miércoles, 18 de febrero de 2015

Cinco meses de dolor y rabia por la desaparición forzada de 43 compañeros de Ayotzinapa

Ayotzinapa: A 5 meses de la desaparición forzada de 43 normalistas seguimos luchando por verdad y justicia.
 
La Voz del Anáhuac.
Colectivo Azcapotzalco, adherente a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona
Síguenos en las redes sociales:
22 febrero, 2015.

Hace ya 5 meses 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron secuestrados-desaparecidos por policías municipales de Iguala. Desde entonces, sus familias, compañeros y cada vez más gente digna y de buen corazón de todo el mundo ha levantado la exigencia de la presentación con vida de estos jóvenes.

      El Estado mexicano ha intentado todas las mentiras y mañas que lo caracterizan para pretender eludir su responsabilidad en este crimen de Estado y ahora busca cerrar el caso diciendo que los compañeros fueron asesinados y calcinados por Guerreros Unidos, grupo criminal coludido con los gobiernos municipal, estatal y federal. La intención de la PGR es  aparentar que se hace justicia con el encarcelamiento de algunos policías, sicarios y la pareja que tenía el poder en Iguala y dejar impunes a los autores intelectuales (funcionarios del gobierno, partidos políticos y capos de los cárteles delincuenciales).

      Ya sabemos la maña del gobierno: encarcela a algunos de los ejecutores del crimen y pasado el tiempo los libera argumentando que hubo irregularidades en los procesos panales, como hizo con los paramilitares que perpetraron la masacre de Acteal el 22 de diciembre de 1997, como ha hecho en muchos otros crímenes para garantizarse impunidad.

      Sabemos que del Estado no podemos esperar verdad y justicia, ellos no se van a autocastigar.

      Habrá verdad y justicia si el pueblo se organiza y lucha contra este sistema capitalista criminal. Y no será buscando arriba, entre los que desde los partidos políticos ahora buscan el voto de la gente. Todos los partidos políticos son parte del sistema criminal. No hay por quién votar. Eso lo tienen muy claro los familiares y compañeros de los desaparecidos de Ayotzinapa, por eso han decidido boicotear la farsa electoral.

      Nuestra única opción es organizarnos de manera autónoma, independiente del gobierno y sus partidos políticos, construir el poder popular desde cada pueblo, ejido, centro de trabajo o estudio, desde cada barrio o colonia, en cada municipio, como desde hace 21 años comenzaron a hacer los pueblos zapatistas en Chiapas, como ahora lo hacen muchos otros pueblos en Guerrero, Oaxaca, Michoacán y otros estados. Resistiendo, organizándonos en asambleas comunitarias, decidiendo por nosotros mismos cómo vamos a resolver nuestros problemas, sin esperar nada del Estado. Para algunos esta idea es un sueño irrealizable, pero ya se ha demostrado que es posible. Así lo han demostrado los zapatistas y los pueblos organizados.