lunes, 10 de agosto de 2015

CHILE: PALABRAS PREVIAS Y DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DE IZQUIERDA GUEVARISTA

 
“Si fuéramos capaces de unirnos, qué hermoso y qué cercano sería el futuro”
Ernesto Guevara

Izquierda Guevarista de Chile
Frente de Trabajadores Guevaristas
Colectivo Poder Popular de Santiago
Juventud Guevarista de Chile

Palabras previas

Las organizaciones revolucionarias de nuestro país, adscritas a la corriente guevarista, hemos desarrollado un abnegado trabajo de constitución de fuerza propia durante el último tiempo. Durante los últimos años nos hemos abierto un camino al interior de la izquierda revolucionaria, como también al interior del movimiento obrero y popular que lucha día a día contra la explotación y la miseria. Hoy, las agrupaciones guevaristas decidimos nuestra unidad orgánica en un proyecto único.

Por lo anterior, las organizaciones guevaristas que adscribimos a este esbozo de declaración de principios lo hacemos bajo la convicción de que la unidad de los revolucionarios, especialmente entre las fuerzas más afines, es una obligación moral indiscutible e incuestionable. Sabemos que el camino de la unidad de los revolucionarios y de sus fuerzas políticas es un camino largo y complejo. Nosotros recién lo empezamos a transitar. Pero pese a la incertidumbre del futuro lo asumimos con consecuencia y decisión. Frente de Trabajadores Guevaristas y Juventud Guevarista de Chile en este momento son frentes intermedios de masas de una organización común: Izquierda Guevarista. De modo que no disuelven sus fuerzas y sus orgánicas, sino que se integran en un proyecto único guevarista.

Con humildad dedicamos estas palabras a los revolucionarios que asaltaron el Moncada un lejano pero a la vez tan presente 26 de julio de 1953. Los saludamos no tan solo porque expresaron en su debido momento la actitud histórica que deben asumir los hombres y mujeres honrados frente a los poderes dominantes de una clase que se siente infinitamente poderosa y avasalla sin miramientos contra el pueblo trabajador. Lo hacemos precisamente porque su valerosa acción comenzó a dar un giro a la historia que, permítasenos afirmar, aún no agota su fuerza, su impulso. Tomamos el 26 de julio como fecha de nuestra fundación, precisamente porque en tiempos de sombras y debilidades, de explotación y miseria, debemos jugarnos por tomar el futuro en nuestras manos, armarnos del valor necesario y golpear al enemigo con todo lo que tengamos, cueste lo que cueste.

También dedicamos este esfuerzo a los revolucionarios que un 15 de agosto, hace cincuenta años, asiendo la misma bandera, los mismos colores, la misma concepción de la lucha de clases  que los revolucionarios cubanos, dieron vida al Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile. El MIR y su proyecto sigue vivo hoy con la misma fuerza de antaño. Puesto que el proyecto de Miguel, Luciano, Bautista, los hermanos Vergara, Paulina Aguirre, Coño Villabela, Pepe Liendo, Paine y cientos más, no ha perdido ni un acápite de validez histórica. El imperialismo sigue allí, destruyendo naciones y tierras enteras alrededor de todo el mundo, sin piedad ni compasión. La explotación capitalista no ha hecho más que profundizar sus métodos y sofisticar su régimen de dominación ideológica contra los trabajadores del campo y la ciudad del mundo entero. No importa qué digan los traidores y los renegados de poca monta que pululan por allí. El proyecto mirista se eleva por sobre generaciones completas y se asienta en los corazones de los hombres y mujeres que hoy continuamos por el camino de la Revolución Latinoamericana. No nos rendimos. No claudicamos. No renegamos.

Por supuesto que también saludamos a las fuerzas guevaristas de ayer y de hoy que han luchado y luchan por la libertad y el socialismo de nuestro amado continente. Al PRT-ERP de Santucho, al ELN de Bolivia, Chile, Perú y Colombia, al EGP de Massetti, al MRTA de Cerpa, al EGP de Guatemala, a las FPL-FM de El Salvador, a los militantes consecuentes del FSLN, a las generaciones de cubanos acerados por la revolución y los cuadros revolucionarios de su partido dirigente, el Partido Comunista de Cuba. También a las viejas, pero no caducas, experiencias de la Organización Latinoamericana de Solidaridad y la Junta de Coordinación Revolucionaria, agrupaciones internacionales que trazaron un camino que hemos de transitar todos quienes luchamos a diario por el Socialismo en todo el mundo. Pero sobre todo saludamos a nuestros hermanos y hermanas de la Coordinadora Guevarista Internacionalista que hoy se intenta configurar como una alternativa revolucionaria internacional para los pueblos del mundo que luchan por la victoria definitiva.
Izquierda Guevarista de Chile
DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Militantes revolucionarios de todas las edades y generaciones nos agrupamos hoy con el franco objetivo de unir lo mejor de nuestras personas; lo mejor de nuestras experiencias e historias con la sincera convicción de constituir un único movimiento político guevarista. Movimiento revolucionario mediante el cual desarrollaremos organizadamente la lucha por la emancipación de la clase obrera y el pueblo trabajador en su conjunto.

Lucharemos resueltamente contra el modo de producción capitalista fundado sobre la base de la esclavitud asalariada del ser humano, la enajenación de la conciencia y la destrucción de la naturaleza.

Enarbolamos orgullosos las banderas de la unidad internacional de los trabajadores, especialmente de la clase revolucionaria latinoamericana que se enfrenta diariamente contra el imperialismo y contra las burguesías que nos explotan y someten.

Desarrollamos toda nuestra acción revolucionaria sobre los fundamentos programáticos de la Revolución Latinoamericana, concepción política que comprende al conjunto de Nuestra América como una sola gran patria a liberar.

La Izquierda Guevarista de Chile es una organización revolucionaria de carácter socialista.

Los guevaristas de estas tierras comprendemos y afirmamos que la revolución solo puede ser socialista. Somos enfáticos en referirnos sin ambigüedad ni vacilación a que toda concepción que ubique la posibilidad de establecer algún tipo de alianza con las burguesías locales está condenada al fracaso. La clase dominante presente en cada uno de nuestros países ha dado muestras claras de que sus intereses se ubican en completo antagonismo con los intereses de la clase revolucionaria y en perfecta concordancia a los intereses del imperialismo y la burguesía internacional.

La Izquierda Guevarista de Chile es una organización revolucionaria de carácter internacionalista.

Somos guevaristas porque comprendemos nuestra acción dentro de un marco internacional de enfrentamiento revolucionario contra el imperialismo y sus burguesías lacayas. Aspiramos a desarrollar una vanguardia unificada de todas las fuerzas revolucionarias de Nuestra América. Quienes, guiadas bajo los mismos preceptos programáticos y estratégicos, asumamos como una sola gran organización la lucha contra la explotación y la enajenación burguesa. América Latina es una sola. Debemos ser capaces de conformar una sola vanguardia revolucionaria que asuma la dirección y la conducción de la lucha de clases en la perspectiva de la Revolución Socialista en todo el continente.  

La Izquierda Guevarista de Chile es una organización revolucionaria de composición obrera, popular y campesina.

Los guevaristas poseemos la certeza histórica de que la única unidad posible es la que se establece sobre la base del conjunto del pueblo explotado. Sostenemos firmemente la independencia de clase, rechazando categóricamente toda concesión o alianza que pretenda subordinar los intereses de la clase revolucionaria a los intereses o aspiraciones mediocres del reformismo burgués o pequeñoburgués.

La Izquierda Guevarista de Chile es una organización revolucionaria en desarrollo, un destacamento guevarista de avanzada que se funde y acera al calor de la lucha revolucionaria.

Somos francos al comprender que en Chile y en gran parte de Nuestra América no existen vanguardias revolucionarias realmente unificadas. Más bien, persisten una serie de grupos y organizaciones de avanzada que aún no logran madurar hasta el punto de poder ubicarse al frente de la lucha de clases en sus respectivos territorios. Debemos avanzar hacia la unidad nacional e internacional de los revolucionarios. Para nosotros, dicha unidad debe estar fundada sobre los principios programáticos de la Revolución Latinoamericana, junto al desarrollo estratégico del poder revolucionario de la clase trabajadora a escala internacional.

¡POR LA REVOLUCIÓN LATINOAMERICA!

¡POR LA CONTINUIDAD DEL PROYECTO REVOLUCIONARIO!

¡PATRIA LIBRE O MORIR!

¡PATRIA O MUERTE: VENCEREMOS!
 

No hay comentarios: