martes, 29 de julio de 2014

Los movimientos de los trabajadores, estudiantes y NINIS pueden ser la chispa que el pueblo mexicano necesita para liberarse.

29-07-2014

¿Se transformarán los jóvenes NINIS en guerrilleros, agitadores sociales o simples delincuentes?

1. Antes de la década de los ochenta del pasado siglo la pobreza, la miseria y la opresión contra la inmensa mayoría del pueblo existía, pero no eran tan grandes y brutales como ha sido desde entonces con la privatización y el neoliberalismo impuesto cruelmente en aquellos años. Todos los gobiernos del PRI y del PAN han colaborado con el imperio de EEUU y la economía mundial para aplastar al mundo y a México, pero también los pueblos (los trabajadores y desempleados) –al ser fáciles víctimas de la manipulación y el engaño- han permitido la continuidad del sistema de dominación. Sin hacer nada, sin rebelarnos, hemos sido cómplices.
2. Ocupamos el primer lugar en quejarnos, en llorar por lo mucho que nos saquean y nos roban los gobiernos, empresarios, partidos, pero seguimos gritando ¡Viva México!, como si viviéramos bien. Con una población de 115 millones, hay 80 millones de pobres, miserables y desempleados en nuestro país, más de 7 millones de NINIS (ni estudian ni trabajan) por la terrible deficiencia del sistema educativo y la gigantesca concentración de la riqueza en los Slim, Azcárraga, Salinas, Larrea, Bailleres. ¿Nos despertarán, sacudirán esos jóvenes, para que abramos los ojos y demostremos que seguimos teniendo vida y dignidad?
3. Varios profesores del CCH-UNAM luchamos junto a los estudiantes “rechazados” para que sean aceptados y logramos que miles de estudiantes entraran, aunque los grupos en el aula crecieran. A partir de los años 80 se presentaba examen en el Estadio Azteca y entraban sólo 15 mil de los 100 mil solicitantes; hoy sólo ingresan 15 mil de más de 200 mil solicitantes. Los colegios privados realizan millonarios negocios ofreciendo plazas a las clases medias bajas. Lo peor es que el gobierno ha declarado que no puede resolver el problema y ha lanzado a millones de jóvenes a su suerte. ¿Se convertirán en asaltantes para tener que comer o en guerrilleros y luchadores sociales en calles?
4. En México los desfalcos de gobiernos y empresarios ya no son de millones de pesos ahora son de miles de millones o de billones de pesos. El gigantesco fraude de Fobaproa que significó la duplicación de la deuda queda pequeño ante la conversión en deuda pública de los fraudes en Pemex y los planes de pensiones. Todos los cobardes mexicanos, los tontos, los imbéciles, tendremos que pagar los fraudes que una minoría de políticos y empresarios siguen realizando. Hemos sido tan “pentontos” que la clase dominante nos pasa frente a nuestra cara sus fraudes y nosotros seguimos muy cobardes y sin respuesta.
5. La realidad es que nosotros, los pinches viejos críticos y luchadores sociales de los 60 o 68 estamos casi muertos: apenas podemos mentarle la madre al gobierno, al capitalismo y hablar de historias de la lucha de clases. Pero confiamos en los NINIS, en los que siguen en el YoSoy132, en esos millones de jóvenes rechazados en la enseñanza media y superior, en los demás trabajadores, en que se conviertan –con condiciones concretas- en los sujetos que destruyan la sociedad capitalista en el mundo y apunten hacia una sociedad igualitaria libre de la explotación y opresión. Si los gobiernos no pueden solucionar el problema, son los NINIS quienes sí pueden haciendo revoluciones en serio.
6. Del Val Blanco, subsecretario de Planeación de la SEP, señaló que para el ciclo 2014-2015 se prevé que la cobertura llegue a 34.5 por ciento y que la meta es que al término de esta administración federal se alcance una tasa de cobertura de 40 por ciento para 2018, lo que significaría más de un millón de alumnos adicionales al terminar el sexenio; que los conocidos NINIS son 6.2 millones. El gobierno dice abiertamente que no puede resolver y que el problema aumentará; nosotros –el pueblo- seguimos en la tontería. ¿Y los partidos políticos? haciendo negocios con el gobierno o aprovechándose de los salarios y los subsidios millonarios. Perece que obligan a una salida violenta.
7. La doctora Rosana Reguillo señala: Cuando se toma la expresión NINIS se oculta lo que lleva intrínsecamente; no es solamente que no trabajen o no estudien, es más complejo; significa que hablamos de jóvenes descolgados de la institucionalidad, abandonados y solos, sin ningún seguro social, de salud y jóvenes que solamente en un porcentaje muy minúsculo pertenecen a sectores favorecidos socioeconómicamente. La gran mayoría está en los estratos más pauperizados de la sociedad mexicana y están sueltos de las instituciones, descolgados, a la deriva, imaginando el día a día. Reguillo tiene razón: ¿Cómo comprender la real situación si quienes opinamos tenemos resuelto nuestros problemas?
8. Los jóvenes son la revolución cuando obtienen consciencia de su realidad. Necesitan organizarse y coordinarse con los pocos movimientos sociales que aún viven: la CNTE, los zapatistas y demás organismos radicalizados. Desafortunadamente todos los partidos (PRI, PAN, PRD y los demás) han pactado con el gobierno, los empresarios y los medios de información, diputaciones, senadurías, gubernaturas, subsidios millonarios, tiempos de propaganda y muchos más negocios. Lo jóvenes no son el futuro sino el presente revolucionario. Los pequeños movimientos espontáneos de los trabajadores, estudiantes y NINIS pueden ser la chispa y la llamarada que el pueblo mexicano necesita para liberarse.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios: