jueves, 31 de octubre de 2013

México: Arriban cuerpos de 5 jornaleros indígenas asesinados en Michoacán

por Sergio Ferrer
Jueves, 31 de Octubre de 2013
http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/72502-méxico-arriban-cuerpos-de-5-jornaleros-indígenas-asesinados-en-michoacán.html
Tlapa, 30 de octubre. Dos mujeres lloran, la tristeza no puede ocultarse de sus rostros y dudan de lo que puedan decir los familiares a periodistas sobre lo que ocurrió, temen por la vida de quienes se quedaron en Michoacán. Se trata de la esposa y madre de alguno de los cinco indígenas jornaleros asesinados el lunes.
Durante una breve parada del cortejo que acompaña a la camioneta con los cinco difuntos hacia sus comunidades,  familiares tras dialogar en me’phaa  coincidieron en un reclamo; justicia. Los hombres fueron encontrados en una de sus camionetas asesinados por disparos de arma de fuego.
“No somos delincuentes somos campesinos ni armas ni droga, las autoridades allá no nos hicieron caso”, reclamó uno de los familiares que solicitó el anonimato para evitar represalias. Esto, a razón de que en Yorécuaro, localidad del municipio de La Piedad grupos de la delincuencia organizada se disputan el control de la plaza.
La tarde de este miércoles llegaron a la Montaña los cuerpos de los jornaleros tlapanecos que serán velados en San Pedro Acatlán,  Tlapa y en El Rosario perteneciente a Atlamajalcingo del Monte. Para algunos de los familiares se trató de una confusión, suponen que fue una equivocación los asesinatos, aunque recordaron que los campesinos llevaban dinero de trabajo realizado.
El lunes por la mañana dos de los difuntos salieron a bordo  de su camioneta a leñar y recoger un pago sin embargo, al dar las cuatro de la tarde y observar que no llegaban, tres de sus compañeros salieron en su búsqueda pero ya no regresaron.
Un familiar recordó que los difuntos habían recogido dinero del trabajo familiar que completó el llenado de cuatro carros con jalapeño por lo que portaba cuarenta mil pesos y su acompañante lo de otro carro y ahorros, también los otros tres que salieron a su búsqueda llevaban dinero, lo que da una cantidad aproximada de 65 mil pesos de los cuales no supieron el paradero.
Todos tenían familia y eran de la nación me’phaa. Los familiares cuando se registró la desaparición acudieron a la Policía Municipal de Tanhuato después a Yurécuaro al Ministerio Público donde les dijeron que habría que esperar 48 horas para iniciar el trámite de búsqueda.
Los indígenas partieron en mayo hacia ese estado del país, pero se mueven por los estados de Zacatecas y Sinaloa, donde hay trabajo, porque ni en Yurécuaro tienen un patrón que ofrezca alguna garantía laboral por lo cual cambian constantemente de campo,  las camionetas en las que circulaban llevaban placas de esos estados en los que fueron adquiridas.
Los migrantes acudían a estos estados al corte de chile, tomate. Aunque fueron apoyados con el traslado por el gobierno del estado a través de la Secretaría del Migrante y contaron con el seguimiento de Tlachinollan, aún falta saber de qué vivirán las viudas que regresaron porque no tienen dinero.
Los hombres tenían; 58, 38, dos de 22 y uno de 18 años de edad, todos con esposa e hijos.  La Piedad, es un municipio de Michoacán cercano a Jalisco, en esta área, donde también laboran jornaleros nahuas y mixtecos,  existe una pugna por el aparente control de territorio protagonizada por organizaciones criminales.
Los familiares lamentaron los hechos, “pensábamos venir hasta la fiesta de Santa Catarina, ahora estamos tristes y aparte las mujeres sin dinero” dijeron, para después comentar que sería difícil el traslado porque el camino a la localidad está dañado y no ha sido reparado.

Condenan asesinato en Michoacán de jornaleros agrícolas originarios de la Montaña de Guerrero
Tlachinollan
Las víctimas procedían de la comunidad Me'phaa de San Pedro Acatlán, municipio de Tlapa, y de El Rosario, municipio de Atlamajalcingo del Monte.
Exige el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el esclarecimiento de los hechos y la intervención diligente de la PGJE de Michoacán.
El Gobierno Federal se encuentra obligado a dar garantías de seguridad y atención integral a las y los jornaleros agrícolas.
Tlapa, Guerrero a 30 de octubre de 2013.– El día 29 de octubre del presente año fueron encontrados los cuerpos sin vida de 5 jornaleros agrícolas de la Montaña de Guerrero, originarios de San Pedro Acatlán, municipio de Tlapa de Comonfort y, de El Rosario, municipio de Atlamajalcingo del Monte, de la región de la Montaña de Guerrero, quienes se encontraban trabajando en un campo agrícola del municipio de Yurécuaro, Michoacán. El Centro de Derechos Humanos de la Montaña "Tlachinollan" lamenta y condena enérgicamente estos indignantes hechos.
De acuerdo con testimonios de los familiares de las víctimas, el 28 de octubre alrededor de la 10 de la mañana, los jornaleros agrícolas MACEDONIO MARIANO PACHECO, SERGIO MARIANO HURTADO y ANTONINO BRAVO PARRA, salieron de su domicilio temporal ubicado en Yurécuaro, Michoacán, donde se encontraban trabajando en el corte de chile poblano. Al percatarse de que no regresaban a su vivienda, sus compañeros de cuadrilla JORGE GARCIA MARIANO y ALBERTO HURTADO GÁLVEZ, salieron a buscarlos aproximadamente a las 15:00 horas; lamentablemente, ellos tampoco volvieron.
El día 29 de octubre, los familiares acudieron ante el Ministerio Público de Tanhuato, Michoacán, a solicitar la intervención de las autoridades para la búsqueda y localización de los jornaleros desaparecidos. Poco después, los cuerpos sin vida de los cinco jornaleros fueron localizados al interior de dos vehículos en el km 3 de la carretera La Piedad-Yurécuaro, Michoacán.
Estos hechos trágicos evidencian la situación de vulnerabilidad en que se encuentran miles de familias jornaleras de la Montaña, que se desplazan a los campos agrícolas en busca de trabajo para garantizar su subsistencia. Actualmente, esta condición de indefensión no es sólo consecuencia de las condiciones laborales de semiesclavitud que prevalecen en los campos, sino también de la acción impune de actores no estatales como los vinculados a la delincuencia organizada, que controlan amplias francas de los territorios rurales donde se sitúan los campos agrícolas.
En México, según datos de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) alrededor de 2 millones de personas, en su mayoría indígenas, se emplean en el sector agrícola como jornaleros y jornaleras. De acuerdo con el Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña y Tlachinollan, entre 2006 y 2013 más de 49 mil jornaleros y jornaleras agrícolas han migrado desde la Montaña a 16 entidades de la República, donde con frecuencia sus derechos son violados. Se trata, por tanto, de un sector de la población que subsiste al margen de políticas públicas que carecen de un enfoque integral de protección de derechos.
Macedonio, Sergio, Antonino, Jorge y Alberto, migraron para buscar empleo en estas condiciones de desprotección. Como miles de indígenas Me'phaa de la Montaña Guerrerense que año con año salen a los campos agrícolas, enfrentaron las más adversas condiciones de pobreza y explotación. No bastando con ello, sin razón ni motivo fueron víctimas también de un poder no estatal que, como el de algunos empresarios agrícolas, se sitúa al margen de la sujeción a la ley y del respeto a la vida. Hoy sus muertes evidencian el dramático aumento de las condiciones de vulnerabilidad de la población jornalera, como lo confirmó también el lamentable fallecimiento del señor José Sánchez Carrasco, acaecido en el Estado de Sonora.
Ante estos sucesos, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, demanda la intervención inmediata de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán para realizar las investigaciones correspondientes y para que se garantice la protección a los familiares y compañeros de trabajo de Macedonio Mariano Pacheco, Sergio Mariano Hurtado, Antonino Bravo Parra, Jorge García Mariano y Alberto Hurtado Gálvez.
Asimismo, dado que los asesinatos de estos cinco hombres Me'phaa demuestran que en el contexto de violencia que hoy prevalece las y los jornaleros agrícolas enfrentan situaciones de riesgo que requieren de una atención integral, una vez más exigimos a las instancias del orden federal como la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que ejerciten a cabalidad sus facultades para inspeccionar y vigilar estrechamente las condiciones de vida y trabajo que subsisten en los campos agrícolas, a efecto de evitar que se repitan hechos como los que hoy lamentamos.
ATENCIÓN A PRENSA
Román Hernández Rivas
Área de Comunicación
Tlachinollan Centro de Derechos Humanos de la Montaña
Cel. (+52 1) 757 106 6095
Oficina. (+52) 757 476 37 04 / 476 12 20
Mina 77 Col. Centro, Tlapa, Guerrero, México. CP. 41304
Skype: tlachinollan
Twitter:
@Tlachinollan
Facebook:
Cdhm Tlachinollan
www.tlachinollan.org