miércoles, 27 de noviembre de 2013

[Oaxaca, México] Librado Baños Rodríguez, líder de Ucidebacc, escribe desde la cárcel de Ixcotel

por Librado Baños Rodríguez
Miércoles, 27 de noviembre de 2013
Compañeros, compañeras:
Organizaciones hermanas:
Les escribo a 88 días de haber sido privado de mi libertad, por el único delito de caminar junto a mis compañeros en la construcción de este proyecto de comunidad autónoma al que mis hermanos llamaron UCIDEBACC; por prestar mi voz a todos aquellos que sabiendo y viviendo la injusticia temen denunciarla, por defender nuestro territorio del saqueo que hacen los funcionarios públicos, de la entrega vil y descarada de nuestro territorio al capital privado como hoy lo es Coppel, por pensar y actuar diferente, porque mi comunidad me encomendó la tarea de asesorarle y prestarle mi voz en las mal llamadas mesas de dialogo con el gobierno del estado, en las que más que dialogar se pretende coaccionar en favor de sus intereses perversos y al no conseguirlo te encarcelan como hoy lo hicieron conmigo y mis compañeros Teófilo y Felipe.
Hoy los golpes y la tortura psicológica de matar a mis hijos y compañeros ya no duelen pero si preocupan, encarcelado yo se dan cuenta que no soy yo el problema como ellos dicen, esto no es un problema personal, es la construcción del poder popular al cual el Estado tanto teme, pues como institución se ve rebasado, se evidencia su ineficacia, su corrupción, su putrefacción; Los compañeros y compañeras que valerosamente están al frente, atrás, en medio y en todas partes demuestran que esto no es una locura personal si no el germen de Autonomía y colectividad sembrado desde hace doce años en nuestra comunidad, en nuestro proyecto, en el cual yo solo he sido una más de las manos que los siembra, esperando el día de mañana cosechar liberta y justicia.
Desde aquí hoy quiero agradecer a mis hermanos adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, de los diferentes colectivos, frentes, organizaciones sociales y civiles, que han demandado nuestra libertad y el cese a la represión a mis hermanos y hermanas de UCIDEBACC; A tod@s l@s defensor@s de derechos humanos que han cobijado y protegido nuestra lucha, gracias a los cuales hoy estoy vivo ¡muchas gracias! Nombrarlos seria extenso y corro el riesgo de omitir algún, por ello en general les agradezco todo su apoyo y acompañamiento. A mis hijos, hijas, hermanos y hermanas les pido disculpas por ocasionarles éste pesar tan grande, pero sepan que no estoy aquí por delincuente y si el ser defensor de derechos humanos, si el exigir el respeto a los derechos de nuestros pueblos, si el protestar ante la injusticia es un delito, entonces asumo mi culpa y me declaro culpable, pero sepan que no me avergüenzo de ello y espero ustedes tampoco lo hagan.
A mis compañer@s, hermanos y hermanas de lucha les pido que resistan que no teman, que yo aún creo en la justicia y que a pesar de que ésta celda es fría sé que pronto estaré nuevamente entre ustedes compartiendo las asambleas, los tequios, las risas de nuestros niños y todos esos momentos de colectividad de los que tengo recuerdo y los que aún perduran en mi mente y me dan las fuerzas para resistir.
Por ultimo a ti mal gobierno te digo: que por más golpes, tortura o encarcelamiento, no harás que cambie mi sentir, mi convicción, que no soy yo tu problema, que el problema es que ya no funcionas y que la colectividad te está evidenciando, que la autogestión es la que te está destruyendo y la autonomía te ha rebasado.
Gracias a todos por su apoyo y solidaridad, les ruego no claudiquen en la lucha por la construcción del poder popular, en la defensa de nuestros derechos, en la defensa de nuestros territorios, nosotros acá resistimos ustedes no nos abandonen.
Desde la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel, Oaxaca Su amigo, hermano y compañero de batallas.
Librado Baños Rodríguez.