martes, 26 de noviembre de 2013

México: Tortura que atenta en contra de la vida de Mario González, preso político del 2 de octubre 2013

X Sector de trabajadores adherentes a la Sexta
26-nov-2013

La audiencia de los estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que se realizó en el Tribunal Superior de Justicia del distrito Federal, se llevó a cabo a los 50 días de huelga de hambre del estudiante Jorge Mario González García, quién se encuentra grave de salud, con más de 14 kilos menos en un hospital de un centro penitenciario en Tepepan. Mario se ve débil, lo presentan con la bata del hospital sin ropa interior, ni pantalones, con el fuerte frío que el joven tiene que enfrentar, el estudiante expulsado también por motivos políticos, no cuenta con un suéter para cubrirse, ni están a su lado su madre o su pareja a quienes les han negado el paso a la audiencia.

La audiencia pública se convirtió en privada sin alguna explicación por parte de la jueza Marcela Ángeles Arrieta, violando la ley que permite a los acusados realizar audiencias con la presencia de familiares y amigos, sin fundamentos el día de hoy, cuando Mario cumple otro día más sin alimentos, permiten sólo la entrada al quinto piso, pero nadie más entra a la sala que no sean sus abogados. Las cortinas de las ventanas están cerradas, por pequeños orificios vemos a l@s jóvenes, amenazad@s por la jueza de que puede revocarles su libertad bajo fianza si gritamos consignas o realizan algún acto de protesta, todos estamos amenazados. Los derechos de los amigos, familiares y los acusados son violentados, de tal manera que a Jorge Mario, casi desnudo con suero en las manos, lo escoltan dos personas con armas en la mano, amedrentando en cualquier momento, hasta que un compañero pregunta a los policías que se encuentran en la entrada a qué se debe tal situación, ¿por qué no podemos estar en la audiencia pública?, ¿cuáles serían los fundamentos para que fuera privada?, ¿por qué no sale la jueza a decirle a los medios a qué se debe tal determinación?.

La jueza Marcela Ángeles Arrieta no permite la entrada, nos dicen los de seguridad del edificio, “pueden sacar fotos, gritar o lo que quieran pero no pueden entrar”, claro a través de los orificios tomar fotos es de que se las arreglen como puedan, y sí eso se logró fue por la protesta, ya que minutos antes ni tomar fotos a través de las cortinas se podía.

No se presentaron los policías, no están los acusadores, no llegaron de nuevo a la segunda audiencia. La audiencia de los cinco estudiantes, detenidos junto con Mario en el trasporte público antes de la marcha, es cancelada. La audiencia de Mario se realiza porque los abogados argumentan a la jueza que se debe realizar por la urgencia del estado de salud de Mario, a lo que la jueza tiene que responder positivo aunque aún sin tener pruebas en su contra de nuevo le niega la libertad, aún cuando no están los acusadores. Les proporciona cínicamente nueva fecha para otra audiencia: el 10 de diciembre.

La tortura a la que son sometidos Mario y los jóvenes estudiantes, la denunciamos y debe denunciarse. El Estado capitalista mexicano nos tiene miedo y por eso realiza esta forma de castigar a quienes protestan, por lo que se hace responsable a la jueza Marcela Ángeles Arrieta, Miguel Ángel Mancera, Enrique Peña Nieto y José Narro Robles de lo que pueda suceder con la vida de Mario o con cualquiera de los que apoyamos LA LIBERTAD.



La juez Marcela Ángeles Arrieta, responsable de la vida de Mario González, preso político en huelga de hambre

No hay comentarios: