lunes, 27 de enero de 2014

Veracruz: La presa no tiene permisos. 48 poblaciones se inconformes defienden el Río Pescados

los pobladores defienden a su río y no quieren que llegue el día en que Los Pescados se convierta en una represa, en donde desaparezcan el amor por la naturaleza, la vida misma de los pueblos de la zona, el trabajo, los encinos tropicales, las cícadas, patas de elefante, nutrias y se diga: así inició la tragedia
Foto: Majloc Demon

por zapateando
Norma Trujillo Báez
27 enero, 2014

Crónica que no fue publicada… aunque hice el recorrido
Dos campesinos jubilosos afirman “ahora que se cansen, que sientan, porque no tienen por qué quitarnos nuestro río”, mientras funcionarios de la Semarnat, Conagua, Profepa, empresarios, diputados locales, un representante del gobierno del estado, alcaldes, ejidatarios y pobladores de Jalcomulco, Tuzamapan y Apazapan, avanzaban entre los caminos de terracería que los llevaría al Río Los Pescados y que justamente en su orilla, al ver que Odebrecht había construido un terraplén dentro del caudal, no quedó de otra, que el funcionario federal de Conagua afirmara “la Comisión Nacional del Agua no ha expedido ningún permiso, son trabajos irregulares”.
         Al inicio del camino, un campesino delgado, con sombrero de palma y un machete colgado a su cintura, le dice a otro poblador que estaba sentado en una piedra, “querían camionetas, ahora sí que sientan, siempre desde su escritorio son buenos”. El recorrido había empezado, la gente está molesta, hacen vallas humanas para que más gente no pase, para poder tener el control, pues los pobladores están cansados que nadie les explique el proyecto de Odebrecht, pero sobre todo, dispuestos a defender su río, su agua, su medio de fuentes laborales.
         El ejido el Tamarindo, de Tuzamapan, es el punto clave, allí donde ya están las perforadoras de Odebrecht, la maquinaria que utiliza la empresa para sus primeros trabajos de “exploración”, allí entre las primeras inconformidades está la apertura de caminos hechos entre limonares y cañales, en donde ya está todo planeado para continuar en la construcción de la presa y por eso 48 poblaciones se inconforman.
         Después que pobladores y ambientalistas muestran las perforaciones que ya se han hecho en varias terrenos, se llega a una coordenada en donde Gonzalo Andrés Bussalleu Ramírez Llosa, gerente de Administración y Relaciones Corporativas y representante legal de Odebrechtre, le comenta al contingente, “de aquí hasta allá (señalando el cerro que está atrás de la otra orilla del río) se va a construir la cortina”, un campesino asombrado acota “estamos dentro de la inundación”, el empresario repara su dicho: “de acuerdo a los estudios si es factible se va a hacer si no, no”.
Para ello, el representante de Odebrech explicó “y sí aquí ya estaríamos ahogados, este sería el nivel máximo de operación, da un embalse de 440 hectáreas si se confirman las condiciones topográficas y su tiempo de producción es de 50 años, se está haciendo el MIA y el estudio técnico para ubicar cuáles son todos los impactos, si los impactos negativos son superiores, seguro que el proyecto no será aprobado, pero hay que evaluar las cosas, cuáles son los beneficios para la sociedad”.
No obstante, los tres representantes de la empresa Oderecht habían explicado que para hacer el análisis del subsuelo en la cuenca del río La Antigua, en un “anteproyecto” de construcción de una presa, cuentan con un permiso general que les otorgó el Comisariado ejidal y que al entrar a cada parcela, también piden el permiso del posesionario, por lo que no están incurriendo en ilegalidad alguna y al personal de la PROFEPA que visitó el lugar hace unos días, le entregaron formalmente la solicitud para llevar a cabo esas actividades.
Así, explicaron a quienes hacían el recorrido que a la fecha han hecho 30 perforaciones en distintos sitios de la zona, las cuales consisten en introducir un barreno de 5 centímetros de diámetro, a una profundidad de 80 ó 90 metros, para conocer los materiales que hay en el subsuelo y hasta ahora lo que sale es basalto (piedra) y caliza.
Oscar Negrao, gerente de Ingeniería de Odebrecht agregó que el hoyo de 5 centímetros de diámetros para que los geólogos estudien las características geológicas y geoténicas. Se usa un brocal para medir el agua existente en el subsuelo. Se mide diaria o semanalmente el nivel del agua para conocer cuáles son las condiciones naturales del piso.
Los pobladores y ambientalistas afirmaron a los diputados Antonino Baxzi Mata, Edgardo Hugo Fernández Bernal; del distrito de Coatepec, Carlos Ernesto Hernández Hernández, Adolfo Ramírez Arana, Fidel Robles Guadarrama y a los funcionarios federales: Gabriela García Méndez, representante de la Procuraduría de Protección al Ambiente, Jorge Santander de Sermarnat, Ismael Morales de Conagua, Luis Ponce de Sedema y Roberto Álvarez Salgado, director de gobernación, el alcalde de Jalcomulco, Gilberto Ruiz Chivis, así como un representante del municipio de Apazapan, que Odebrecht está contaminando el suelo porque usan ventonita para la perforación de hoyos, mientras que los empresarios negaron tal situación, afirmando que para estos estudios de mecánica de suelos sólo utilizan arcilla, sin ninguna sustancia química que provoque contaminación.
Pero camino abajo, junto al río se detectaron unos contenedores con leyendas de “residuos peligrosos”, asimismo bolsas de plástico que contenían un polvo blanco con la misma leyenda. Esas eran las pruebas que sí se sutilizan químicos para la perforación de hoyos, por eso los habitantes que se hicieran análisis del agua y así se despejen las dudas.
Al llegar al río, se hizo la observación que la empresa ya abrió caminos, pero ese un tema que corresponde atender a la profepa porque están en una zona federal. Mientras que Rosalinda Hidalgo, defensora del Medio Ambiente señaló que los empresarios siempre pensarán en el negocio pero los pobladores en el medio ambiente y en lo que les afectará.

No hay permisos: CONAGUA
Un integrante de la asociación civil “Pueblos Unidos de la Cuenca La Antigua por un río libre” al cuestionar el terraplén dentro del río, señala, “si a un campesino se les prohíbe que pongan una bomba para jalar agua del río, ¿por qué a estos señores se les da permiso?”.
          Rosalinda Hidalgo, agrega, a través del megáfono, “esta es de las principales cosas que estamos denunciando, son las obras que están haciendo en el río, es a la autoridad competente decir porque es un uso del río sin que se contarán con permisos”.
La respuesta vino del representante de Conagua, del organismo del Golfo- Centro, Ismael Morales dijo “Alcanzamos a ver unos trabajos que están hechos en el cauce del río, sobre esos trabajos, la Comisión Nacional del Agua no ha expedido ningún permiso, son trabajos irregulares que están dentro del cauce y en una zona federal, la empresa tiene que decir cuándo va a retirar el material que ha acamellonado al centro del cauce. Ese islote cuando es tiempo de lluvia hace que se acumule más material de arrastre, definitivamente ese acumulamiento de material en el centro del río se debe retirar”.
Asimismo dijo a la Conagua los permisos que le competen de cualquier tipo de obra en un cauce federal o en una zona federal, cualquier usuario, gobierno estatal o municipal o persona que pretenda hacer una obra hidráulica en un cause debe presentar la solicitud de su permiso de construcción debidamente acompañado con un proyecto, con los estudios correspondientes.
Así, el funcionario federal explicó que Conagua otorgó permiso a la empresa Odebrecht para realizar cuatro sondeos o perforaciones en el ejido Tamarindo, perteneciente a la comunidad de Tuzamapan, pero ya son 30 perforaciones, además nunca se dio permiso para el terraplén.
Ante ello, los pobladores exigían que la empresa se fuera ya, sin embargo el funcionario de la Conagua sostuvo que harán un estudio para ver que sanción administrativa le aplican luego del levantamiento de una acta administra específica, mediciones en el río, las coordenadas del río.
Pero una frase del funcionario “preguntaremos a la empresa cuándo estarían dispuestos a remover el material” generó el rechazo de los pobladores y ambientalistas, porque argumentaron que se ha cometido una violación a la ley que está contraponiéndose a la veda, por lo que se tendría que actuar rápidamente. La evidencia estaba allí
El funcionario atrapado en la ley, dijo “bueno yo digo cuándo retira su material la empresa, porque si nos metemos en un proceso legal, llevaría su tiempo”.
-Se tiene que proceder, no hay permiso señor-, acotó una defensora del río
A ello, intervino el representante legal de Odebrecht, “soy el responsable de la obra, esta plataforma que se hizo para hacer un sondeo, aprovechando que el río estaba seco… entró la maquina se hizo un sondeo corto de 30 metros para conocer el cauce del río, para ver qué hay abajo, no se trajo ningún material ajeno. Lo que vamos a presentar son los documentos que se requieran y la autoridad, Conagua si va a dictaminar que no se puede hacer, nos retiramos”.
Una defensora le dijo ¿Cuándo se van a ir?, no les estamos preguntando ¿Qué están haciendo?, ya se vio que no tienen permiso.
El representante de la empresa brasileña respondió “hasta que la autoridad tenga un dictamen técnico, nosotros debemos seguir lo que digan las autoridades competentes Semarnat y Profepa, soy responsable por lo que fue hecho”.
El reproche no se dejó esperar de muchos pobladores, pero el director de gobernación del estado, Roberto Álvarez Salgado, intervino en pro de la empresa, “creo que primero se debe hacer una acta y después si es que lo amerita iniciar el procedimiento administrativo”.
Y el funcionario estatal sin defender a los veracruzanos, cuestionó a los que pedían se aplicara la ley de inmediato porque ya se había cometido el delito, pues la empresa no contaba con los permisos correspondientes, “ya haber, ya la empresa no puede suspender la obra, la empresa parra trabajos de aquí al lunes, en el diálogo se determinará”.

La Ley violada
La Ley de Aguas Nacionales en su artículo LXV contempla “Zona de veda”: Aquellas áreas específicas de las regiones hidrológicas, cuencas hidrológicas o acuíferos, en las cuales no se autorizan aprovechamientos de agua adicionales a los establecidos legalmente y éstos se controlan mediante reglamentos específicos, en virtud del deterioro del agua en cantidad o calidad, por la afectación a la sustentabilidad hidrológica, o por el daño a cuerpos de agua superficiales o subterráneos,…
Mientras que el artículo XLIX, da atribuciones a la Conagua, “presentar las denuncias que correspondan ante autoridades competentes cuando, como resultado del ejercicio de sus atribuciones, tenga conocimiento de actos u omisiones que constituyan violaciones a la legislación administrativa en materia de aguas o a las leyes penales”.
Sin embargo, los funcionarios solo se quedaron en que harán un estudio y después analizarán que es lo que procede, al igual los representantes de Profepa –quienes llegaron hora y media tarde a la cita- dijeron que tomaban nota y todo se expondrá en la mesa de diálogo que iniciará el próximo lunes.

Piden suspensión de trabajos de Odebrecht
El alcalde de Jalcomulco, Gilberto Ruiz Chivis, solicitó a las autoridades federales y estatales que se suspendieran las obras de Odebrecht, en tanto no existan permisos correspondientes, sin embargo Roberto Álvarez Salgado, fue quien más se opuso a esta petición, porque dijo que se le estarían dando elementos a la empresa para que se amparara y no era conveniente, esto a pesar que la infracción a la ley era visible.
Ante la actitud de defensa de la empresa brasileña, el funcionario estatal fue cuestionado que sí él sería quien avisaría a los más de 800 pobladores que se encontraban en la carretera Tuzamapan-Jalcomulco que la empresa seguiría sus trabajos, a lo que respondió “yo no”.
Por su parte el diputado Fidel Robles Guadarrama dijo que “no se trata que Conagua haga un llamado, sino que proceda administrativamente contra la empresa, una acción oficial para que la empresa se retire y entonces la empresa vuelva a pedir su permiso correspondiente y ya veremos si la Conagua se lo otorga”.
Con ello coincidieron el resto de los diputados que la multinacional brasileña Odebrecht cumpla con la ley al elaborar sus estudios geológicos para explorar y verificar la viabilidad de la construcción de una presa.
Édgar Hugo Fernández Bernal, dijo que es necesario revisar el procedimiento que se lleva a cabo y, “si hay algo que se hizo mal, la autoridad deberá sancionar” y que las autoridades involucradas deberán clarificar los permisos otorgados a la multinacional brasileña para hacer sus estudios geológicos y, con base en ello, evaluar la situación. Coincidió con ello Antonino Baxzi Mata.
El legislador del Distrito de Coatepec, Carlos Ernesto Hernández Hernández, recordó que este lunes 27 de enero inician las mesas de diálogo en el recinto del Congreso del Estado, donde se escucharán todas las voces, tomando en cuenta los argumentos de la empresa y de la población, además del resultado que arrojó esta inspección.
Así los pobladores defienden a su río y no quieren que llegue el día en que Los Pescados se convierta en una represa, en donde desaparezcan el amor por la naturaleza, la vida misma de los pueblos de la zona, el trabajo, los encinos tropicales, las cícadas, patas de elefante, nutrias y se diga: así inició la tragedia.

No hay comentarios: