miércoles, 29 de abril de 2015

¡DE CHIAPAS A SONORA CON LA COORDINADORA! (Colectivo Magisterial Independiente)

Es una escuela preparatoria  para la lucha
general contra la burguesía y su Estado,
con el objetivo de destruir 
al Sistema Capitalista 
Ejes rectores de la CNTE
Este 17 de abril se cumplen 26 años del inicio del paro indefinido de la Sección 9 y de la CNTE, es una de las mayores conquistas organizativas de los Trabajadores de la Educación. Y no se puede aquilatar este triunfo, sin analizar la dialéctica del triunfo y la derrota, ya que fue gestada a partir de la gran traición de los Charros del SNTE y un gran logro, la creación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
Nació en medio de grandes protestas a saber: la plaza de Tiananmén, en Pekín; el “Caracazo” en Venezuela; la ofensiva del FMLN del Salvador; los escuadrones de la muerte denunciados por Amnistía Internacional en Guatemala; la transición pactada, silenciosa del sátrapa Pinochet a Patricio Aylwin en Chile. En nuestro país todavía los mexicanos no asimilaban el estratosférico fraude electoral en las que el partido oficial (PRI) recurrió al fraude y a la represión más violenta; inicia el salinato, la aplicación implacable del Neoliberalismo; Baja California se convirtió en el primer estado en ser gobernado por un partido diferente al PRI; la caída de la “Quina” y Venus Rey caciques de los petroleros y los músicos respectivamente; la huelga de la Ruta-100 y el movimiento magisterial daba sus primeros frutos, con la destitución de Carlos Jonguitud Barrios.
Ningún acontecimiento político en nuestro país de los arriba mencionados, ha tenido tanta repercusión e influencia en el desarrollo del movimiento popular como el que desplegó la Sección 9 y la CNTE. Sus medidas, acciones y actitudes fueron observadas por los distintos sectores de la sociedad, varios compartieron ese entusiasmo, mostrando su adhesión de diferentes maneras al movimiento de los maestros. 
El Movimiento Magisterial aglutinado en la CNTE, no pueden entenderse como un hecho aislado, pero su explicación puede encontrarse en la desilusión generalizada del país frente al panorama sombrío en que se encontraba en 1989, hoy más agudizada . Una grave crisis económica, los cotidianos escándalos de corrupción, los asesinatos de estudiantes y la represión despiadada del gobierno contra la protesta popular, fueron el caldo de cultivo para la protesta magisterial y del pueblo, ante la inercia de una clase política que no tenía la capacidad –sigue sin tenerla- de dar respuesta a aquella dura realidad.
Sin duda la trayectoria de lucha de los trabajadores de la educación y el hecho de que su movimiento sigue siendo un ejemplo de resistencia y dignidad nacional e internacional, influyeron en varios sectores de nuestro pueblo los cuales se identificaron con nosotros desde el comienzo.
Si heroica fue la rebeldía magisterial, si valientes fueron los esfuerzos para enfrentar a Elba Esther, estos últimos años nuestra lucha contra las Reformas a los Artículos 3º y 73, adquieren la altura de una proeza digna de inscribirse en la perenne historia de la lucha de la humanidad por la dignidad.  
¿En qué se basa la vigencia de la CNTE? ¿cómo explicar su supervivencia? afirmamos categóricamente que la vigencia de la CNTE es porque entendimos lo que decía el Maestro Agustín Ascensión Vázquez “ESTOY CON LOS DE LA RAZÓN, ESTOY CON LOS DE LA VERDAD”, porque construimos una nueva cultura política y construimos una relación con nuevos valores humanos basados fundamentalmente en la solidaridad; un nuevo sindicalismo, hecho cultura de rebeldía, de democracia de base, de ser pueblo, hacer pueblo y estar con el pueblo, aspectos principales en la resistencia a la provocación permanente del gobierno, los charros y sus aliados. 
Como Colectivo Magisterial Independiente manifestamos: nuestra lucha exige una unidad dialéctica entre la teoría y la práctica, sobre todo atendiendo al principio leninista de que no hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria. La Democratización de la Educación, del SNTE y del país, no es meramente un acto de voluntarismo, ni siquiera de heroísmo, es una acción histórica de clase, no sólo en la perspectiva política de transformación social, sino también en lo concreto, en la táctica, en el duro y complicado camino que lleva de la resistencia hasta la victoria. Por último reiteramos lo que en otra ocasión mencionamos: parafraseando a Roque Dalton, jamás debemos perder el criterio de la crítica y la autocrítica, jamás debemos perder el criterio constructivo sobre la base de resolver las contradicciones, que jamás se pierda el sentido de lo que significa la lucha y el sentido organizativo sobre la base de nuestros principios, jamás perdamos de vista que nuestra intención es ser parte de la construcción de un mundo nuevo y si eso es cierto; estamos obligados a cumplir las tareas que modestamente nos correspondan.
Bajo las condiciones actuales que nos impone este régimen, seguir abonando a la división lo consideramos una irresponsabilidad, creer que nombrar es sinónimo de organizar, resistir y luchar, no ha hecho más que polarizar  la lucha y cubrirla con la sombra engañosa de las palabras. Nada de lo construido en el largo camino de democratización de la Sección 9  es resultado de un decir sino de un hacer, y en ese hacer está contenido nuestro quehacer político y nuestra  trayectoria de lucha.
¡LÍNEA HONESTA Y COMBATIVA ESA ES LA ALTERNATIVA!
  Abril 2015