecernos, pero aparecimos en todo el mundo”, “quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semilla”, son algunas de las frases que se leen en mantas, pancartas, muros, volantes, pegotes, fanzines…
         Luego de la 15ª Acción Global en la Ciudad de México que consistió en la visita a diversas embajadas para solicitar el apoyo de la comunidad internacional, a las 4pm se reunieron diversos contingentes solidarios en el Ángel de la Independencia para marchar hasta el Zócalo, donde se concluyó con un mitin.
         Al término del mitin, mientras el grueso de padres y madres de Ayotzinapa abordaban los autobuses en los que regresaban a Tixtla, una comisión que permanece en esta ciudad para llevar adelante las Jornadas de Solidaridad que se vienen desarrollando desde el 19 de agosto en distintas escuelas y espacios urbanos, se dirigió a la estación del metro Zócalo. Ahí encontraron que un grupo de jóvenes realizaba una protesta en repudio al aumento a la tarifa impuesta por el gobierno del DF desde diciembre de 2013. Al grito de “Metro Popular” los activistas invitaban a los usuarios a pasarse sin pagar boleto. Se encontraban ahí, para tratar de impedir esta protesta, policías de civil y uniformados al servicio del servicio de transporte colectivo. Inútilmente porque el número de personas que se sumaban a esta protesta crecía.
         La comisión de dos madres, un padre y una hermana de normalistas vieron que la protesta era también exigiendo la presentación con vida de sus familiares desaparecidos. Los jóvenes que llevaban a cabo el “Metro Popular” habían participado en la marcha de solidaridad con Ayotzinapa, así que se sumaron a esta protesta, desplegaron las mantas con las fotografías de sus hijos para hacer patente su presencia como un acto de reciprocidad.
         Los policías, al ver que no podían contener esta protesta, pidieron el auxilio del cuerpo de granaderos. Minutos después, un contingente de granaderos irrumpió de manera violenta en las instalaciones del metro. Empujando con sus escudos a usuarios y manifestantes, indiscriminadamente y sin importarles la presencia de mujeres, niños y ancianos, replegando a todas y todos con sus escudos y deteniendo a quienes los policías de civil del metro señalaban.
         La reacción de las madres de Ayotzinapa no fue correr para ponerse a salvo de la brutalidad policíaca, sino intentar defender a quienes los policías estaban deteniendo. “¡Así se llevaron a nuestros hijos!”, gritó una de las madres. “¡Es una protesta pacífica; son estudiantes, no delincuentes!”, gritó otra, mientras se interponía entre los granaderos y uno de los jóvenes que querían llevarse.
         Las madres quedaron también encapsuladas, pero lograron ser rescatadas por algunos de los manifestantes que resistían el brutal ataque policíaco.
         Protestar es un derecho. Durante 11 meses ininterrumpidos de lucha las madres y padres de Ayotzinapa han comprendido que ante la barbarie gubernamental es necesario que abajo, los que luchan, se apoyen y defiendan recíprocamente.
         Era una situación riesgosa pero eso no impidió que su amor por sus hijos desaparecidos se extendiera para abrazar a estos otros jóvenes que se manifestaban en la estación del Metro Zócalo. “Son como nuestro hijos: jóvenes conscientes que luchan contra las injusticias”, dijo una de las madres.
Testimonio de la represión de esta noche en el metro #zócalo