viernes, 31 de octubre de 2014

DICEN NO A LAS PRESAS EN LA CUENCA DEL FILOBOBOS-NAUTLA, VERACRUZ

30 / octubre / 2014
La lucha por los ríos y la vida obtiene una victoria en Veracruz
La Semarnat  negó el permiso para la construcción de las presas hidroeléctricas San Pablo y San Antonio en la cuenca del Filobobos-Nautla, Veracruz.
El gobierno federal pretende aniquilar los ríos Veracruzanos al autorizar la construcción de 115 presas hidroeléctricas, en las 18 cuencas de la entidad.

La bioregión, que hace parte de un área natural protegida, la cuenca del Filobobos-Nautla que concentra la mayor biodiversidad y gran parte del territorio presenta escasa alteración.

Concretamente es la cuenca menos dañada, aquí el gobierno federal pretende construir 24 presas hidroeléctricas y la Semarnat ya aprobó 14 manifiestos de impacto ambiental, MIA. Sin embargo cabe destacar que la sociedad, las comunidades, colonias y pueblos de los municipios de Tlapacoyan, Atzalan, Jalacingo y Altotoga se han organizado para fortalecer la resistencia socioambiental para impedir la destrucción de la cuenca referida.
Gracias a la Alianza de usuarios de la cuenca del Filobobos-Nautla, a la asamblea veracruzana de iniciativas y defensa ambiental la resistencia movilizada ha logrado frenar a las empresas que pretenden destruir el río. Cabe destacar que recientemente la Semarnat decidió declarar el “no es procedente” para la construcción de dos presas hidroeléctricas, nos referimos a que les negó el permiso a las presas San Pablo y San Antonio.

 Las grandes movilizaciones de los pueblos que viven en la cuenca lograron frenar a estas empresas ecocidas que pretender construir 24 presas hidroeléctricas. Juntos, organizados, informados y movilizados en el territorio es la clave para evitar la destrucción de nuestros ríos y de nuestra madre tierra.