martes, 27 de agosto de 2013

Informe: Defender los derechos humanos en México: el costo de la dignidad

Hay una política de descabezamiento de organizaciones civiles: Comité Cerezo
PRI combinará hábilmente represión con cooptación de organizaciones
Al final del sexenio de Calderón se disparó la desaparición forzada de defensores
Al inicio del sexenio de EPN, se incrementan ejecuciones y prisión política sin que disminuyan desapariciones
DF, una de las entidades donde más agreden a defensores de DH
Zapateando
Defender los derechos humanos en México: el costo de la dignidad, informe que abarca casos de agresiones y violencia contra defensores entre junio de 2012 y mayo de 2012, será presentado por el Comité Cerezo, Acción Urgente para los Defensores de Derechos Humanos (ACUDDEH), la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada y la Fundación Rosa Luxemburgo, el 27 de agosto, a las 17:30 horas, en la sala 22 del Centro Universitario Cultural (Odontología 35, colonia Copilco Universidad, Coyoacán, DF).
A las 17. 30 inician con algunas actividades culturales y a las 18:00 horas da comienzo la presentación. Gracias al apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo en la impresión del informe, las organizaciones que lo editaron van a poder regalar ejemplares.
Los presentadores serán Daniel Zapico, director de Amnistía Internacional Sección México; Miguel Concha Malo, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP AC; Orfe Castillo Osorio, de Jass Mesoamérica, integrante de Jass Associates; Gilberto López y Rivas, investigador, antropólogo y articulista de La Jornada; Alejandro Cerezo, vicepresidente de Acción Urgente para los Defensores de Derechos Humanos AC; Francisco Cerezo, coordinador del Comité Cerezo México y Tania Falconer, de la Fundación Rosa Luxemburgo Stiftung, Oficina Regional México.
A propósito de este nuevo balance sobre la situación de los defensores, comentó Héctor Cerezo en entrevista:
El informe se enmarca en el aniversario número doce del Comité Cerezo. Desde hace cuatro años es una tradición conmemorar esta fecha con la presentación de un informe sobre violaciones a derechos humanos.
En esta ocasión han conjuntado, el Comité Cerezo, ACUDDEH y la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada, un informe sobre cuatro de las más graves violaciones a derechos humanos que están ocurriendo en México. Abarca de junio de 2012 a mayo de 2013 y tiene como ejes principales: la detención por motivos políticos, la ejecución extrajudicial, la desaparición forzada y la agresión en contra de luchadores sociales y defensores de derechos humanos.
Es un informe que analiza los últimos seis meses del sexenio de Felipe Calderón y los primeros seis del sexenio de Enrique Peña Nieto. Muestra los cambios de tendencias y patrones en la represión política.
Las organizaciones de derechos humanos pueden afirmar que siempre ha habido represión, pero el informe lo que muestra patrones, como el que al final del sexenio de Calderón, la desaparición forzada se disparó; por ejemplo: en 2011 es el año en que desaparecen casi a 30 defensores de derechos humanos. Observamos que en el sexenio de Peña Nieto la prisión por motivos políticos vuelve a ser un instrumento importante de control y de represión, sin que se abandone la desaparición forzada, pero también con un aumento sustancial de las ejecuciones extrajudiciales.
También las agresiones a defensores han cambiado. Hoy las agresiones que se registran muestran un mayor acercamiento hacia ellos. Si antes nada más era la llamada telefónica, el correo electrónico, la amenaza por escrito, ahora ya hay más el seguimiento, los allanamientos, el hostigamiento directo, la amenaza verbal directa, etcétera, entonces sí ha habido un cambio en los patrones de la represión.
Este informe trata de presentar todos estos datos acerca de más de 500 casos, debidamente documentados, abarcando casi la mayoría de los estados de la república.
Marca además en qué estados se presentan más violaciones a derechos humanos y cómo cambia la represión dependiendo de la zona de la república, pero sí hay una política sistemática en contra de los movimientos sociales; por ejemplo: destaca mucho contra los movimientos que están defendiendo territorios, ya sea por agua, minería, bosques, madera y otros recursos naturales, quienes han sufrido más ejecuciones extrajudiciales.
La ciudad de México, que aparentemente es como una burbuja – una isla, decían algunos— ahora aparece estadísticamente como de los principales estados donde se violan los derechos de defensores de derechos humanos.
En todo el país, efectivamente, hay mucha represión, hay muchísimas denuncias en el país, últimamente se ha disparado por ejemplo la detención arbitraria, en este sexenio de Peña Nieto ya van cerca de trescientos casos registrados, solamente en estos meses. Sin embargo, de esos trescientos, si preguntas que casos están debidamente documentados, según los estándares internacionales en materia de derechos humanos van a ser diez o quince, a lo mucho, entonces hay una gran carencia de cultura de la documentación y la denuncia.
A pregunta de Zapateando acerca de si hay cambios en las organizaciones en respuesta a este recrudecimiento de la violencia política represiva, comentó Héctor Cerezo:
Sí, por ejemplo: hay estados en los cuales hay más denuncias; por ejemplo: Oaxaca, Guerrero, Chiapas, son estados en los cuales el movimiento ha generado denuncias públicas, por lo menos. Si bien no han arribado a otros mecanismos de denuncia de violaciones a derechos humanos, a nivel internacional, sí hay denuncias públicas. Hay otros estados como Michoacán en donde se vive un clima de represión muy parecido de represión política al de Guerrero o Oaxaca, pero no hay las organizaciones de derechos humanos que estén denunciando eso, y las organizaciones sociales, populares, no han creado las herramientas efectivas para la denuncia la difusión de esta represión.
Por eso en el Comité Cerezo decimos que los datos, las cifras que presentamos, sólo son una muestra, un panorama, de lo que está pasando en México. Realmente no representan ni la mayor parte de lo que está pasando. Son apenas el botón de muestra, de lo que se ha podido documentar en el país.
Las fuentes que nutren el informe son periódicos, revistas, las acciones urgentes que emiten las organizaciones de derechos humanos, las denuncias de las organizaciones sociales, populares sindicales. Es lo que se pudo documentar. Desgraciadamente todavía las organizaciones no logran hacer efectivas o fundamentar sus denuncias y a veces nada más se quedan como un llamado en internet o una declaración de alerta, o una acción urgente, incluso mal hecha, y no hay continuidad: si hubo un detenido, ¿qué pasó con él, salió o no salió libre, está bajo proceso? No hay esa cultura de la documentación y eso nos limita a la hora de establecer patrones y tendencias.
Un dato muy importante en el informe es que más de 50% de las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas son en contra de coordinadores, dirigentes o líderes naturales de las organizaciones, quiere decir que hay una política de descabezamiento de las organizaciones. Y esto, ya con el PRI, se viene a complejizar porque viene la otra estrategia: destinar una gran cantidad de recursos destinados a los movimientos sociales que se plieguen a la política del PRI.
El PRI va a combinar la represión selectiva, en algunos casos la represión masiva, pero también lo va a combinar, mucho más hábilmente que Calderón, con una gran cantidad de recursos hacia organizaciones, para que éstas dejen de luchar o luchen, digamos, dentro de un marco aceptable dentro de los parámetros del gobierno federal.

No hay comentarios: