viernes, 29 de mayo de 2015

Comunidad Indígena Santo Tomás y San Miguel Ajusco: Intromisión de la Procuraduría Agraria

Procuraduría Agraria DF presiona a comuneros a vender la tierra; propicia trifulca en asamblea; hay dos comuneros heridos.
Por Matilde Pérez Uribe
domingo 24 de mayo de 2015
México, DF. Dos de las autoridades comunales de San Miguel Ajusco, delegación Tlalpan, -Mario Rodríguez Osnaya y Miguel Ángel Eslava- fueron golpeados y resultaron con heridas leves tras la trifulca que se desató esta mañana en un salón de actos, en donde, de acuerdo a la convocatoria emitida por el delegado de la Procuraduría Agraria (PA) en el Distrito Federal, René Francisco Bolio, se llevaría a cabo la asamblea para destituir de sus cargos a las autoridades comunales.
La emisión de la convocatoria no cubrió los requisitos legales ni el delegado de la PA respondió a la petición de las autoridades comunales de exhibir el documento en el que la mayoría de los comuneros demandan la destitución de sus autoridades. “La convocatoria sólo responde a la demanda de un pequeño grupo encabezado por Simón Cedillo e Ivonne Rodríguez, quienes dicen a la gente que recibirán 2.5 millones de pesos cada uno por la venta a particulares de 480 hectáreas del predio denominado Tlapanco, el cual fue decretado por la comunidad área de reserva natural”, explicó Javier García García, tesorero de las autoridades comunales.
Desde hace años, dijo García García por vía telefónica, las autoridades agrarias –PA y Registro Agrario Nacional- presionan a los comuneros para que vendan dicho paraje, el cual pasa cerca de la ciclopista. “No sabemos realmente para qué lo quieren, pero siguen presionando para que se venda. En febrero de este año, el delegado de la PA en el DF, también lanzó una convocatoria para destituirnos, el procedimiento fue ilegal y por ello interpusimos un recurso de nulidad cuyo proceso jurídico continúa en el Tribunal Unitario Agrario”.
El delegado de la PA está violentando los derechos de los comuneros y lejos de actuar como autoridad para conciliar, está provocando divisiones y enfrentamientos. A la reunión de esta mañana llegó acompañado por un grupo de 12 personas y pretendió llevarla a cabo en un salón de actos situado en un segundo piso y con una salida estrecha. A dicho lugar –que no es en el que se llevan a cabo las reuniones comunales- habían llegado cerca de 150 personas; un grupo de señoras reclamaron al delegado agrario su actitud, el funcionario con actitud burlona y con prepotencia aventó a las mujeres. El hecho desató el enojo de los comuneros y los acompañantes del delegado empezaron a golpear a la gente, abundó.
En ninguna de las dos ocasiones que ha emitido las convocatorias, el delegado de la PA ha cumplido con el requisito legal de notificárselo a las autoridades comunales; además, la segunda convocatoria no fue colocada en un sitio público visible para toda la comunidad.
Tras los hechos, las autoridades comunales se presentaron en la agencia dos del Ministerio Público de Tlalpan para denunciar los hechos.