lunes, 25 de mayo de 2015

PUEBLO CREYENTE DE SIMOJOVEL EXIGE JUSTICIA Y VERDAD POR MUERTE DE BEBÉS

Pueblo Creyente de Simojovel, Chiapas, México
A 23 de mayo del 2015
Fotos: Peregrinación en Simojovel.
Comunicadores Comunitarios de Simojovel.
facebook: Pueblo Creyente de Simojovel
“Nosotros nos negamos a morir,
por esa muerte enviada por el gobierno de manera vil y cobarde,
valientes como siempre”.
EL GOBIERNO INTENTÓ MASACRAR A 31 ÑINAS y NIÑOS
Al pueblo de Simojovel
A la opinión pública
A los medios libres
A la prensa Local, Estatal, nacional e internacional
A los defensores y defensoras de los derechos humanos
A las distintas denominaciones religiosas
A las diferentes organizaciones sociales estatales y nacionales
A la Organización de las Naciones Unidas (ONU)
A las Organización Mundial de la Salud (OMS)
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
A la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas
A los pueblos originarios de México
A todos los hombres y mujeres de buena voluntad que han defendido incansablemente la vida.
Hermanos y hermanas, estamos luchando aquí por la vida, todos nos preguntamos qué pasaría si se hubieran muerto los 31 futuros de México, seguramente diría el gobierno que de todos modos fue una bacteria que los mató y así evitar su responsabilidad y levantar el cuello lamentando las muertes con todo el cinismo de siempre.
El día de ayer la COFEPRIS nos presentó otra de las tantas mentiras como el Chupacabras de Salinas, no les creemos nada porque no hay transparencia, en la reunión los cuestionamos y se quedaron callados al decirles que este no es un caso aislado porque hace seis años en el Municipio de San Fernando fueron vacunados 18 niños y empezaron a vomitar sangre hasta la fecha no sabemos cuántos se murieron. Y cómo es posible que con la muerte de dos niños por las vacunas del IMSS la COFEPRIS sean premiados con reconocimientos por la Organización Mundial de la Salud.
Y cómo creer y confiar en personas que sólo piensan en matar a niños y jóvenes como lo hicieron con los estudiantes de Ayotzinapa, y quién nos va decir la verdad entonces, ¿acaso vendrán los expertos independientes de otros países?, ya que desde el primer momento se envió información a organizaciones internacionales de esta grave situación.
¿Quién nos garantiza que estos 29 bebés van a quedar bien, que tal en 5 años presentan cáncer o algún otra enfermedad incurable?, seguro el gobierno dirá que por falta de alimentación y de cuidado eso nos preocupa a todos, que no queden bien y que más adelante tengamos que salir a buscar a hospitales gastando nuestro poco de dinero. Por eso que el gobierno se responsabilice en todo, y que no sólo quede como responsabilidad de este gobierno sino también de los que vienen.
Pedimos que se haga justicia pero no sólo es encarcelar a unos cuantos y después de unos meses lo dejen libres, que comiencen con los de allá arriba, con los directivos del IMSS, con los de la COFEPRIS, con el gobernador del Chiapas por el mal estado de la clínica y el camino que eso, nos hizo tardar mucho para que salieran los 31 bebes, pero si hablamos de los partidos políticos, son como las cantinas los encontramos en todos lados.
Los bebés no los vamos a cambiar por cinco mil pesos como ofrece el gobierno de Manuel Velasco, esa propuesta nos parece más que una burla que no encontramos palabra para describir nuestro coraje porque la vida no vale cinco mil pesos.
Nos es la primera vez que el gobierno golpea el Ejido La Pimienta, el primero entraron sin permiso la empresa GIMSA a buscar riqueza de esas nuestras tierras, segundo los partidos políticos entran a dividir, tercero quisieron matar a 31 bebes y cuarto se burlan de las muertes, Manuel Velasco y el director del IMSS.
A principios de este año, por sus reformas de Peña Nieto la empresa GIMSA entran en la Pimienta a buscar la riqueza del suelo como es el ámbar, estas dos personas los detuvieron y lo metieron en la cárcel de la comunidad durante un día por acuerdo del ejido, después se hizo documento interno para que no los despojen. Ahora que están en campaña los políticos todo mundo se quiere aprovechar de la situación tomándose foto como lo hace Manuel Velasco, abrazando una bebe tratando de limpiar su imagen ante la crítica nacional e internacional.
Como antecedente:
El gobierno no es la primera vez que mata niños; en su gobierno de Pablo Salazar se murieron varios bebes en el hospital en Comitán, en Acteal para acabar con la lucha indígena organizó a varios paramilitares matando a 45 indígenas y cuatro no habían nacido, les abrieron el vientre y les sacaron el bebé para matarlo. En la guardería ABC en Chihuahua murieron 49 bebes, los culpables están libres. A los de la Comisión Nacional de Derechos Humanos su silencio significa complicidad. Vamos a seguir luchando. Queremos justicia incluyendo los daños que nos hicieron a todos, o sea a todos.
ATENTAMENTE:
Pueblo Creyente de Simojovel, Chiapas, México.

No hay comentarios: