domingo, 30 de noviembre de 2014

Aparición con vida de los 43 de Ayotzinapa y libertad a todxs lxs presxs políticxs secuestradxs por el estado

BOLETÍN DE PRENSA DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS DE LA UNAM
A los medios de comunicación
A la comunidad estudiantil y de trabajador@s
Al pueblo de México y el mundo
En el marco del movimiento popular en torno a la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero (además del asesinato de otras 6 personas, entre las cuales 3 de ellas eran también normalistas), el Estado se encuentra en plena ofensiva.
Ante esta situación numerosas protestas han sido realizadas a lo largo y ancho de todo el país, la represión no se ha hecho esperar. El caso reciente más alarmante en la capital del país, es el de los compañeros Bryan Reyes (estudiante de la Escuela Nacional de Música) y Jacqueline Santana (estudiante de la FES Aragón), quienes fueron levantados en un operativo encubierto de la Policía Federal afuera de sus casas con el objetivo de realizar un secuestro de Estado. Dicho operativo fue frustrado debido a la intervención fortuita de la policía capitalina, los cuales desconocían el operativo encubierto, por lo que se les sembró un falso delito que los mantiene recluidos en el Reclusorio Norte y en el Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla respectivamente. Anteriormente, Bryan, Jacqueline y el compañero Ulises Sánchez (quien se escapó de dicho operativo) denunciaron en numerosas ocasiones hostigamiento por parte de personas vestidas de civil afuera de sus domicilios.
El caso de Sandino Bucio Dovalí, estudiante del colegio de Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, es muy semejante al de Bryan, Jacqueline y Ulises. El día de hoy, viernes 28 de noviembre de 2014, Sandino asistió a la Asamblea General de la Facultad de Filosofía y Letras, la cual abandonó a las 17:00. Se dirigió con rumbo a la estación del Metro Copilco cuando fue interceptado por cuatro personas vestidas de civil en un coche tipo Monza de color gris con número de placa 324WHD. Una de las cuatro personas portaba una playera propia de la Policía Federal. Sandino se encontraba frente al restaurante Monte Kailas sobre la calle de Filosofía y Letras cuando los sujetos lo arrastraron hacia el coche, uno de ellos le apuntó con un arma corta en la cabeza. Personas que se encontraban en el lugar intentaron impedir el secuestro, sin embargo otro de los sujetos apuntó hacia la multitud en esta ocasión con un arma larga. Cabe señalar que las personas del automóvil en ningún momento expresaron a donde llevaban al compañero. Múltiples evidencias fotográficas, en video y entrevistas orales fueron tomadas, y pueden encontrarse en el perfil de Facebook de “Asamblea Filos”(*).
Resulta importante insistir que dicho acontecimiento no es un caso aislado, además de Bryan Reyes, Jacqueline Santana y Sandino Bucio, han existido otra serie de detenciones tales como la de Luis Fernando Sotelo, Julián Luna y la de 11 personas que se manifestaban el 20 de noviembre cerca del Zócalo capitalino. Por otro lado los 4 detenidos en la zona aledaña al aeropuerto de la Ciudad de México ya fueron sentenciados. Todas estas personas fueron golpeadas por elementos de la policía capitalina y federal. Cabe señalar que las 11 personas apresadas el 20 de noviembre fueron trasladadas a Penales de Máxima Seguridad en los estados de Nayarit y Veracruz (**). Además de lo anterior es necesario recordar las recientes incursiones policiacas y militares dentro de Ciudad Universitaria en los últimos meses, cuya máxima expresión –hasta el momento– se mostró el 15 de noviembre de 2014 cuando un estudiante egresado del Colegio de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras fue alcanzado por una bala en el pie disparada por un agente de la Policía Federal (el cual por cierto ya fue liberado).
Es clara la complicidad de las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México ante esta ola represiva, puesto que el 30 de octubre de 2014 la Asamblea General de la Facultad de Filosofía y Letras denunció el espionaje por parte de las autoridades de dicha Facultad cuando se encontró una cámara inventariada de la universidad con fotografías y videos que datan desde el 2012. Dicho espionaje ya ha tenido trágicas consecuencias, como por ejemplo, la del asesinato del estudiante Carlos Sinuhé Cuevas en abril de 2011. Por tanto las autoridades universitarias encabezadas por José Narro son cómplices desde hace ya muchos años de esta política de destrucción de todo sector disidente al Estado (el cual en estos momentos es encabezado por Enrique Peña Nieto).
A escala nacional es importante hacer mención a la reciente retención por parte de elementos de la Policía Municipal de 60 normalistas de la Escuela Normal Rural de Atequiza Jalisco, además de la presencia de militares en la Universidad Autónoma de Coahuila, la cual proporcionó una lista de estudiantes activos en movilizaciones de carácter político.
El desprestigio, el hostigamiento, el encarcelamiento y el asesinato de luchadores sociales en todos los rincones del país es parte de una clara política de Estado que busca acabar con cualquier tipo de resistencia política, ya sean los maestros de la CNTE, los normalistas de todas las Escuelas Normales Rurales del país, los sectores estudiantiles organizados, entre muchos otros son víctima.
¡FUE EL ESTADO!
¡Exigimos la aparición con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa!
¡Exigimos la liberación inmediata de todos los presos políticos secuestrados en la actualidad por el Estado mexicano!
¡Abajo los muros de las prisiones!
Firma: Asamblea General de la Facultad de Filosofía y Letras, de la UNAM
Notas de La Voz del Anáhuac:
(*) La denuncia pública inmediata en redes sociales impidió que el secuestro de Sandino Bucio se perpetrara, por lo que sus captores tuvieron que presentarlo en calidad de detenido. Ahí la intervención de abogados Firma: Asamblea General de la Facultad de Filosofía y Letras, de la UNAMsolidarios y de colectivos de derechos humanos, así como la movilización de compañeros y amigos hizo posible que la SEIDO reconociera que no tenía elementos para retenerlo detenido, por lo que tuvo que ser liberado el compañero. Ante lo burdo del caso, la PGR-SEIDO sólo atinó a decir que se trató de una “comparecencia”. Antes de salir de la SEIDO, Sandino interpuso una demanda en contra de los agentes policíacos que lo secuestraron, torturaron y amenazaron.
(**) Igualmente, lxs 11 detenidxs el 20 de noviembre luego de la marcha que concluyó en el zócalo con una explosiva muestra de repudio al narco-estado represor, tuvieron que ser puestxs en libertad en el transcurso del día 29 de noviembre, al reconocer el juez a quien se remitió el caso que carecía de elementos para fincarles los delitos por los que se les consignó, por lo que también tuvieron que ser puestxs en libertad. Lxs compañerxs denunciaron los golpes, amenazas, tortura y tratos degradantes a los que se les sometió desde el momento de su detención arbitraria. La solidaridad, las movilizaciones, la intervención de abogados solidarios (derecho que se les había conculcado pues se les impuso la “defensoría de oficio”) y la denuncia pública a nivel nacional e internacional, fueron determinantes para lograr la liberación de lxs detenidxs el #20NovMx.

No hay comentarios: