sábado, 23 de agosto de 2014

SubVersiones: Entrevista a integrantes de Regeneración Radio sobre ataque porril el 20 de agosto

Agencia de Comunicación SubVersiones

Los impunes porros

El pasado 20 de agosto Regeneración Radio emitió una alerta luego de que 10 personas –entre integrantes de este colectivo y estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Vallejo– fueran agredidas por 50 integrantes del grupo de choque conocido como 3 de Marzo. Sin saber a detalle los motivos de este ataque, el repudio creció entre colectivos hermanos, la comunidad estudiantil y varias personas que conocen el trabajo de comunicación que este proyecto sostiene desde hace más de 10 años.
Debido a las amenazas emitidas nuevamente por este violento grupo y la nula respuesta de las autoridades del plantel académico, un día después se convocó a un mitin para informar sobre lo ocurrido con mayor puntualidad. Nos dimos a la tarea de asistir a este acto y logramos entrevistar a algunas de las personas agredidas, quienes nos cuentan en el siguiente video lo que aconteció para desencadenar las agresiones de los porros de la 3 de Marzo.
Estas agresiones no son episodios aislados, así como tampoco es una sorpresa que grupos de choque sean parte de la vida cotidiana de varios planteles estudiantiles en esta ciudad. Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) son responsables de mantener a salvo a quienes estudian, no de proteger o encubrir a delincuentes organizados, tal y como han documentado los integrantes de Regeneración Radio en su alerta emitida:

Durante ya más de una década, los grupos de choque como el 3 de Marzo se han planteado como objetivo la desarticulación de la gente que se organiza en los movimientos sociales y en los medios libres, así como el robo a estudiantes o a los transeúntes.

No quitamos el dedo del renglón para investigar más sobre estos grupos de delincuencia organizada y su cobijo por parte de las autoridades de los planteles universitarios y/o en las autoridades gubernamentales.