sábado, 27 de julio de 2013

Fallece Bertha Muñoz Mier, la Doctora Escopeta, se despide llamando a seguir luchando

Fuente: NoticiasNet

Ayer 26 de julio murió una de las luchadoras más memorables de la resistencia oaxaqueña. La voz de la inolvidable ‘Doctora Escopeta’ se escuchó por miles de personas durante la rebelión de Oaxaca, 2006, por las ondas de Radio Universidad, impulsando la movilización, advirtiendo a la gente de trampas policiales, señalando puntos de reunión y poniendo un ejemplo formidable del posible papel rebelde de un medio de comunicación.

En un video de despedida, ella alienta a la gente a seguir luchando.

Que descanse en paz Dra. Bertha.

El siguiente artículo es uno de los primeros que sale en la prensa comercial:

"Exhorta doctora Bertha a Oaxaca a luchar, en mensaje de despedida"
por Yuri Sosa

"Si están viendo esto es porque ya no estoy, muero tranquila… la vida no me debe nada, ni yo le debo a la vida… amo Oaxaca por encima de todas las cosas", fueron las últimas palabras que familiares, amigos de lucha y todo aquel que se sintió identificado con la doctora Bertha Muñoz Mier, mejor conocida como "La Doctora Escopeta" escucharon a través de un video, la mañana de este día, durante la velación del cuerpo.

La emblemática figura femenina y luchadora del pueblo oaxaqueño, murió a las 19:20 horas de este viernes en su hogar, por una enfermedad.

En la grabación que escucharon y vieron conmovidos decenas de personas allegadas a Muñoz Mier, se le aprecia reclinada sobre una cama, pero con fuerza en el corazón para despedirse de sus amigos, a quien les agradeció por todo lo que hicieron por ella, sobre todo cuando se arriesgaron "gratuitamente", dijo, sacarla de Radio Universidad y del país, cuando la situación políticas en el estado era delicada.

Acciones que expresó, se las lleva en el corazón. Y aunque "La Doctora Escopeta", era originaria de Michoacán, confesó que su gran amor fue Oaxaca, amor que no fue a primera vista, pero que se sembró muy en el fondo de su corazón, "despacito, muy despacito, sin darme cuenta, amo Oaxaca por encima de todas las cosas".

Recordó que sus dos pasiones fueron el Hospital Civil "Doctor Aurelio Valdivieso", y la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, donde trabajó e impartió clases, respectivamente.

Con su singular forma de hablar que la caracterizó, hasta en sus últimos momentos, Muñoz Mier exhortó al pueblo a seguir luchando por los derechos del pueblo ante el gobierno y políticos, a exigirles a las autoridades estatales lo que le corresponde al pueblo.

Y "aunque el hígado se les haga pedacitos -dijo- le debemos a agradecer a Ulises -en referencia al ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruíz Ortíz-, porque por sus tonterías nos conocimos", afirmó.

Finalmente, se despidió con la frase, "las piernas bien firmes sobre el suelo, porque así vamos a ser objetivos y realistas; la cabeza alta y erguida, porque es de ahí donde viene los sueños; el corazón ardiente y la mente firme". Y los aplausos en su honor se escucharon en la sala donde fue velada.

Posteriormente se llevó a cabo la misa de cuerpo presente en la iglesia de San Felipe Neri, para después ser cremada. Sus cenizas serán esparcidas en diferentes lugares que visitó la doctora, indicó su hijo, Víctor Melo Muñoz.