viernes, 26 de septiembre de 2014

LA TENTACIÓN DE LA GUERRA (un millón de muertos como “daños colaterales” ¿Qué clase de paz es esta?)

Texto: Mumia Abu-Jamal
Photo credit: Señor Codo, flickr creative commons
Por Amig@s de Mumia de México-25 septiembre, 2014
Para millones de personas, Barack Hussein Obama era el «candidato de la paz» en las elecciones presidenciales de 2008, pero esto ocurrió sólo en su imaginación. Era una alternativa urbana, educada y fresca, el antídoto a la torpe belicosidad de George W. Bush. Sin embargo, después de un periodo y medio de mandato de Obama, y en contra de las expectativas de la gente, Bush se ve refrescante en el retrovisor.
Para Obama –el cuarto presidente de Estados Unidos que ha recibido el Premio Nobel de la Paz (después de Theodore Roosevelt en 1906; Woodrow Wilson, 1919, y Jimmy Carter, 2002)– ha sido casi imposible resistir la tentación de guerra ya que, a pesar de lo que sugiere el codiciado premio, la paz, una verdadera paz, ha sido difícil de conseguir durante su mandato en la Casa Blanca.
La tecnología, especialmente la de los aviones no tripulados conocidos como drones, ha convertido a la guerra en algo casi fácil. Estos drones estadounidenses han bombardeado Afganistán, Iraq, Libia, Somalia, Yemen y Pakistán. Según un artículo publicado en alternet.org, Estados Unidos ha lanzado alrededor 94,000 ataques aéreos a estas regiones, ¡94,000!*.
¿Cuántas personas han sido asesinadas como daños colaterales? No sabemos y no nos importa.
¿Un número aproximado? Un millón.  ¡Un millón!
Llamémosles «daños colaterales» ¿Les parece bien?
¡Vaya! ¿Qué clase de paz es ésta?
Pero los presidentes, una vez elegidos, están ansiosos por ejercer su enorme poder imperial y marcial. El más reciente ejemplo es la guerra de Obama contra una organización relativamente pequeña: ISIS, la cual se encuentra estrechamente relacionada con otro grupo fundado y formado por las agencias de inteligencia estadounidenses, inglesas y pakistaníes: Al-Qaeda.
Una guerra de ataques aéreos contra una organización con bases terrestres. El gobierno de Obama, al manejar este asunto con promesas de “ninguna bota sobre el terreno” a la vez que emplea un poder aéreo feroz, se dedica a la guerra, y punto.
Hay un proverbio: “La guerra es el deporte de los reyes”.
Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.
 [*Fuente: Davies, N., “Since 9-11 Americas insane Foreign Policy -continued under Obama- has killed a million and created ISIS”.  Alternet.org --Sept. 10, 2014]–©’14maj16 de septiembre de 2014
Audio grabado por Noelle Hanrahan el 17 de septiembre de 2014 (The Lure of war): www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México