miércoles, 25 de febrero de 2015

‘Fallece’ maestro por traumatismo cráneo-encefálico, confirma gobierno de Guerrero

El maestro jubilado Claudio Castillo Peña, fallecido durante desalojo de la Policía Federal. Foto: CETEG
 
La Redacción
25 de febrero de 2015

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Claudio Castillo Peña, maestro jubilado de 65 años de edad falleció tras el enfrentamiento de ayer por la noche entre maestros de la CETEG y policías federales, denunció Manuel Salvador Rosas, comisionado magisterial.
“Tenemos a un compañero que perdió la vida a las 4:00 horas por los golpes que recibió, llevaba el nombre de Claudio Castillo Peña, era un maestro de 65 años de edad, tenía problemas de salud y era jubilado desde hace 8 años”, dijo en entrevista para Radio Fórmula.
Salvador Rosas informó también que hay 112 profesores detenidos.
El secretario de Protección Civil de Guerrero, Raúl Miliani Sabido, confirmó que Castillo Peña falleció durante la madrugada en el Hospital del ISSSTE en Acapulco, como consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico.
El docente iba al interior de una camioneta y estaba frente a los agentes federales cuando se produjo el desalojo de los manifestantes que tenían bloqueado el bulevar de Las Naciones.
Castillo Peña estaba afiliado al Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).
El desalojo de maestros que se dirigían al aeropuerto internacional de Acapulco se dio luego de que un camión embistiera a policías federales. De ello, el comisionado magisterial deslindó a su movimiento.
“Nos deslindamos totalmente de este camión que embistió a los policías. Minutos antes, los policías empezaron a correr un código, se decían 10-4 entre ellos y estaban hablándose en códigos, colocándose los escudos, y a no más de un minuto llegó el camión, que embistió también a las compañeras de la primera fila y a los granaderos”, dijo Rosas.
“Queremos reportar eso como una de las artimañas del gobierno federal, de ahí se desencadena una fuerte represión, y te puedo decir que tenemos a algunas decenas, cientos de compañeros heridos, algunos en clínicas particulares y otros en instituciones públicas”.
En un comunicado emitido la noche de ayer, la Secretaría de Gobernación aseguró que la Policía Federal (PF) desalojó con violencia a los más de 4 mil maestros de la CETEG sólo cuando no desistieron del bloqueo y de su intento de tomar las inmediaciones del aeropuerto internacional de Acapulco.
“El personal de la Policía Federal privilegió el diálogo permanente con los manifestantes para exhortarlos a desbloquear la vialidad y para que desistieran de su intento de tomar el aeropuerto, sin obtener respuesta positiva”, afirmó la Segob en un comunicado emitido casi a las 22:00 horas.
De acuerdo con la dependencia, el saldo del desalojo de manifestantes en el bulevar de Las Naciones de Acapulco fue de 12 heridos, siete policías y cinco civiles.
El profesor Claudio Castillo Peña no ‘falleció’, ¡fue asesinado!
Comentario de La Voz del Anáhuac
 
En esta nota, publicada por la revista Proceso, se informa del “fallecimiento” del profesor Claudio Castillo Peña, como consecuencia de un ‘traumatismo cráneo encefálico’,… “falleció tras el enfrentamiento de ayer por la noche entre maestros de la CETEG y policías federales”.
         Nuestro comentario es:
El profesor no falleció, fue asesinado, el ‘traumatismo cráneo encefálico’ fue provocado por la agresión que sufrió de parte de policías federales. Y no fue durante un “enfrentamiento”, fue durante el brutal desalojo que la policía federal desató, después de horas de resistencia magisterial ante el bloqueo impuesto por la policía para impedirles sus derechos a la libertad de tránsito, de manifestación, de reunión, de expresión, de protesta contra las políticas gubernamentales que pisotean sus derechos laborales y contra las mentiras con las que el Estado pretende garantizarse impunidad por los asesinatos y desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurridos desde el 26-27 de septiembre de 2014.
         El profesor Claudio Castillo Peña fue asesinado por el Estado, por su criminal brazo armado, la llamada policía federal. Fue el Estado, que desde las llamadas ‘altas esferas’ del poder, una vez que el procurador pretendió dar carpetazo a la investigación y búsqueda de los 43 compañeros desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, con su “verdad histórica”, ha estado amenazando al movimiento por la presentación con vida de los normalistas con la represión. Ha cumplido su amenaza: decenas de profesores tuvieron que ser hospitalizados tras la brutal represión, más de un centenar están detenidos y se sabe, por ahora de un asesinato, el del profesor Claudio Castillo Peña.
         ¿Piensa el Estado que con este crimen va a intimidar, que con esta brutalidad va a detener el movimiento de maestros, normalistas y pueblo que reclaman justicia? Por el contrario: las protestas, las movilizaciones han aumentado. No sólo en Guerrero, en todo México y en muchas partes del mundo se han alzado puños y gritos repudiando al Estado criminal.
Ahora estamos ya en el quinto mes de lucha y de protesta por la desaparición forzada de los 43 compañeros de Ayotzinapa, por los asesinatos cometidos hasta ahora, que se suman a la ya cadena interminable de crímenes de Estado.
Y así nos llaman vándalos cuando nos salimos un milímetro de la legalidad burguesa que ni ellos respetan. ¡Basta ya de crímenes y de impunidad! ¡A organizarse en todos lados contra el sistema capitalista, a terminar con la brutalidad estatal! ¡No esperemos justicia de parte del Estado! ¡Seremos los hombres y mujeres, los trabajadores del campo y de la ciudad, quienes organizados haremos pagar al Estado y a sus asesinos a sueldo por estos crímenes!
 

No hay comentarios: