jueves, 30 de enero de 2014

Carta del compañero Carlos López Marín. Agradece el apoyo a lxs presxs anarquistas

Escrito por  Carlos López Marín
Miércoles, 29 Enero 2014
Un fuerte abrazo para todxs lxs compañerxs!
Me ha sido muy grato entrarme de los gestos de apoyo que desde afuera se nos da a lxs tres presxs anarquistas. Seguimos firmes y fuertes a pesar de las tontas acusaciones que se nos hacen y de los comentarios amedrentadores (aquí nos dicen que pasaremos mucho tiempo en prisión) que buscan apagar nuestra identidad. No lo lograrán, pues estamos firmes y con convicción.
Hoy nos bajaron a declarar, esperando que nos declaráramos inocentes o culpables. En este punto quiero aclarar algo abiertamente; en lo personal no acepto ninguna de las dos posiciones. ¿Culpable?, ¿inocente?, eso sería darle legitimidad a las tontas leyes del Estado, al cual no le reconozco su autoridad. Al final de cuentas el Estado y sus leyes solo son generadores y reguladores de privilegios, injusticias, explotación y dominación.
Me enteré de algo que en verdad me revolvió el estómago, que se nos vincula con el movimiento #YoSoy132, #PosMeSalto, y otros similares. Aclaro que esto no lo acepto de ninguna manera. No reconoceré ningún movimiento de organización jerárquica institucionalizada. ¡De ninguna manera!
Quiero escupir mi odio por este sistema carcelario, yo no sé si de verdad haya gente convencida de la “reinserción”, es decir, que al estar preso las personas se domestiquen y salgan a llevar una vida tranquila y en armonía con las personas y flores que le rodean. Yo le busco y solo veo una cosa: SECUESTRO, sí, el privar de la libertad  a una persona se llama secuestro.
Buscan por medio de la prisión apagar las voluntades de quien lucha por un mundo nuevo y llaman violento, peligro para la sociedad, terrorista, a quien se rebela. Es el Estado el único terrorista, pues es el principal generador de violencia, quien tiene el monopolio de las armas, de la tortura, de la violación a nuestros derechos naturales.
Es el sistema de dominación quien nos violenta a diario al pagarnos sueldos de miseria, al explotar al trabajador viéndolo no como un ser humano sino como una máquina generadora de dinero. Nos violenta cuando atenta contra la naturaleza para construir plazas comerciales; nos violenta con su programación televisiva  que intentan moldear nuestros pensamientos.
AI FERRI CORTI CON SUS MÉTODOS DE DOMINACIÓN.
Carlos López Marín.

No hay comentarios: