domingo, 17 de mayo de 2015

Evaluarán autoridades el caso de Néstora Salgado; lleva 11 días en huelga de hambre

La coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, Néstora Salgado, fue detenida el 21 de agosto de 2013. Foto Notimex
Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Domingo 17 de mayo de 2015

Su salud, precaria; se ha solicitado su traslado al Distrito Federal para atención médica

Reunión del subsecretario de Derechos Humanos de la SG en Guerrero

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SG), Roberto Campa Cifrián, se reunirá en las próximas horas con autoridades guerrerenses para evaluar el caso de Néstora Salgado.
Hemos estado pendientes de su salud y tenemos programada una reunión en la que van a participar autoridades del Hospital General y de la Secretaría de Salud de Nayarit, pero también de Guerrero y del Distrito Federal, porque se ha solicitado su traslado a la capital.
Este viernes, José Luis Ávila, esposo de Néstora Salgado –coordinadora de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero–, dijo que la salud de ella es precaria, a lo cual habría que sumar dos años de mala alimentación y la falta de atención médica especializada.
La subsecretaría a su cargo tiene la responsabilidad en este caso de vigilar el cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la integridad física de Salgado, detenida desde el 21 de agosto de 2013.
Este sábado, comentó el funcionario, el reporte es que el estado de salud es bueno, pero desde hace varios días está en huelga de hambre y ello implica algún riesgo, de ahí que estemos pendientes.
Salgado se encuentra desde hace 11 días en huelga de hambre, en protesta por los nulos avances de su caso y su reclusión acusada de secuestro.
La parte que nos corresponde, señaló el funcionario en entrevista, es atender las medidas cautelares de la CIDH y en ese asunto estamos involucrados y obligados a garantizar su salud y seguridad.
No corresponde a la subsecretaría de Derechos Humanos esa decisión (determinar su traslado a una cárcel no federal o emitir una opinión de su situación legal), sino vigilar que las medidas cautelares se atiendan, comentó.
El esposo de Salgado expresó que Néstora y su familia se encuentran en una situación desesperante. No creemos que nos aguante mucho, expresó durante una conversación telefónica.