martes, 22 de octubre de 2013

Condenan el asesinato de Rocío Mesino Tadeco y Comité de familiares y amigos de desaparecidos, secuestrados y asesinados

 
La violencia, la violación de derechos humanos y la muerte cabalgan sobre la impunidad y la represión del Gobierno en Guerrero.
En medio de un ambiente de inseguridad y violencia social, criminalización de la protesta social, imposición de políticas antipopulares y represión, el estado mexicano cierra la pinza contra el pueblo de Guerrero alentando el paramilitarismo y los asesinatos selectivos.
Ahora ha tocado el turno a la compañera Rocío Mesino Mesino, hija, hermana y compañera de luchadores sociales y miembros de la Organización Campesina de la Sierra del Sur en Atoyac, Guerrero, quien el día de ayer 19 de octubre fue asesinada en un punto de la Sierra Madre del Sur, en la ruta a Mexcaltepec, donde realizaba trabajos de apoyo y solidaridad a damnificados por el reciente fenómeno socio natural de todos conocido. La militancia de Rocío en la OCCS es claro referente de su compromiso y trayectoria en la lucha popular libertaria en la entidad. Nadie olvida que la OCCS fue la víctima de la masacre de Aguas Blancas en 1996.
Para nosotros es claro que el Gobierno de Ángel Aguirre Rivero, fiel a sus compromisos con la clase política gobernante desquiciada por la pérdida del control del país y con los mandamases del capitalismo neoliberal embrollados en sus salvajes reformas estructurales, ha desarrollado en Guerrero y particularmente en la Sierra, una estrategia de desactivación del movimiento social, compra, división y destrucción de organizaciones populares independientes, fomento del paramilitarismo, protección de grupos del narco con quienes mantiene alianzas estratégicas de poder y “limpieza” de luchadores sociales, dirigentes populares y defensores de derechos humanos.
Desgraciadamente para el pueblo de Guerrero, esta estrategia avanza con la complicidad directa e  indirecta de ciertos grupos vanguardistas y estatistas que comparten o negocian con él las mieles del infame poder gubernamental mediante alianzas vergonzantes que traicionan al pueblo de Guerrero y solo dejan beneficios a grupos y dirigentes mesiánicos.
Por ello condenamos el asesinato de Rocío Mesino Mesino y al igual que lo hemos hecho en los casos de los compañeros asesinados que la han antecedido en lo que va de éste gobierno, exigimos la acción inmediata de las autoridades judiciales correspondientes de manera transparente conforme a su propia legislación vigente, esclarecimiento de este vil asesinato, castigo a los culpables y justicia para la víctima, su familia y sus compañeros de organización.
Recordamos que después de su injusto encarcelamiento hace apenas unos meses, ella misma alertó al gobierno y a la opinión pública de que su vida estaba en riesgo y las autoridades nada hicieron para darle protección, a pesar de existir en Guerrero una legislación y hasta un organismo de protección de defensores de derechos humanos.  Por lo menos la aquiescencia del Estado es evidente y por ello  es responsable de su asesinato. Si esto fuera inexacto, el gobierno de Ángel Aguirre debe demostrar lo contrario y hacer justicia en éste caso de Rocío Mesino y de todos los asesinatos extrajudiciales que nosotros y otras organizaciones hermanas reclamamos.
Alertamos al pueblo de Guerrero y a los medios de comunicación de la sucia campaña de desprestigio y justificación tramposa que seguramente se hará dolosamente de éste crimen, lo que ha sido el “modus operandi” del criminal gobierno en turno, que revolcándose en la mierda de su indolencia,  se ha vuelto especialista en convertir en culpables a las víctimas y reivindicamos la lucha de la compañera Rocío Mesino Mesino y su organización, como parte de la lucha del pueblo mexicano por su liberación.
Enviamos nuestra modesta pero sincera solidaridad con la familia Mesino, con la OCSS y los pueblos de la Sierra de Atoyac a los que sirven,  les decimos que los acompañamos en su dolor y que no olvidamos ni perdonamos. Estaremos atentos a sus iniciativas de lucha para que éste crimen no quede impune y nos comprometemos a sumar éste caso a nuestra lucha por la vida, la libertad, la justicia y los derechos ciudadanos.
Ante el avance del gobierno de Ángel Aguirre en la desarticulación y división del movimiento popular, el control de la población mediante las migajas de los programas sociales, los partidos políticos, los medios de comunicación y el terror, nos preguntamos ¿Y ahora quien sigue?
Por Rocío recordamos esta frase del Presidente Mao Tse Tung:
“Todos los hombres han de morir, pero la muerte puede tener distintos significados. El antiguo escritor chino Sima Chien decía: “Aunque la muerte llega a todos, puede tener más peso que la montaña Taishan o menos que una pluma”. Morir por los intereses del pueblo tiene más peso que la montaña Taishan; servir a los fascistas y morir por los que explotan y oprimen al pueblo tiene menos peso que una pluma”.
La compañera Rocío murió por los intereses del pueblo y su muerte tiene más peso que las montañas de la Sierra de Guerrero.
¡ROCÍO MESINO MESINO VIVE, LA LUCHA SIGUE!
¡QUE MUERA EL MAL GOBIERNO DE GUERRERO!
¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!
¡NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS!
¡POR LA VIDA, LA LIBERTAD, LA JUSTICIA Y LOS DERECHOS CIUDADANOS!
Comité de familiares y amigos de secuestrados, desaparecidos y asesinados en Guerrero
Taller de Desarrollo Comunitario