domingo, 22 de septiembre de 2013

Mitin por la presentación de Teodulfo Torres “El Tío” a seis meses de su desaparición

Escrito por  Carolina
Domingo, 22 Septiembre 2013
A seis meses de la desaparición de Teodulfo Torres Soriano, “el Tío”, se exigió su presentación con vida en un mitin ante la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR. Los asistentes también pidieron justicia para Juan Francisco Kuykendall, quien se aferra a la vida en el hospital casi diez meses después de que un policía le disparó en la cabeza en las protestas anti-Peña Nieto el pasado 1 de diciembre.
En la manifestación, dijo Eduviges Govea con respecto al caso del Tío que a pesar de haber tenido su expediente durante tres meses, la PGR no encuentra al compañero y no ha aportado ningún dato sobre su paradero. Sólo le interesa investigar a sus amigos, sus hábitos y los lugares de diversión que frecuentaba. Durante los tres meses anteriores, la Procuraduría General de Justicia del DF tampoco aportó información.
Dijo: “Ahora nuestra exigencia es que la PGR reconozca este caso como de desaparición forzada y no como una simple desaparición. Que oriente la investigación, no hacia los amigos de Teodulfo, sino hacia al Estado como probable responsable”.
La compañera explicó que el Tío había videograbado el momento en el que un proyectil de gas lacrimógeno salió de las vallas donde se encontraba la Policía Federal para impactar en la cabeza de Kuy. Unos meses después, como testigo presencial, tendría que haberse presentado su testimonio. Eduviges afirmó que “los responsables del ataque a Kuy son el gobierno federal y estatal, a los cuales no conviene la evidencia del video o el testimonio de Teodulfo... Las desapariciones por parte del Estado en el país son cada vez más comunes. Hay familias en diversas partes de México que están sufriendo la ausencia de algún familiar o amigo. Pues ésta es una forma de reprimir e infundir miedo para que la gente se paralice y no proteste ante las injusticias y las vejaciones. Por ello, ni el caso de Teodulfo ni el de ningún desaparecido es ajeno a nadie”.
Durante el mitin, varias personas hicieron uso del micrófono para exigir justicia para el Tío y Kuy, recordando que durante muchos años los dos compañeros, como adherentes a la Sexta, pusieron en práctica su solidaridad con muchas luchas. Destacaron su participación en el grupo de teatro callejero, La Otra Cultura, y un proyecto de agricultura urbana, entre otras cosas.
Al exigir que la PGR investigue los vínculos de la desaparición del Tío con los hechos del 1 de diciembre de 2012, un integrante de la Red contra la Represión y por la Solidaridad destacó que “quienes mal gobiernan sin importar el partido al que representan sólo ofrecen represión, cárcel y desaparición forzada para quienes luchan contra el despojo y por sus derechos. Esto es claro en los tantos casos de desaparición forzada en el país, los encarcelamientos a luchadores sociales y desprestigio a quienes se manifiestan ante las injusticias, como en el caso de los profesores que luchan contra la falsa reforma educativa y el despojo de sus derechos laborales”.
Antes de cantar, Eva Palma habló de su compañero Kuykendall como “un maestro de teatro, una persona de cultura, una persona que llevaba teatro a las comunidades humildes para que el pueblo se eduque y comprenda pero sabemos que esto no les conviene a los poderosos, a los gánsteres, a los asesinos de este país. A mi esposo le lanzaron un proyectil en la cabeza. Ahora él está totalmente incapacitado. No puede hablar. No puede moverse. De ser una persona tan fuerte, está debatiéndose entre la vida y la muerte. Esto no sale en los noticieros. Y el Tío, Teodulfo Torres, es un compañero que lo acompañaba en esa manifestación y que lo vio caer. Tomó video de cómo la policía lo agredió. En ninguna causa aparece esto. El 26 de marzo es la última vez que se supo del Tío. Pensamos que es un caso de desaparición forzada porque él era el único testigo que iba a dar su testimonio cuando casualmente desaparece. Estamos exigiendo la presentación con vida de Teodulfo Torres, un compañero que se desarrollaba un proyecto de agricultura urbana y también hacía teatro y música porque es un compañero sensible como muchos de los que estamos aquí”.
¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!