lunes, 24 de febrero de 2014

Campeche, México: Pretenden construir un relleno sanitario sobre lo que podría ser un "ojo de agua"

 
por Colectivo Pro Derechos Humanos "El Caracol" AC 
Martes, 25 de febrero de 2014
Hace poco más de dos años, pobladores de la comunidad de Tepakán (municipio de Calkiní, Campeche) notaron la presencia de agua, a aproximadamente un kilómetro después del puente que pasa por encima de la carretera federal Campeche-Mérida.
En un principio, los campesinos que hicieron el descubrimiento, pensaban que se trataba de una aguada (nombre con el que los pobladores de refieren a ella) y se percataron que muchos animales se acercaban a aprovechar el agua fresca y aparentemente limpia en ese lugar, y con el paso del tiempo, notaron que aún en sequía, la aguada no se secaba, no tenía verdín, ni mal olor por estancamiento y también percibieron que en el centro de la aguada hay una corriente que brota de adentro de la tierra, por lo que se presume que podría ser un ojo de agua, como los muchos que existen en la Península de Yucatán. Sin embargo el gobierno del municipio ha empezado la construcción de un relleno sanitario en el lugar donde se encuentra el probable ojo de agua, siendo de hecho ésta la razón del descubrimiento, pues fue gracias a los trabajos de excavación que el torrente de agua nació.
Es por esto que los pobladores de Tepakán hacen un llamado a las autoridades competentes para realizar el correspondiente estudio de impacto ambiental en la zona y un estudio hidrogeológico de la denominada "aguada", para determinar a partir de ello, las medidas a tomar considerando que la comunidad ya hace uso de esas aguas con fines recreativos. Cabe mencionar que al lugar llegan pobladores de Tepakán e inclusive de pueblos aledaños.
Dentro de la aguada, han crecido peces pequeños, por lo que ya alberga vida. Es además necesario señalar que los rellenos sanitarios han quedado obsoletos en los países desarrollados y que en México no cumplen una función real apegada a las normas de protección ambiental, y está comprobado que los rellenos sanitarios causan daños irreparables y alto grado de contaminación al suelo y agua donde se establecen. Y aún cuando esta aguada no fuera un recurso natural sino una conjunción de elementos que propician la vida, las autoridades están obligadas a intervenir en beneficio de la ciudadanía que así lo solicita, salvaguardando la salud tanto de la población como del medio ambiente en que se desarrollan, incluyendo esta aguada.
Colectivo Pro Derechos Humanos El Caracol

No hay comentarios: