viernes, 25 de julio de 2014

Abejas de Acteal: Chenalhó, Chiapas: "El mal gobierno sigue con despojo de tierras y destrucción de territorios”

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas
Organización de la Sociedad Civil Las Abejas  de Acteal 
22 de julio del año 2014

A los medios libres, autónomos, comunitarios, independientes
A la prensa nacional e internacional
A la sociedad civil

Compartimos palabra de  la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas  en un ciclo más del mes en memoria de la masacre de Acteal

Agradecemos su difusión
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalhó', Chiapas, México.
A las Organizaciones y Pueblos en Resistencia de México
A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A las y los Defensores de los Derechos Humanos Nacional e Internacional
A los Medios de Comunicación Alternativos
A la Prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
Hermanas y hermanos:

Hoy se ha cumplido un ciclo más del mes. Ha llegado una vez más el día de dar nuestra palabra; porque nunca nos vamos a callar, nunca nos van poder callar; porque es nuestro encargo de decir la verdad y condenar la mentira, la violencia y la guerra.

Compañeros y compañeras, si los paramilitares del mal gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, no hubieran masacrado a 45 hermanas y hermanos nuestros; y si estos paramilitares, no hubieran sacado del vientre de sus mamás y asesinado a 4 bebés que aún no nacían; no estaríamos aquí hoy en este lugar. Sin embargo, la historia es totalmente diferente; porque el mal gobierno de México en coordinación con los grandes capitalistas-neoliberales, han creado planes para saquear las riquezas de nuestra madre tierra, y esos planes criminaliza a los movimientos sociales, encarcela a las mujeres y hombres que critican el sistema podrido en México.

Cuando un pueblo se organiza y rechaza la imposición de un megaproyecto en su territorio, por ejemplo: construcción de autopistas, aeropuertos, mineras, represas, etc. entonces el mal gobierno nos manda a reprimir ya sea a través de sus policías o a través de sus paramilitares como lo hizo en Acteal. O manda a emboscar a luchadores sociales como lo hizo con Juan Vázquez Guzmán y con Juan Carlos Gómez Silvano ambos del ejido San Sebastián Bachajón y Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona o como lo hizo con Galeano de la Realidad. Y la lista de asesinadas y asesinados o desaparecidas y desaparecidos por el mal gobierno mexicano, es tan larga, pero, nuestra memoria es tan grande.

Vemos cómo el mal gobierno de México sigue con los abusos, despojo de tierras, destrucción de territorios de pueblos originarios y organizados en muchas partes de México, por ejemplo: en San Salvador Atenco el mal gobierno divide a los ejidatarios con el objetivo de convertir en mercancía la tierra, el proyecto carretero Toluca-Naucalpan que destruiría tierras y bosques del Pueblo de San Francisco Xochicuautla. Y en Chiapas, cuántos megaproyectos no tiene planeado imponer el mal gobierno de Manuel Velasco, como las mineras, autopistas, represas, etc.

A pesar de todo, el camino que nos queda es la lucha, es el rechazo de estos megaproyectos, no sólo lo hemos dicho la Organización Las Abejas de Acteal, sino, muchas organizaciones hermanas y compañeras en México, han afirmado defender la madre tierra, el territorio a costa de todo.

Es que no hay marcha atrás, cuando se inicia algún trabajo, es porque hay que terminarlo, sea como sea. Porque así nos educaron nuestras abuelas y abuelos, así es la sabiduría y la palabra de las mujeres y hombres verdaderos.

Es por eso que lo que hacemos de por sí, es, vivir en autonomía y se construye, y ¿Cómo se hace eso? Se hace sembrando la milpa, respetando a la madre tierra, cuidando y defendiendo nuestro territorio, tener nuestro propio sistema de educación, de salud, de nuestro propio sistema de justicia (no como el sistema de justicia corrupto y podrido del mal gobierno). Cuando hablamos de vivir en y construir la autonomía, no es, un fragmento de un modo de vida, sino, es la total integralidad de la vida de un pueblo como el nuestro, las y los tzotziles.

Pero, para el sistema capitalista-neoliberal, nuestra autonomía es su enemiga. Porque nuestra autonomía cuida y defiende a la madre tierra y el territorio, cuida y defiende la vida, la paz y la justicia. Pero, el sistema capitalista-neoliberal, lo destruye todo, porque es un monstruo, es una máquina genocida, no tiene alma. Pero, como sea, nuestra lucha va a seguir y siempre nuestro método, será, siendo la No-violencia activa.

Muchas y muchos somos las que luchamos para vivir y construir nuestra autonomía, pero, nos da tristeza que todavía muchas hermanas y hermanos nuestros, que le hacen el trabajo sucio al mal gobierno, nos ven como enemigas y enemigos, nos dicen que somos provocadores, se burlan de nosotras y nosotros. Y todo ese pensamiento que tienen, es a cambio de migajas, a través del programa "Procampo", "Oportunidades" y otros programas asistencialistas.

Y ha sucedido también que a los dizque líderes de una comunidad o de una organización, el mal gobierno con tal de crear división en una comunidad u organización en resistencia, les ofrece un dinerito o un puesto público en un municipio oficial, a cambio de pasar información de lo que hacemos las organizaciones, en este caso Las Abejas de Acteal. O sea esas personas trabajan como chalanes y funcionan como orejas o mensajeros del mal gobierno.

Esas personas de las que estamos hablando, saben que lo que decimos es cierto, pero no se quieren dar cuenta. Estas personas son pobres como nosotras y nosotros, también sufren de las políticas del mal gobierno, pero, no quieren entender y aceptar la realidad. ¿Por qué decimos esto?

Bueno, vamos a tomar de ejemplo el conflicto actual, entre los pueblos hermanos de Chenalhó y Chalchihuatán, sobre la disputa de tierras desde hace 40 años. Nuestras hermanas y hermanos de Chalchihuatán saben que dichas tierras que se están peleando entre ambos pueblos, le pertenece al pueblo de Chenalhó. Porque antes, lo que se discutían en las asambleas y los respectivos acuerdos que se tomaban, se tenían que respetarlos, aunque no se respaldaban con papeles escritos o documentos. Pero, después viene el mal gobierno a través de la desaparecida Reforma Agraria (RA), a chingar esos modos de asambleas y acuerdos, o sea esa autonomía. Entonces, los ingenieros de la desaparecida RA, hacen una nueva medición de la mojonera entre Chenalhó y Chalchihuatán, pero, lo hacen mal, sin tomar en cuenta los límites y acuerdos ancestrales. Pero, como esa RA, es del "gobierno", elabora un plano y así legaliza esa nueva medición a favor de nuestro pueblo hermano de Chalchihuatán. A grandes rasgos, así fue como la RA, pisoteó los acuerdos y la palabra digna de nuestros hermanos y hermanas mayores. Y las consecuencias que se viven ahora entre ambos pueblos es muy triste.

Al respecto del conflicto agrario, queremos volver a dar a conocer nuestra postura:

1) Como organización pacifista, rechazamos en lo absoluto el camino de la violencia que han tomado ambas partes, para pretender resolver dicho conflicto.

2) Nosotras y nosotros creemos en el diálogo, pero, no en el diálogo institucional, o sea el diálogo con delegados o gente del mal gobierno, porque ese tipo de diálogo es una simulación, es un control, son mentiras y traiciones. Hermanos y hermanas ¿a poco ya se les olvidó quiénes traicionaron los acuerdos de San Andrés? En otro comunicado dijimos, que nuestros problemas entre hermanos y hermanas, solamente se pueden resolver, sin la intromisión de los malos gobiernos y de cualquier gente de un partido político.

3) Varias familias miembros de nuestra organización también tienen tierras dentro de esas aproximadamente 800 hectáreas en pelea, pero, por el modo de cómo se está tratando de resolver, no están participando, porque la violencia no es nuestro método de lucha.

Ante tal situación, queremos invitar tanto al pueblo de Chenalhó como a nuestro hermano pueblo de Chalchihuatán, a no tomar el camino de las armas. La violencia nos ciega, cierra nuestro corazón, y cuando eso sucede, creemos que ya no hay salida armoniosa, pero, cuando usamos nuestra cabeza y corazón, la solución se acerca y nos dice entonces qué hay que hacer y cómo encontrar el camino de la solución.

Y mientras tanto, el mal gobierno mexicano propicia agresiones y diseña estrategias para romper tejidos sociales en los pueblos; nuestras hermanas y hermanos de Palestina son masacrados por el gobierno de Israel. Quizá los hombres y mujeres, niñas y niños, ancianas y ancianos no conozcan Acteal, no sepan de nuestra lucha, pero, nos duele desde lo más profundo de nuestro corazón su sufrimiento, su dolor cuando los papás ven a sus hijas e hijos mutilados por las balas y bombas israelíes o las niñas y niños que mueren sus papás y se quedan huérfanos. No entendemos, ¿cómo un ser humano, un gobierno israelí tenga tanta maldad que no respeta la vida? ¿A caso no hay leyes internacionales que condenen a este tipo de guerra que asesina a inocentes? Sabemos que no basta rezar, pero, desde Acteal oramos por la vida y la protección de las niñas y niños, hombres y mujeres, ancianas y ancianos del pueblo palestino. Y le pedimos a mamá y papá Dios que detenga la masacre en Palestina y toque corazones de hombres y mujeres de todo el mundo, para que juntos exijamos al gobierno israelí que ya no siga matando gente inocente.

Atentamente:
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Por la Mesa Directiva:
Antonio Gutiérrez Pérez Martín Pérez Pérez
Simón Pedro Pérez López