sábado, 20 de septiembre de 2014

Xochicuautla, Huitzizilapan y Tlanixco: Tres días de esfuerzo colectivo en defensa del territorio y los bienes comunes

Por Andalucía Knoll

El escenario: milpas y tierra mojada al lado del Gran Bosque de Agua hñahñu’-nahua (Otomí-Mexica), en San Francisco, Xochicuautla, una comunidad que ha estado en lucha desde hace más de 7 años en contra de la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan en el municipio de Lerma, Estado de México.
Durante tres días, 12, 13 y 14 de septiembre, más de 200 personas (niñ@s, jóvenes, señoras. señores y mayores) se dieron cita en el Campamento convocado por Jóvenes en Resistencia Alternativa en alianza con L@s Hij@s del Maíz Ngissa (Frente Juvenil de Xochicuautla), Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra y comunidades de San Lorenzo Huitzilapam y San Pedro Tlanixco, para compartir saberes, experiencias y horizontes en torno a la necesidad de luchar contra el despojo múltiple, por el respeto y cuidado de los bienes comunes naturales que provee la «Madre Tierra».
 
En la memoria colectiva del Campamento siempre estuvo presente el compañero David Ruiz García, oriundo de San Francisco Xochicuautla y quien en vida fuera miembro activo del Congreso Nacional Indígena (CNI) región centro-sur,  lamentablemente  fallecido en un accidente este año [2014].
La organización del Campamento intentó ser un esfuerzo autogestivo para que las tareas de limpieza-cuidado del ambiente, alimentación y seguridad se realizaran de forma colectiva. Con el imaginario nahua como referencia, se tomó la figura del calpulli (barrio) para organizar los grupos de campamentistas, quienes nombraron voluntarixs para formar guardias nocturnas, separar la basura y ayudar en la elaboración de la comida, la cual finalmente corrió a cargo de la comunidad de Xochi. Además, cada persona debía llevar su plato, vaso y cuchara y era responsable de su lavado, así se evitaba relegar esta importante tarea a unas cuantas manos y al mismo tiempo evitar utilizar desechables.
Un total de siete talleres se llevaron a cabo el sábado: Educación popular, La ciudad capitalista, Naturaleza y capital, Análisis de coyuntura, Crónica (texto/foto) y Video como herramienta de lucha, todos inspirados en metodologías de educación popular y  con bastante participación intergeneracional.
Por la tarde-noche, el viernes y sábado una importante participación musical se desplegó en el escenario, en cuyo fondo se asomaba la imponente mirada de Zapata acompañado de nueve letras: Autonomía.
Hip-hoperos, jaraneros, trovadores, bailes regionales y una mezcla de música tradicional y electrónica hicieron bailar hasta a los más cansados. Aún después de la jornada de trabajo colectivo quedaba energía para celebrar.
A través de cuatro mesas de reflexión sobre la importancia de la música en la resistencia, Las luchas en defensa de la Madre Tierra, donde se presentó un libro del sello editorial Bajo Tierra y se reflexionó sobre la embestida de represión que en los últimos meses se ha presentado contra quienes luchan en defensa de los bienes comunes naturales. Como es el caso de la reciente aprehensión del vocero yaqui Mario Luna.
Otro caso poco difundido que se dio a conocer fue el de los indígenas presos desde hace 8 años de la comunidad de San Pedro Tlanixco, quienes cumplen condenas de más de 50 años, inculpados falsamente, por defender el agua de las faldas del Nevado de Toluca.
El domingo temprano tuvo lugar la mesa vivencial sobre la lucha de Xochicuautla, se nos brindó un recorrido por el Bosque de Agua, «uno de los últimos pulmones de la región del Altiplano Central del país», y de viva voz de los pobladores nos compartieron la lucha que llevan a cabo contra la autopista Toluca-Naucalpan, lo que nosotras llamamos «urbanización salvaje».
Para cerrar el evento, una importante reflexión sobre «Autonomía y emancipación» ocupó la tarde. Mujeres de distintas organizaciones compartieron su experiencia desde la perspectiva de su propio camino: Comunidad de Cherán, Frente Popular Francisco Villa Independiente-UNOPII, Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, así como las reflexiones de los académicos Raquel Gutiérrez y Raúl Zibechi.
Luego de los mutuos agradecimientos del acto de clausura se instó a seguir apoyando esta lucha y se extendió la invitación a la compartición del Festival mundial de las resistencias y las rebeldías que se realizará el 21 de diciembre en Xochi y en otras sedes durante diciembre de 2014.
Antes de partir, entre todos y todas se  recogieron mesas y sillas, tarimas, basura, trastes; en un importante gesto de organización colectiva se desmontaron las letrinas, tarea que parecía interminable…