domingo, 26 de octubre de 2014

Preguntas de los normalistas: ¿Dónde están nuestros compañeros? ¿De quién son los cadáveres de las fosas?

Colaboración
25 octubre, 2014
Por Eréndira Martínez

“La primera pregunta es: ¿dónde están nuestros compañeros? La segunda: ¿de quiénes son los cuerpos que se encontraron en las fosas de este cementerio que es la ciudad de Iguala? Y le llamamos cementerio porque al parecer Iguala es uno de los municipios más impunes, allí han encontrado todas estas barbaries de gente inocente bajo de la tierra. La tercera: ¿después de que Ángel Aguirre ha pedido licencia para abandonar el cargo, que pasará con él? ¿Se le enjuiciará o será igual que con Abarca Velásquez, que pidió licencia y huyó como un cobarde? La cuarta pregunta es: después de que salga Ángel Aguirre, ¿quién cubrirá su cargo? ¿Será una persona apta, capaz de darle solución a las necesidades guerrerenses, a la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, por ejemplo? Ahí están las cuestiones, para que las reflexionen, las piensen, las analicen”.
Así empezó el comunicado que los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa pasaron en la radio Capital Máxima, con sede en el centro de la ciudad de Chilpancingo, tomada treinta minutos por los jóvenes.
El día siguiente a la renuncia de Ángel Aguirre Rivero, los normalistas no se mantuvieron callados y pidieron que el ex gobernador sea juzgado no sólo por los crímenes cometidos el pasado 26 de septiembre sino por todos los hechos delictivos y agresiones acontecidas en estos casi tres años de poder del político perredista, no sólo en contra de la normal de Ayotzinapa sino de toda la sociedad guerrerense comprometida con la lucha social. Los normalistas no responsabilizan Ángel Aguirre Rivero sólo por sus siete compañeros asesinados, los que se mantienen en estado vegetativo y los hospitalizados por lesiones de armas de fuego, le atribuyen también la responsabilidad de la desaparición forzada de varios dirigentes sociales, de la detención de la integrante de la policía comunitaria en Olinalá, Néstora Salgado, de la muerte de la líder ecologista Juventina Villa Mojica y de su hijo Reynaldo Santana Villa, entre otros. Y piden que toda la sociedad guerrerense y mexicana vigile para que no se repita la “misma historia de Figueroa, que nada más fue destituido pero no encarcelado”.
“Está pidiendo la licencia para poderse lavar las manos, pero nosotros que sabemos lo que pasó en estos tres años en que supuestamente Aguirre Rivero gobernó el estado de Guerrero, sabemos de todos sus crímenes. Parece que volvimos a los tiempos de la guerra sucia, cuando se luchaba en contra de dirigentes sociales, se desaparecían dirigentes estudiantiles, las muertes eran una exageración, el estado estaba demostrando su verdadero rostro”.
Aprovechando de una nota que salió esta misma mañana en el periódico local El Vértice, los estudiantes denuncian también el riesgo de que el cargo de gobernador interino sea ocupado por Socorro Sofío Ramírez Hernández, anteriormente miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y actualmente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), diputado federal y ex secretario de Desarrollo Rural del Estado de Guerrero. Para los normalistas, el hecho de que el periódico El Vértice, que en los últimos tiempos estuvo apoyando la candidatura de Sofío a gobernador para las elecciones de 2015, haya denunciado la deuda que el político tiene con la editora un día después de la renuncia de Aguirre demuestra los enlaces entre prensa y política, las dos corruptas, las dos movidas por el único objetivo que es el dinero. “¿Cuál mejor momento del mero día en que se da este vacío de poder para cobrar lo que supuestamente Sofío le debe al periódico?” Cabe destacar que los estudiantes ven en la actitud de la prensa local también la voluntad de mantener desinformada la sociedad guerrerense acerca de la verdad sobre los acontecimientos que ensangrientan el estado. Por eso reiteran su llamado a la sociedad civil para que no se deje engañar por las mentiras de políticos y periodistas corruptos y coludidos con el crimen organizado y a este propósito cuestionan a la sociedad civil con afirmaciones tan fuertes como necesarias.
“Nosotros queremos decir, como Normal de Ayotzinapa, ¿qué es lo que ha sucedido con los cuerpos encontrados en estas fosas clandestinas? Le decimos a la sociedad en general que puede tratarse de algún familiar de ustedes, que puede también tratarse de alguna otra víctima, que no son nuestros compañeros estudiantes. ¿A qué estamos jugando con este tipo de gobierno? Qué es lo que está sucediendo? Nosotros seguiremos luchando por la desaparición de poderes ya que no se pudo tener una buena gubernatura dentro de nuestro estado y, porque no, también dentro de nuestro país. No podemos seguir permitiendo este tipo de situaciones y por esto se está convocando toda la sociedad de que se una a la movilización civil, una movilización social a la cual tenemos que participar todos y no únicamente los de Ayotzinapa, porque no únicamente nosotros somos los que estamos sufriendo estos atentados. Quisiéramos enmarcar a todos los estudiantes y los campesinos y la sociedad en general que luche por sus derechos, que se defienda, porque el año 2015 no representa ningún favor para la sociedad, en cambio en el año que viene las reformas estructurales harán que casos como el de Ayotzinapa sean normales. La última palabra la tendremos nosotros como pueblo en general”.
En conclusión los estudiantes mencionaron la campaña de desprestigio en contra de la Normal de Ayotzinapa que se está dando en los últimos días e hicieron un llamado a todos los que los están apoyando para que sigan en la lucha, que no les dejen solos, aclarando que no tienen ningún lazo con el grupo criminal Los Rojos, ni con ningún otro grupo delictivo, ni con grupos guerrilleros.