sábado, 29 de noviembre de 2014

POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS DE SAN BARTOLO AMEYALCO

Por Amaranta Marentes Orozco
28 noviembre, 2014

27 de noviembre, el sol en el zenit de mediodía presenciaba raudal el evento político por los presos de San Bartolo Ameyalco. Este pueblo, ubicado en la delegación Álvaro Obregón, al sur de la Ciudad de México, ha sido violentado y amedrentado por la lucha que ha llevado en defensa del manto acuífero que se encuentra en la comunidad; es el último recurso hidráulico puro de la Ciudad, de acuerdo con uno de sus pobladores.
Una de las oradoras –quien es pobladora y parte del Grupo de Trabajo Permanente-San Bartolo Ameyalco (GTP-SBA)– recuerda que el nombre en náhuatl quiere decir lugar donde brota el agua.
Durante el mitin recuerdan la primera irrupción policiaca en la comunidad, el 14 de febrero de 2014; y luego la del 21 de mayo, cuando un grupo de aproximadamente 2 mil granaderos resguardaron la obra hidráulica que pretende tomar toda el agua del manantial y juntarla con la de Cuetzalan para distribuir a sólo una parte de la Ciudad, dejando a los pobladores de San Bartolo sin agua.
El operativo del 21 de mayo inició en la mañana, los granaderos comenzaron a violentar a la comunidad y los pobladores fueron llegando al lugar,  los que se encontraban presentes eran en su mayoría niños, amas de casa y ancianos, como señaló un joven del pueblo –una comunidad trabajadora y que estudia. Se desató una represión que dejó varios heridos y 5 detenidos.
El proceso de los 5 detenidos está cargado de irregularidades, indicó su abogada. Destacó el hecho de que no les han permitido presentar pruebas que constan su inocencia, y que los videos muestran tanto la brutalidad policiaca como la falta de protocolos o mecanismos, además de la vulnerabilidad de algunos grupos (como los niños que salían de las escuelas). Estos fueron postergados como evidencias y apenas la semana pasada –seis meses más tarde– los tomaron en cuenta dentro del proceso. La abogada comentó que se ha interpuesto un amparo para los detenidos.
En el evento se encontraban diversas organizaciones sociales, así como los Familiares y Comité de Apoyo por la Libertad de los Presos Políticos de San Bartolo Ameyalco y el Grupo de Trabajo Permanente-San Bartolo Ameyalco.
El evento pretendía la apertura de un diálogo con las autoridades del Distrito Federal ya que las pruebas demuestran la inocencia de los detenidos, pero el mitin fue ignorado y los manifestantes decidieron hacer un bloqueo sobre Avenida Juárez hasta que apareciera alguna autoridad competente.
Durante el bloqueo, tomaron la palabra distintas organizaciones y oradores, un joven poblador de Ameyalco primero pidió comprensión a los automovilistas y luego preguntó: «¿qué es el ejercicio legítimo de la autoridad?», y respondió: «si ese es el ejercicio, detenciones arbitrarias, exceso de la fuerza pública y lesiones por parte de la autoridad, no es un ejercicio ni comprensible ni legítimo».
En el acto se recuerda también la desaparición de los 43 normalistas, se recalca el hecho de su solidaridad con otras luchas, y enfatizan el hecho de que «los derechos humanos los hacen la sociedad civil».
La presencia policial mantuvo una distancia de varios metros, no hubo incidente alguno y se acordó una nueva manifestación por la libertad de los presos de conciencia de San Bartolo.