sábado, 31 de agosto de 2013

Mensaje de Mumia Abu-Jamal en memoria del Padre Paul Washington en la histórica Iglesia del Defensor

por Mumia Abu-Jamal
[Mensaje en memoria del Padre Paul Washington, para un evento en la histórica Church of the Advocate, donde Mumia Abu-Jamal y Pam África recibirán el premio El Buen Pastor el 31 de agosto de 2013 en Filadelfia.]
¡Hermanos! ¡Hermanas! ¡A movernos!
¡Todo el poder al pueblo!
 Gracias por compartir un poco de su precioso tiempo conmigo.
No puedo pensar en el Padre Paul Washington y la Iglesia del Defensor (Church of the Advocate) sin pensar en la libertad, la justicia y la igualdad.
Hace muchos años, creo que en 1968, el Congreso del Poder Negro se llevó a cabo ahí, un encuentro de personas de todos los rincones de la vida política de los Negros, buscando un camino a la libertad.
El Padre Paul logró que todas y todos se sintieran bienvenidos cuando abrió sus puertas y su corazón a la gente por toda la Nación Negra como Stokely Carmichael (después Kwame Turé), Kathleen Cleaver, y Sis Falaka Fattah, quienes buscaban maneras de respirar un aire de más libertad en Filadelfia y en América Negra.
Un par de años después, el Partido de los Panteras Negras fue recibido ahí con el fin de organizar su Convención Constituyente Revolucionario del Pueblo para que activistas de todas partes del país pudieran formular una nueva Constitución anti-imperialista para una nueva Norteamérica aún no nacida.
Los integrantes del partido se alojaron en la Iglesia, escribiendo volantes, haciendo llamadas telefónicas y descansando después de largos viajes del otro lado del país o de días dedicados a organizarse.
El Padre Paul les hizo sentir bienvenidos cuando en pocos lugares se hubieran atrevido a recibirlos.
Con su tremenda voz estentórea, el Padre Paul Washington dio la bienvenida a todos y a todas, porque amaba profundamente a sus “otras ovejas”.
Después de los ataques contra MOVE y el bombardeo policial contra la casa de MOVE en la Avenida Osage, el padre Paul Washington abrió sus puertas de nuevo, y de nuevo y de nuevo.
“Otras ovejas tengo”, dijo.
Lo recuerdo con respeto y afecto como un hombre muy especial, como un clérigo extraordinario.
Él abrió la iglesia para las mujeres, cuando les confería la ordenación, encontrando la divinidad tanto por dentro de ellas como por dentro de los hombres. “Otras ovejas”, dijo.
Me siento honrado al formar parte de su rebaño, al recibir este premio.
¡Les agradezco mucho!
¡A movernos! ¡Viva John África!
¡Viva la memoria del Padre Paul Washington!
Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.
-© ‘13maj
20 de agosto de 2013
Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México
Vale la pena ver los increíbles murales en la Iglesia del Defensor: http://www.churchoftheadvocate.org/african-american-experience-murals.html

No hay comentarios: