viernes, 27 de septiembre de 2013

MÉXICO: DESDE LA OTRA TIJUANA, LA EXPERIENCIA DE LA ESCUELITA ZAPATISTA

 
 
Qué tal Compas, que aunque no nos conocemos, compartimos un mismo sueño,  el horizonte que nos dibujamos es el mismo y luchamos por lo mismo, lo cual nos hace, hermanos de lucha.
Antes que todo, muchas gracias por la invitación y el interés de escuchar las experiencias de l@s que tuvimos la oportunidad de ir a aprender de quien de la forma más digna han hecho realidad una Utopía. L@s ZAPATISTAS!
A mí me toco ir al Caracol I- La Realidad “Madre de los Caracoles, Mar de Nuestros Sueños” en la Zona Selva Fronteriza, Municipio Autónomo Rebelde de San Pedro de Michoacán JBG “Hacia la Esperanza” en una comunidad que se llama Champa en el municipio de San Agustín.
La sensación de que ya estás viviendo una experiencia única empieza incluso en tu geografía, desde la noche anterior de que vas a hacer el viaje, ya que desde ahí ya estas soñando, imaginando lo que vas a ver, lo que vas a vivir. Te empiezas a hacer ideas de lo que tú crees que será “La Escuelita Zapatista” Y no solo empieza el sueño este, sino la falta del mismo, porque debido al mar de emociones y ansias que tienes por todas las expectativas, que erróneamente te haces (aunque no quieras), te arrebata de los brazos de Morfeo y terminas durmiendo solamente 36 Horas en 9 Días y obviamente SIN IMPORTARTE.
Para nuestra llegada al Caracol, que se nos asignó en el momento que nos registramos, tuvimos que viajar por 13-14 horas, en uno de los viajes más incómodos pero felices de mi vida. Se nos avisó al salir del CIDECI Universidad de La Tierra, que el tiempo esperado para llegar a LA REALIDAD seria como de 8-9 Horas, claro, esto era en las mejores condiciones de por ejemplo, si una llanta no se poncha, si el clima era el adecuado, si no se descompone el vehículo, o si no hacen muchas paradas. Pero pues precisamente lo único que nos favoreció fue el Clima. Toda otra advertencia fue justo lo que nos pasó y lamentablemente, en el vehículo donde nosotros íbamos. En fin, desde las salidas del CIDECI, ya te empezabas a dar cuenta de la organización de l@s Compas, porque no creo que organizar la logística de la distribución de más de 1,700 personas de diferentes partes  del mundo a diferentes comunidades de Chiapas, sea una tarea fácil.
Asombrados y con constantes inyecciones de energía por las consignas que se gritaban por las familias Zapatistas, que esperaban entrada ya la madrugada en las carreteras rumbo al Caracol, desde quien sabe qué horas, nos manteníamos despiert@s o si no, nos despertábamos. VIVA ZAPATA! VIVA LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELITA! VIVA LA AUTONOMIA! Gritaban. Todos los vehículos respondiendo a esas consignas con otro fuerte VIVA!
13 Camionetas tipo combi, con aprox. 15-17 personas por vehículo llegaron al Caracol de LA REALIDAD en horas de la madrugada con aprox. 220 personas. El entorno ya se sentía distinto, el aire y la vibra ya acarreaban esa rebeldía digna. Otra etapa de la organización de l@s Compas empezó y camioneta por camioneta se fue creando la lista oficial de l@s alumn@s que asistimos. Una vez terminada y tod@s l@s alumn@s formad@s, las puertas del caracol se abrieron para darnos el paso. Filas de Zapatistas, Mujeres, Hombres, Niñ@s, Abuel@s, la mayoría con el rostro cubierto por ese pasamontañas que los distingue, gritando de nuevo, pero ahora con más fuerza, bueno al menos así lo sentía yo, las consignas llenas de vida, de sueños, hechos, posibilidades y esperanzas: VIVAN L@S ESTUDIANTES DE LA ESCUELITA ZAPATISTA! VIVAN LOS PUEBLOS INDIGENAS DEL MUNDO! VIVA LA LUCHA DE LIBERACION NACIONAL! VIVAN L@S ZAPATISTAS!! VIVA ZAPATA! Entre muchas otras tantas consignas.
 
Acomodándonos entre el lodo, L@s Compas nos fueron separando hombres y mujeres con la finalidad de asignarnos el lugar donde íbamos a “no dormir”. Ya separados, pero juntos, se nos dieron ciertas instrucciones y nos pasaron a nuestros respectivos dormitorios. Un lugar techado, con cemento para acomodar las cobijas, las bolsas de dormir, hamacas, etcéteras que varios de nosotros NO traíamos, gracias a las instrucciones del ‘Inche Delegado Zero en sus comunicados, creo que nos debe una! Pero si lo ves con otros ojos, pues si le atino, porque por razones obvias ya había el compañerismo entre la mayoría de l@s alumn@s y los que no traíamos nada de esas cosas, terminamos con todo. Pero pues no sirvió de mucho tanto acomodo porque los que tuvimos suerte, pudimos dormir solo 15min. Antes de volver a recibir instrucciones para formar filas en la explanada designada para esto. Ya en fila, mas dormidos que formados, aun de madrugada, empezaron a tomar lista de nuevo o ya ni me acuerdo, lo principal es que recibimos las instrucciones de: A FORMAR FILAS, YA! SALUDAR, YA! Y la melodía de nuestro otro himno nacional mexicano, porque se siente muy otro cuando lo cantas en esas tierras, con esas personas, bajo esas circunstancias, empezó a sonar en L@s Compas que estaban en el estrado y despuesito, a retumbar en todo el Caracol. He cantado muchas veces este himno, pero no había significado mucho hasta ese día. Justo al terminar se empezó a entonar el otro himno, El Himno Del Ejercito Zapatista De Liberación Nacional y aunque suene imposible pero para mis oídos tenía más sentido, más significado, más dignidad por la historia que se construye detrás de él.

Después de todas las instrucciones por parte de L@s Compas por fin llegó la hora de la merienda y varios deliciosos cafecitos que re-activaron al aun somnoliento cuerpo. Ya habiendo comido y despertado, inmediatamente se nos pasó a informar que era hora de que Tod@s, alumn@s y Zapatistas, nos concentráramos en un lugar para reunirnos con la Junta de Buen Gobierno “Hacia la Esperanza”. 12 Autoridades que mandan obedeciendo subieron al estrado y empezaron a compartir la historia de la lucha desde sus inicios, la necesidad que ellos vieron de crear un proyecto como este de “La Escuelita Zapatista”, cuál era su motivo de ser, la intención, la importancia y esperanza que se ponía en él. Al igual se abrió un espacio para preguntas y respuestas. Muchas horas pasaron y fue inevitable que el cansancio se apoderada de tod@s, incluyendo a L@s Zapatistas (junto con la JBG) que parecía que nos turnábamos para el cabeceo, un cabeceo por ahí, otro por allá, otro por acullá. En fin, al concluir con esa junta, pero no con las instrucciones, pues llego la hora de otra comidita y otros tantos cafecitos. Con la pansa llena y el corazón, ya de por si contento, más contento, se  llegó la hora de formarse para lo que la mayoría de L@s estudiant@s era el momento más esperado. LA HORA DE CONOCER AL VOTAN, que como se describió en un comunicado, fue la columna vertebral de la escuelita, el método, el plan de estudios, la maestra-maestro, la escuela, el aula, el pizarrón, el cuaderno, el lapicero, EL GUARDIAN@ Y CORAZON DEL PUEBLO, EL GUARDIAN@ DEL CORAZON DE LA TIERRA, EL GUARDIAN@ DEL MUNDO! La felicidad que se mostraba en la cara de cada uno de nosotr@s, l@s alumn@s, al escuchar tu nombre y el nombre del “Votan” que se te asigno era indescriptible. Y más indescriptible eran las emociones que sentías al estar viendo a ese rostro, sin rostro, parado frente a ti, estrechando su mano y sintiendo ya de entrada la verdad, la lucha, resistencia y digna rebeldía que emanaban sus ojos y el apretón fuerte de la mano que está construyendo en colectivo, una muy otra realidad.

Ya que las asignaciones habían concluido, L@s Compas organizaron el transporte para que juntos, Alumn@s y Guardian@s, partiéramos al siguiente recorrido donde esperaban ahora las familias que te iban a brindar cobijo, comida, lecciones de vida entre otras cosas. En mi caso, duro 3 horas, a otros fue más cerca, a otros más lejos y aventurero. El ambiente dentro del que se fue viviendo en toda esa etapa de los recorridos formo el contexto perfecto para que el recibimiento que nos dieran a l@s 20 Alumn@s que nos tocó en la comunidad de Champa, San Agustín, fuera hasta para soltar el llanto de felicidad. El transporte nos dejó al pie de un puente colgante bastante largo. La hora exacta no sé, pero ya era tarde, casi entrando a madrugada. Ya cada quien con su Guardian@ nos pusieron en fila, dando como instrucción el NO tomar fotos, ni videos bajo ninguna circunstancia y se nos advirtió que el puente se iba a mover mucho, pero que era seguro. Caminamos cautelosamente porque tenían razón L@s Compas. El vaivén del puente era hasta cómico por cómo nos hacía perder el paso. Llego un punto donde eso ya no importaba porque pequeñas luces, asimilando luciérnagas, empezaron a aparecer en el horizonte, pero no, no eran luciérnagas, porque entre más te acercabas empezabas ya a escuchar vocecitas gritando con gran fuerza las mismas consignas que habíamos escuchado en todos los recorridos y el caracol. Bajando el puente, 2 filas de niñ@s, que a pesar de la hora, estaban más que despiert@s, cada un@ con una vela, recibiéndote con esas consignas, con esas miradas y con esas sonrisas que fueron precisamente las que te hacían un nudo en la garganta y al más valiente, le ponían sus ojos cristalinos. Al pasar por en medio de ell@s y subir otras escaleras, otra fila, pero ahora del resto de los habitantes de esa comunidad que emanaba, a simple vista, FUERZA FAMILIAR pero sobre todo FUERZA COLECTIVA. Abuel@s, Padres, Madres, Joven@s, mas Niñ@s, Bebés, extendiéndonos la mano, un@ por un@, para darnos la formal bienvenida. TOD@S con una felicidad en sus rostros honestos, que hasta te hacían dudar si en realidad merecías TU estar ahí, junto con ell@s. Aun continuando con el ritual del recibimiento nos pasaron a un área techada, que es el espacio donde ell@s se organizan. Ahí pasamos a presentarnos un@ por un@ con el Nombre y  Lugar de dónde veníamos. Después l@s habitantes de Champa hicieron lo mismo pero acompañado de un mensaje de agradecimiento general para tod@s l@s estudiat@s por haber hecho el esfuerzo de asistir a este llamado de “La Escuelita”. Mensaje emotivo, lleno de sinceridad y humildad. Sin más, llego la hora de otros de los momentos más esperados por nosotr@s l@s alumn@s, la asignación de la Familia con la que ibas a desaprender lo que ya uno trae impuesto por la sociedad y el sistema en donde te desenvuelves y aprender una nueva forma de vida colectiva, una nueva forma de trabajo colectivo, una muy otra realidad colectiva. Básicamente a empezar las clases!

Y empezaron las clases a unas cuantas horas después de nuestra llegada a la comunidad, con un plato de Frijoles, más de dos kilos de tortillas hechas a mano, una salsita deliciosa, una jarrota de café y otra de agua de limón, todo con los ingredientes que ellos mismos producen. El desayuno más rico de toda mi existencia, sin importar que fuera lo mismo que iba a comer en los días restantes, mañana, tarde y noche. Aparte del sabor, saber lo que significa cada bocado que te metías a la boca, cada vaso de agua y café que tomabas para mitigarte la sed, eso era lo que hacía estos alimentos, la mejor exquisitez del mundo. (Y voy a culminar con esto porque la experiencia da para miles de páginas más y aparte de que no tiene fin, porque la experiencia seguirá por generaciones)  Y qué significa? Pues tan sencillo como la organización durante más de 1 año de este gran proyecto de concientización de “La Escuelita”, que a su vez significo para L@s Compas el abandonar por largas temporadas a sus familias, el atrasarse en sus trabajos colectivos e individuales, el acopio de los recursos necesarios para el bienestar de los más de 1,700 desconocid@s que asistimos, el acomodo de las viviendas para que nosotros tuviéramos un lugar donde dormir, donde hacer del baño, como dije antes, la logística del transporte, el estar desde dos meses antes de nuestra llegada en los respectivos caracoles sin sus familias, para afinar los últimos detalles, el no atender a sus hijos enfermos como es debido para velar por nuestras necesidades, que parecían estúpidas en comparación, pero sobre todo el poner en espera el dolor y sufrimiento de hij@s que perecieron por ciertas enfermedades en algunas de las comunidades, poco antes de nuestra llegada. Y todo, por la responsabilidad de cumplir con la consigna encomendada de mostrarnos y tratar de que la incredulidad, suspicacia y malicia con la que vemos y analizamos el mundo y con la que de por si la mayoría de nosotr@s traemos hasta antes de nacer y sino la aprendemos en los primeros años de vida, nos abandone por un momento y así nos demos cuenta de que la construcción de una muy otra realidad, una donde un mar de gente no es representada por un solo individuo, donde el trabajo colectivo es el motor y lo que le da vida a una resistencia como lo es el Zapatismo, una donde no se percibe un sueldo ni se otorgan derechos especiales por ejercer un cargo de autoridad, de maestro, de promotor de salud, sino que se hace por la sola responsabilidad social y conciencia que cada individuo aporta para un bien común, una donde se lucha y resiste la más digna y verdadera de las luchas para conseguir la PAZ, TIERRA, TECHO, ALIMENTACION, SALUD, TRABAJO, LIBERTAD, JUSTICIA, EDUCACION, DERECHO A LA INFORMACION, DEMOCRACIA, IGUALDAD E INDEPENDENCIA para TOD@S y no para unos cuantos y una donde las únicas armas que se usan para triunfar en esta lucha son el SERVIR Y NO SERVIRSE, REPRESENTAR Y NO SUPLANTAR, CONSTRUIR Y NO DESTRUIR, OBEDECER Y NO MANDAR, PROPONER Y NO IMPONER, CONVENCER Y NO VENCER, BAJAR Y NO SUBIR. Que esta otra realidad ES POSIBLE!

Y como respuesta a la única pregunta que nos dejaron de tarea, Que es la libertad según L@s Zapatistas, Según nosotros? Pues La Libertad, para mi según L@s Zapatistas, según de lo que aprendí, es poder construir en colectivo, un bocado digno que alimente el cuerpo, la conciencia y el alma de cada uno de nosotr@s para que nos haga entender que no somos individu@s, que somos un colectivo de individu@s, que no somos extraños el uno del otr@ porque necesitamos de los mismos elementos vitales que nos ofrece la madre tierra para sobrevivir, que compartimos un mismo espacio y un mismo planeta, los cuales debemos de cuidar, pero sobre todo, entender que LA LIBERTAD no se alcanzara con un YO, sino con un NOSOTR@S!
 DE NUEVO, GRACIAS COMP@S Y como de por si es nuestro trabajo, no dejemos que la llama que está encendida en nosotros y que se está esparciendo en otr@s se extinga, alimentémosla día a día con esa digna rabia que nos une como herman@s. Sigamos luchando por conseguir ese mejor mundo donde quepan todos los mundos y donde nuestra descendencia pueda tener y crear las oportunidades que ellos vean necesarias para una subsistencia libre de represión e imposiciones. Prevengamos que esas otras generaciones venideras, esos hij@s que aún no nacen, carguen con la pesadumbre de acumular cosas innecesarias, frívolas y vánales y que en cambio, esas generaciones sean el siguiente pasó que nos ayudara a recuperar lo que una buena parte de nosotr@s ha perdido, EL RESPETO A LA VIDA!

VIVAN LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS ZAPATISTAS!

VIVA EL GRAL. EMILIANO ZAPATA!

VIVA EL SUBCOMANDANTE PEDRO!

VIVAN TODAS LAS RESISTENCIAS DIGNAS DEL MUNDO!

VIVA LA MADRE TIERRA!

VIVAN LOS MAESTR@S!

VIVA LA SEXTA!

VIVA LA REVOLUCIÓN!

E.E.G.C.

La Otra Tijuana 

 Salud y bienestar para Tod@s! 

 Saludos dignos desde La Otra Tijuana, Baja California, una de las esquinas de México. 

 

 

No hay comentarios: