martes, 22 de octubre de 2013

Las Abejas de Acteal seguimos en pie de lucha pacífica, en la resistencia y en la autonomía

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Ch'enalhó, Chiapas, México.
22 de octubre de 2013
A las Organizaciones Sociales y Políticas
A las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativos
A la Prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
Se va el año viejo pero se acerca el año nuevo. Nuestro corazón y pensamiento sigue interrogando a los que tienen la responsabilidad de aplicar la justicia en el país y en el mundo por qué no vemos la esperanza a los gobernantes, lo que ellos traen es la violencia hacia los pueblos. ¿Qué hacen los jueces y los gobernantes si México se llena de grupos paramilitares? Los hechos ocurridos del 22 de diciembre de 1997 siguen impunes. Los y las investigadoras del acontecimiento cada vez cambian la idea de cómo tergiversar las aclaraciones de los sobrevivientes de la masacre de Acteal. No cabe duda que la masacre de nuestros 45 hermanos, más 4 que no nacían, sigue clamando y pidiendo justicia. Aclaramos que México es un país lleno de injusticias. Hay muchas masacres, persecuciones a los defensores y defensoras a los derechos humanos, también hay muchas desapariciones y desplazamientos forzados.
Los sobrevivientes y miembros de la organización de Las Abejas queremos contradecir de lo que publicó una escritora que recibe por nombre de Sara S. Pozoz, que se denomina el nombre del medio que es Milenio. El pasado sábado 5 de octubre esa escritora público que el 22 de diciembre de 1997 un supuesto de grupo paramilitares irrumpió en un templo evangélico, que asesinaron a más de 40 indígenas tzotziles del municipio de Chenalhó. Esta palabra no dice quiénes son los que masacraron a nuestros hermanos. Nosotros aclaramos que los partícipes de la masacre de Acteal son evangélicos priistas y cardenistas que avecinamos a ellos conocemos por eso los demandamos.
Esta publicación que hizo esa escritora mencionamos que son mentiras, ¿será que no tiene vergüenza esa señora de publicar mentiras que ni se quiera debería de publicarlo?, les decimos, con qué derecho tiene a esa escritora publicar un acontecimiento si no sabe cuál es la raíz del conflicto. No tiene facultad de publicar cuando se le ocurra cambiarle ideas de la masacre, si no sabe es mejor a que se detenga. Los 45 hermanos nuestros y los cuatro no nacidos no son evangélicos, sino que son miembros de la Sociedad Civil de Las Abejas que luchan a favor de la paz y además son creyentes católicos. Ellos y ellas llevaban dos días de ayuno y oración para buscar el bienestar de nuestro pueblo y el mundo. Su oración y ayuno se trata de pedir paz porque meses anteriores hay quemas de casas, robos de pertenencias y desplazamientos por los paramilitares.
Quienes murieron en Acteal son de tres comunidades: Acteal, Quextic centro y poblado Salieron en sus comunidades de origen porque no estuvieron de acuerdo de lo que hicieron los priístas y cardenistas, pidiendo cooperación para la compra de armas y municiones, obligando a los miembros de Las Abejas y las bases de EZLN que se afiliaran al partido oficial PRI.
Quienes masacraron a nuestros hermanos la mayoría son evangélicos, en un templo de Acteal Alto, ahí juntaron las armas e hicieron su oración para que no fallaran sus armas para masacrar a nuestro hermanos. El 22 de diciembre alrededor a las 11: 30 de la mañana llegaron a los paramilitares priistas y cardenista en el poblado de Acteal. Estos hechos tan lamentables, antes de la llegada de los paramilitares, la seguridad pública del estado estaba patrullando en la carretera que va rumbo a Pantelhó. Entonces, cuando llegaron los paramilitares la seguridad pública se desapareció, pero cuando terminó la matanza, como a las 4 de la tarde, los militares aparecieron nuevamente en Acteal. Estos actos, se sabe claramente que los priistas son acompañados por los soldados de gobierno por eso se vistieron en trajes de seguridad pública, con un pañuelo rojo en su cuello. Quienes mataron a nuestro seres queridos son de diferentes comunidades que ordenaba el que era presidente en aquel año de 1997, el entonces Jacinto Arias Cruz, originario del ejido Puebla; las comunidades son como: Pechiquil, Joveltic, Chimix, Canholal, Quextic, La Esperanza, Acteal, Majomut y Miguel Utrilla de Los Chorros. No cabe duda que los priistas paramilitares son organizados por los tres niveles de gobierno. Jacinto Arias Cruz cargaba en el vehículo del H Ayuntamiento los asesinos de nuestros hermanos. Lo que hizo Jacinto vimos en nuestros propios ojos por eso lo seguimos recordando día con día, año con año, nadie puede tener más palabra que nosotros como víctimas y sobrevivientes.
Hay gentes que quieren cambiar el color de la sangre derramada de nuestros hermanos pero nosotros nunca vamos a permitir eso, que quede bien claro.
Hermanos y hermanas creyentes católicos o no católicos, les pedimos a que no acepten y que no se caigan en esas mentiras. Los evangélicos son ellos quienes masacraron a nuestro hermanos. Lo que decimos son ciertas por que el pasado 26 de agosto los hermanos católicos del ejido Puebla llegaron a desplazarse en el campamento de Acteal porque desde abril del presente año comenzó el conflicto sobre el predio de la iglesia católica. Los organizadores de ese conflicto es un pastor presbiteriano Agustín Cruz Gómez y el anciano presbiteriano Lorenzo Gutiérrez Gómez, agente rural del ejido y otras autoridades manipulando a la gente. Los hombres y mujeres desplazadas están preocupados por haber dejado todas sus pertenencias. Denunciamos enérgicamente que el grupo paramilitar de Chenalhó no ha terminado por que en ejido Puebla están reactivando; pero está integrado de nuevo el C. Jacinto Arias Cruz.
Nuestra demanda está en contra de los autores materiales e intelectuales de la masacre de Acteal. Aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha liberado a los paramilitares y nunca ha castigado a los autores intelectuales, a quienes les llamamos ministros de injusticias. Las Abejas y sobrevivientes siguen en pie de lucha, ya casi cumple 16 años de la masacre pero no hemos encontrado la justicia, estamos firmes en la lucha pacífica, ni vamos a estar de acuerdo de tomar armas, robar cosas ajenas ni matar a alguien que es hijo de Dios como hacen la mayoría de los presbiterianos como en el ejido Puebla.
Por otra parte queremos mencionar que en nuestro país hay muchas movilizaciones en diferentes estados de la república. Un ejemplo claro que en las comunidades están cerradas las escuelas que los gobernantes están imponiendo ideas sin consultar a las comunidades de base, los maestros están en una marcha y plantón para exigir a los gobernantes para que no se realice la reforma educativa, laboral y energética. Estos señores y este secretario de educación pública Emilio Chuayfet Chemor y el presidente Enrique Peña Nieto. Emilio Chuayfet es el autor intelectual de la masacre, por eso le preguntamos ¿con que enseñanza se le da a los magisterios y más todavía a los niños? Enseñar a tomar armas a los niños y que sean conflictivos en México. Que cuando Chuayfet era secretario de gobernación nunca tuvo valor de intervenir los conflictos de Chiapas.
Entonces, Las Abejas nunca estaremos de acuerdo de lo que hacen los gobernantes de la nación, dominan persiguen a los que piden paz, justicia y están en contra de la explotación de los recursos naturales. La sabiduría de nuestros abuelos está en cada uno de nuestros pensamientos como pueblo originario. Nosotros como descendientes de los mayas valoramos y defendemos su riqueza cultural. Pero no solo sino que la sabiduría de nuestro papá mamá Dios sigue dando fruto quienes lo crean en su palabra es entonces donde nosotros enseñamos a nuestros hijos en nuestra propia forma de educar a nuestro hijo que le llamamos Escuela de Las Abejas Sembradores de la Paz.
Les decimos a todos los magisterios que si el mal gobierno nunca nos hace caso, es mejor formar nuestras propias educaciones en cada uno de nuestro pueblos, porque nosotros ya tenemos experiencias que si las cosas que hacemos y si es con Dios todo se puede; esperamos que no se dejen manipular por dinero que le puede ofrecer el mal gobierno para callarlos.
Nosotros no estamos de acuerdo de los que no obedecen la palabra de Dios, ellos van a seguir persiguiendo a sus seres queridos como está pasando en el ejido Puebla. Estos hechos son ciertos aunque el pastor Isidro menciona, si los desplazados piden a que se encarcele a los dirigentes evangélicos también tienen que ir en la cárcel los católicos. Con qué autoridad se pone a decir eso. Los hermanos católicos nunca quemaron casas, robaron pertenencias ni han desplazado a sus vecinos. Los evangélicos no tienen pruebas como nosotros, por eso vamos a exigir a que se castigue a los líderes del conflicto.
Queremos mencionar que apenas el pasado miércoles 09 de octubre del presente año. Llegaron en Acteal el director de obras públicas en Chenalhó a buscar a los desplazados, engañando a la gente, regalando obras de viviendas. Si nosotros quienes pertenecemos a Las Abejas no puede llegar y entrar en Acteal ofreciendo programas y proyectos gubernamentales. Si la gente de gobierno o cualquier miembro del H. Ayuntamiento de Chenalhó entran en Acteal sin autorización eso están violando la libertad de creencia.
Nosotros de Las Abejas estamos en la resistencia y la autonomía. Nunca vamos a inclinar pidiendo apoyo, mientras no hemos encontrado la justicia. Las autoridades tratan de ocultar la justicia regalando obras. El H. Ayuntamiento de Chenalhó nunca tuvo la responsabilidad de intervenir el asunto del predio de la iglesia.
La impunidad se sigue viviendo en nuestro país. Los que masacraron a nuestros hermanos mártires de Acteal ya están libres, pero a los que defiende a su pueblo van a estar encerrado en la cárcel, por ejemplo a nuestro hermano Profesor Alberto Patishtán Gómez sigue en la cárcel.
Nosotros de Las Abejas les pedimos a los defensores y defensoras de los derechos humano y a todo el pueblo, a que estemos pendiente de lo que está pasando diariamente en nuestro país.
No más reformas constitucionales.
Alto a las persecuciones en Chiapas y México.
Castigo a los responsable del conflicto del ejido Puebla.
Exigimos la liberación de nuestro hermano Alberto Patishtán
Pedimos a los escritores, escritoras y medios masivos de comunicación a que no cambien la idea del caso Acteal.
Justicia sobre el caso Acteal.
Castigo al Ernesto Zedillo Ponce de León.
ATENTAMENTE
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Por la Mesa Directiva:
Rosendo Gómez Hernández, Antonio Vázquez Gómez, Lorenzo Pérez Ruiz, Juan Gómez Ruiz, Elías Gómez Pérez

No hay comentarios: