miércoles, 27 de mayo de 2015

REPUDIO A LA FARSA ELECTORAL (texto de volante del Colectivo Azcapotzalco)

“El trabajador que empuña una boleta electoral es digno de lástima, porque él mismo nombra a sus verdugos, él mismo fabrica el látigo que ha de cruzarle el rostro, él mismo permite que perdure este sistema infame en que, para darse una vida regalada, es preciso tener bajo los pies a los débiles, los ignorantes y los tontos”.
(Ricardo Flores Magón)
REPUDIO A LA FARSA ELECTORAL

 

Nos quieren hacer creer que la única forma en que podemos decidir nuestro futuro es votando, quieren que creamos que la democracia se reduce a eso.

Pero en México todos los partidos políticos están al servicio del sistema de explotación que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. Unos partidos son abiertamente burgueses, otros se disfrazan de “izquierda”, para engañar al pueblo y hacerle creer que ellos nos van a salvar de la miseria.

La realidad es que ningún partido político representa los intereses del pueblo. Votes por quien votes, gobierne el partido que sea, nada cambia. Los explotados seguimos bajo el yugo capitalista y la clase dominante es cada vez más voraz, ambiciona cada vez más poder político y económico, son cada vez más cínicos, corruptos y criminales.

Todos los partidos políticos están involucrados hasta la médula con el crimen organizado que dicen combatir. Los cárteles financian sus campañas a cambio de impunidad. Los narcos están asociados con el ejército, con la policía y con el gobierno en todos sus niveles.

Eso no va a cambiar aunque te presenten diversas “opciones” para elegir. Es tiempo ya de entender que nadie va a hacer nada para que los trabajadores vivamos dignamente. Lo que no hagamos nosotros mismos organizándonos y luchando, nadie va a hacerlo.

Las elecciones son una farsa. El voto no rompe las cadenas de la explotación. Veamos el ejemplo que nos han puesto los pueblos que han hecho a un lado a todos los partidos políticos y se han organizado para gobernarse por sí mismos. Cherán y Ostula en Michoacán, los pueblos de la montaña y la Costa en Guerrero, algunos pueblos del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, los Yaquis en Sonora y, sobre todo, los pueblos zapatistas en Chiapas que construyen su autonomía desde hace ya 21 años. Son libres, trabajan en colectivo la tierra, su trabajo les permite tener salud y educación autónomas, sin recibir ni un centavo del gobierno. Sin partidos políticos, sin elecciones, decidiendo desde sus asambleas comunitarias, nombran sus consejos autónomos, sus Juntas  de Buen Gobierno. Organizándose han aprendido que solo el pueblo salva al pueblo. Han construido una democracia donde el pueblo manda y el gobierno obedece.
Pero si aún crees que sirve de algo votar y decides depositar tus esperanzas en la urna electoral, el tiempo te mostrará la realidad. Nada cambiará verdaderamente hasta que nosotros mismos, el pueblo trabajador, nos organicemos y luchemos desde donde vivimos, trabajamos, estudiamos y resistimos la miseria, la falta de trabajo, las enfermedades, las arbitrariedades y crímenes de la policía y el ejército.

En Guerrero, padres y madres de los 43 compañeros desaparecidos de Ayotzinapa por el gobierno han decidido boicotear las elecciones. El golpe que recibieron les ha hecho entender que ir a votar no sirve más que para legitimar la farsa y hacerse cómplices del gobierno criminal.

Aquí, por lo menos, hay que repudiar la farsa, no recibir propaganda de ningún partido, destruir la que se atrevan a echar en nuestra casa, aprovechando el tiempo en cosas útiles en lugar de formarse en la casilla electoral. ¿Cuáles son esas cosas útiles que podemos hacer? Platicar con nuestra familia, con nuestros vecinos, con los compañeros del trabajo o de la escuela para que entiendan también la inutilidad de ir a perder el tiempo frente a una urna electoral donde lo único que conseguiremos es ser objeto de la burla de quienes desde el poder nos desprecian, nos explotan, nos reprimen, nos despojan de nuestros derechos (recuerda la reforma laboral que impusieron a fines de 2012, la reforma educativa con la que privatizan la educación pública y la que preparan para privatizar la salud pública) y entregan los recursos del país a los capitales extranjeros (recuerda la reforma energética con la que subastan al mejor postor el petróleo y la electricidad).

Han hecho añicos lo poco que quedaba de la nación. Y de esto son responsables o cómplices todos los partidos políticos que hoy te piden el voto. No debemos seguir permitiendo eso, necesitamos demostrarle a esos vividores de la política, a esos corruptos cínicos y criminales que no los necesitamos para nada, que esa casta privilegiada que son como clase política debe desaparecer.
COLECTIVO AZCAPOTZALCO,
adherente a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona
síguenos en las redes sociales:

No hay comentarios: