lunes, 27 de octubre de 2014

LA REFORMA DE SALUD DE PEÑA NIETO CASTIGARÁ A ENFERMOS CRÓNICOS Y POBRES


La Dra. Tania Valdez George explica las consecuencias de la reforma de salud que se avecina. Foto: Arturo León
 
Por Arturo León Hidalgo | Ángeles Press

Plantea trasladar fondos públicos a empresas médicas privadas, sin que garantice las atenciones médicas de las necesidades reales de salud de la población.
11 de septiembre de 2014.-El gobierno de Enrique Peña Nieto  prepara una nueva reforma que afectará el sistema público de salud y a la seguridad social, informó la doctora Tania Valdez George, representante del Núcleo de Resistencia por la Salud, y agregó que esta reforma niega el derecho a la salud, reduce la atención pública y amplía el mercado privado de salud.
“Una nueva  reforma va  a implementarse, esta vez negando el derecho a la salud a los más necesitados, enfermos crónicos y pobres, restringiendo la atención médica, asegurando y ampliando las ganancias del mercado privado de la salud”, señaló Valdez, y agregó que el gobierno de Peña Nieto impulsará esta reforma sobre dos pilares principales:
1. Va ser degradar la atención médica del IMSS y del ISSSTE, al paquete del Seguro  Popular a esto ellos le llaman “convergencia”, que implica juntar el Seguro Popular, el IMSS y el ISSSTE.
2. Trasladar fondos públicos a empresas médicas privadas, sin que garantice las atenciones médicas de las necesidades reales de salud de la población.
 
Valdez dijo que las empresas médicas privadas ofertaran servicios del seguro reducido y se les pagará, con dinero público. Abundó que los servicios no incluidos en ese seguro que llamarán “universal” serán cobrados aparte a los usuarios.
La experiencia internacional muestra que bajo la lógica de obtener mayores ganancias las empresas privadas reducen costos, limitan y retardan la atención  y rechazan a pacientes que padecen enfermedades costosas, o que no son considerados buenos clientes, (enfermos crónicos, adultos mayores y pobres). Las personas con mayores necesidades son las menos atendidas, sea porque se les niegan los servicios o porque no pueden pagarlos.
Señaló  que el “supuesto sistema nacional de salud universal que plantea el gobierno de Enrique Peña Nieto”, dejara fuera problemas de salud frecuentes, como la  insuficiencia renal crónica y muchos canceres los asegurados deberán de pagar por la atención en las unidades médicas públicas o privadas.
Afirmó que con esta nueva enmienda  al   sistema  público de salud, solo podrá acceder los derechohabientes a un paquete que solo incluirá 285 enfermedades, “contrariamente a lo que hoy cubre EL IMSS y el ISSSTE, que están obligados a atender todos los padecimientos y aprestar todos los servicios gratuitamente”.
“Si  bien esto  ya no es una opción hoy en día, la diferencia es que luego de la reforma, será la única opción posible, por lo que la atención solo estará disponible para quienes puedan pagarlas”, comentó
Con esta nueva transformación más de 60 millones de derechohabientes al  IMSS y al ISSSTE, verán recortados sus derechos y los inscritos al Seguro Popular no obtendrán ningún avance.
 

No hay comentarios: