lunes, 18 de noviembre de 2013

MÉXICO: LAS REFORMAS ESTRUCTURALES EN LA RUTA DEL “BUEN FIN”

ALAI, América Latina en Movimiento
México: 2013-11-10
En el evento, Las Venas Abiertas del Chiapas Contemporáneo del pasado octubre compartí un conversatorio con Guadalupe Cárdenas, Daniel Villafuerte, Joan Martínez Alier y mi entusiasta compañero Gustavo Esteva moderado por Edith Kauffer. Por la mañana Gustavo había declarado cadáveres –entre otros- al Capitalismo, al Neoliberalismo y al Estado Nacional y, sin más ejemplos que la Autonomía Zapatista, afirmaba que millones de personas construían otros nuevos y mejores mundos.
En un breick, coincidimos que lo que seguía al Capitalismo podía ser peor y que estamos frente la construcción del peor de los mundos posibles. Nuestra diferencia es, que mientras él magnifica la creación de “otros mundos por millones de personas”, yo reviso los procesos populares en América Latina y distan mucho de su apreciación. Le puse de ejemplo al movimiento de los Sin Tierra en Brasil que se debate entre el fraccionalismo, el reformismo y alianzas con los gobiernos del PT. Entonces recurrimos a las máximas: “Eres un pesimista que no puede ver lo que está pasado”, dijo. Yo respondí, “y tú ves de más”. Para molestar le comenté que no íbamos a vivir lo suficiente para poder expresarle: ¡Te lo dije! Más molesto debe haber sido llevar esas diferencias al conversatorio.
Para ilustrar el nivel de la embestida de la Bestia Neoliberal y los niveles de resistencia tengo a mano un ejemplar impreso de desinformémonos. Periodismo de Abajo, N° 16, agosto-septiembre de 2013, con las siguientes notas: México: La imposición sucia de la energía “limpia”. El despojo de los territorios del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, para implementar proyectos eólicos enfrenta la organización ancestral de los pueblos (…). Honduras: Una ciudad liberal en tierras garinagu. Desalojados por el ejército y el crimen organizado, el pueblo garinagu enfrenta una amenaza: la edificación de las Ciudades Modelo, hechas a la medida para los inversionistas extranjeros. Italia: A alta velocidad un tren en el Valle de Susa. Miles de habitantes del norte de Italia se organizaron en el Movimiento No Tav para impedir los desalojos violentos, la toma policiaca de sus tierras y las detenciones de activistas. Canadá: Caminata contra la muerte. Lluvia ácida, contaminación e intoxicación de la población son consecuencias de la acción de empresas que explotan los combustibles fósiles de los bosques del norte del país. Francia: El aeropuerto que arrasará los campos de Nantes. Campesinos y jóvenes ecologistas se unen contra un aeropuerto y por un proyecto de vida comunitaria. México: Espejos por oro en la sierra wixárika. El pueblo wixárika rechazó las concesiones mineras para la explotación de oro, plata y manganeso. Reclaman derecho a la consulta. Brasil: La hidroeléctrica de Belo Monte aplasta la vida comunitaria. Los vecinos de la Villa de San Antonio luchan por organizar su comunidad, después de la llegada a sus hogares del megaproyecto del gobierno brasileño. Rusia: Los guardianes del bosque Jimki. La construcción de un billonario proyecto carretero amenaza con destruir una de las pocas áreas verdes que proveen de agua y aire limpio a la ciudad de Moscú, pero vecinos y ecologistas dicen que no piensan permitirlo. Argentina: Un pueblo de pie defiende su cerro. Una minera canadiense pretende volar el cerro Famatina, fuente de vida, para extraer oro. Los pobladores, para quienes la montaña vale más que el metal, resisten para retenerla. Panamá: Campos de golf contra cultivos en Las Perlas. En la Isla Pedro González, en Panamá, el gobierno prohibió la agricultura a más de cien familias que subsisten de ella. Detrás de este ataque está el interés por instalar proyectos turísticos, denuncian moradores reprimidos por las fuerzas policiacas. Mozambique: Agronegocio brasileño desplazará a millones de campesinos. Pequeños agricultores producen alimentos para sus familias y para los mercados locales en donde se pretende realizar el agronegocio para exportación. Las organizaciones advierten que se generará pobreza y destrucción ambiental y social. Nigeria: Los ogoni expulsan petroleras. El pueblo ogoni rechazó cualquier adquisición de tierras den el delta del río Niger, ya sea para el traslado de la instalación militar o para fines agrícolas, y llamó al gobierno a detener las actividades de exploración. “La respuesta del pueblo fue dejar de lado sus diferencias para resistir”.
Dicho lo anterior me regreso a México lindo y querido. Resulta que las órdenes de la Sociedad del Poder se están cumpliendo a pie juntillas por el difunto Estado Neoliberal Conservador y de Derecha, de tal forma, que el paquete de Reformas Estructurales está en la Ruta del Buen Fin y no hay quién pare a estos cabrones que vienen con todo y por todo. El paquetito está bien diseñado y el éxito obtenido permite a Peña Nieto anunciar un paquetito más p’al 2014.
Sin duda el orden para enviar cada una de las Reformas Estructurales al Congal Legislativo no fue casual: Uno, la Laboral. Dos, la Educativa. Tres, la Hacendaria y cuatro, la Energética. Veamos.
El gobierno de Calderón puso a prueba al sindicalismo mexicano y decretó la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. Los electricistas no recibieron, en lo fundamental, el apoyo de la clase, ni de los sindicatos, ni siquiera del gremio. De esa forma quedaba claro que el -ese sí- cadavérico Congreso del Trabajo y las centrales sindicales, más patronales que obreras, se mantienen al servicio del Capital, del Estado Neoliberal y que la clase obrera estaba más ocupada en no perder su trabajo. En esas condiciones, la Reforma Educativa se abrió paso metiendo a la cárcel a la Gordillo y las movilizaciones de las bases de la CNTE no fueron suficientes para frenar la reforma mucho menos para derogarla. Un movimiento que fue llevado por la Ruta del Desgaste y bajo represión dosificada. En medio de esas escaramuzas, se aprobó la Ley Hacendaría. Las diferencias y debilidades de la lucha magisterial son evidentes. El movimiento magisterial y las negociaciones están en la Ruta del Religue. Al margen de la lucha de la Reforma Educativa los representantes de la Sección 7 y 40 de Chiapas pretenden obtener de la Secretaría de Gobernación un paquete compensatorio para levantar el paro y no regresar “con las manos vacías”. El Éxodo y convocatoria de la Unidad Patriótica para la movilización del 7 de noviembre no resultaron, o al menos, no como se esperaba. No pintaron ni en La Jornada. Además, ha trascendido que el movimiento magisterial se levanta el 20 de noviembre, con el objeto de que el repliegue no sea “con sabor a derrota y a frustración” y de esa forma, reiniciar labores, recuperar las quincenas posibles, cobrar aguinaldos, a lo mejor quemar una parte en el BUEN FIN e irse de vacaciones.
En esas condiciones de desmovilización magisterial y de minoritarias movilizaciones en contra de la Reforma Energética, la Reforma de Salinas –Peña Nieto va que va en la Ruta del BUEN FIN. Para eso está el Pacto por México. Los votos del PRI-PAN-Verde-Panal son suficientes para que el Congal Legislativo haga lo propio y entregue al capital financiero e industrial la renta de las fuentes de energía de México.
 
PD: Gustavo Esteba, neta que espero equivocarme y poder participar de tu entusiasmo.